El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 14 / 26 || Mañana 12 / 21 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Los galones de Mr. Gregg

LÍNEA DE PASE

Los galones de Mr. Gregg

El entrenador de San Antonio Spurs es, de largo, el mejor técnico jefe de la NBA

30.01.13 - 18:51 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Érase un hombre a una franquicia pegado. Los éxitos de San Antonio Spurs y el enorme respeto que infunde en el deporte estadounidense guardan una relación marital con Gregg Popovich, entrenador del equipo texano de baloncesto desde diciembre de 1996. Este hombre formado en la academia militar de la Fuerza Aérea y experto en estudios soviéticos significa para el club tanto o más que las espuelas del escudo. Sin su unión de hecho con Tim Duncan, probablemente el mejor ala-pívot de la historia, resultaría imposible entender el ascenso al olimpo de una entidad modesta en un mercado reducido. Bastante menor, desde luego, que los de Dallas y Houston, los otros equipos profesionales del estado.

Popovich es, de largo, el mejor técnico jefe de la NBA por su vigente autoridad y el legado de cuatro títulos entre 1999 y 2007, siempre distribuidos por años impares. En los banquillos de la Liga norteamericana escasea el sentido común, se rotan jugadores en la pista con la precisión absurda de un sistema informático y los preparadores se dedican más a la gestión del personal que a engrasar juegos colectivos. Suena triste, pero es cierto. Tantos ayudantes, responsables cada uno de una presunta parcela táctica, para ver aclarados con los que la estrella practica unos contra uno callejeros sin la molestia de compañeros apilados en el lado débil del ataque.

Nada que ver con el juego colectivo de los Spurs, modelo de equilibrio, buena circulación de la pelota y gusto por el pase de más que busca al compañero liberado. Al tiempo se trata de un equipo responsable en defensa, consciente de que resulta imposible ganar campeonatos sin contener las avalanchas rivales. San Antonio liga perfectamente la categoría individual de la NBA con un concepto de baloncesto europeo donde la solidaridad supone un valor en sí mismo. La riqueza táctica de Popovich lleva muchos cuerpos de ventaja a las pizarras anarquistas de abundantes colegas.

Quizá la mejor virtud del técnico con ascendencia serbo-croata deba localizarse en su capacidad camaleónica para adaptarse al medio. El baloncesto de los Spurs ha evolucionado al mismo tiempo que el entrenador moldeaba sus convicciones deportivas sin ceder un átomo de personalidad. Gregg ha ganado imagen con el tiempo, hasta el punto de que la antipatía que generaba se ha ido tornando en veneración. Fue un jeta a finales de 1996, cuando destituyó a Bob Hill para bajar él del palco y sentarse en el banquillo. Aquello se interpretó como un puro ejercicio de ventajismo, un modo torticero de aprovechar la ola ascendente después de una campaña aciaga.

Sí, San Antonio acababa de firmar el peor balance de su vida y eligió en el primer puesto del ‘draft’ a Duncan, el exnadador de Islas Vírgenes que cambió radicalmente el rumbo de la franquicia hasta transformarla en un símbolo del triunfo. Popovich vio lo que todo el mundo ya intuía, que la unión entre el imperial David Robinson en el ocaso de su carrera y la llegada emergente de Duncan iba a sentar las bases de una dinastía. Y así ocurrió, cuatro títulos en ocho años con un baloncesto flexible, desde una versión defensiva a la facilidad anotadora actual. Hoy también lidera la Liga.

El baloncesto inteligente que predica el técnico no puede jugarlo cualquiera. San Antonio prima la materia gris sobre el bíceps de Popeye. Abanderan tal forma de entender el deporte el francés Parker, el argentino Ginobili y el propio Duncan. Rodeado este trío veterano de gente experta y jóvenes pujantes, en un plantel donde el 60% nació fuera de Estados Unidos, los Spurs conjugan el ataque que Gregg aprendió junto a Don Nelson con la defensa que mamó a la vera de Larry Brown. El resultado se resume en un 68% de triunfos desde que Popovich desbancó a Hill. Julio Lamas, expreparador del Baskonia y ayudante en una etapa de Popovich, resumió a quien esto firma el renacimiento de la franquicia. “Lo que ha hecho este hombre es impresionante. Para que te hagas una idea, San Antonio era allí lo que el Manresa en la ACB”.

Ver todos los artículos de Línea De Pase.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Los galones de Mr. Gregg
Gregg Popovich y Tim Duncan durante la final de la NBA de 2005. / Efe
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.