El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 12 / 22 || Mañana 12 / 21 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Leche, pescado, chupetes o lentillas, en máquina expendedora

para casos de emergencia

Leche, pescado, chupetes o lentillas, en máquina expendedora

Hasta hace poco sólo eran de refrescos y snacks pero cada vez más encontramos en Euskadi unidades de 'vending' de los productos más inesperados

21.01.13 - 16:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hasta hace unos años, lo único que encontrábamos en las máquinas expendedoras 24 horas eran snacks y bebidas. Soluciones socorridas para esas pequeñas urgencias alimentarias. Pero las prisas y los horarios laborales complicados han hecho que, en los últimos tiempos, estén proliferando unidades de 'vending' de los productos más inesperados en Euskadi. Alimentos frescos, de parafarmacia, incluso flores y el tradicional periódico de papel, disponible durante todo el día, 365 días al año.
Las más comunes siguen siendo las de comida rápida y bebidas, pero hasta esas máquinas han ido un paso más allá, y en muchas de ellas -en Bizkaia las encontramos en Termibús y el aeropuerto- es posible pagar con tarjeta de crédito. La variedad es cada vez mayor, y productos saludables, como fruta, galletas integrales, zumos naturales, yogures... forman parte del 'stock'.
En este listado repasamos alguna de las máquinas expendedoras más curiosas de Euskadi.
Leche
Hace cerca de un lustro, cuando se instalaron las primeras expendedoras de leche fresca, proporcionada directamente por los productores, se produjo un 'boom'. Todo el mundo quería desayunar con leche recién ordeñada, y pronto proliferaron los puntos para comprarla. En Bizkaia llegaron a haber 10. “En la actualidad, queda una en la gasolinera de Zalla y el Eroski de Balmaseda -las dos 24 horas-, y otra en el mercado de La Ribera en Bilbao, con horario comercial”, detalla Bernardo González, presidente de la cooperativa Bizkaia Esnea (http://www.bizkaiaesnea.com), en Karrantza. Cada mañana, bien temprano, retiran los restos del día anterior y las llenan con producto nuevo. “El litro cuesta 1€, y al lado de la máquina, hay un dispensador de botellas, donde el cliente puede comprar una para llenarla a 0,40€”.
En Álava son siete las máquinas que proporcionan leche fresca a diario al mismo precio, 1€ el litro, y con la posibilidad también de comprar la botella en el acto. Hay dos en Vitoria, una en Etxebarri-Ibiña, otra en Murguia, en Amurrio, en Llodio y Salvatierra. “Reponemos cada dos días”, explica Aitor, trabajador de Araba Esnea (http://www.arabaesnea.com), que informa sobre la importancia de no romper la cadena del frío para que la leche pueda mantener sus propiedades y su inconfundible sabor durante cinco o seis días. Aitor recuerda que, al principio, a algunas personas les costó entender el funcionamiento de la máquina. “Había quien insertaba las monedas en la máquina sin haber colocado la botella, con lo que la leche caía fuera”.
Parafarmacia
Hace ya siete años que la Parafarmacia Quintaesencia (Lehendakari Aguirre, 17), en el bilbaíno barrio de Deusto, cuenta con una máquina expendedora que le da un valor añadido, sin que por ello los productos suban de precio. Tiritas, bálsamos labiales, chupetes... Un catálogo que van modificando, pero en el que la estrella indiscutible nunca cambia: los preservativos. “Son los que más reponemos, y los que más espacio ocupan en la máquina”, explica Maite, una de sus trabajadoras. En todo este tiempo, nunca han sufrido un acto vandálico o un intento de robo. “Tenemos una persiana que protege la parafarmacia cuando está cerrada”. Aunque, eso sí, han tenido que hacer frente a algún que otro intento de estafa. “Durante algún tiempo, utilizaron chapas muy similares a las monedas de dos euros y la máquina las aceptaba. Tuvimos que ir adaptándola para que no las detectara”.
Carne
La familia Izarzugaza tiene más de un siglo de historia en el mundo de la carne. Conservan la forma de trabajar tradicional, lo que no está reñido con lo moderno, pues desde hace unos años en su tienda de Mundaka cuentan con una máquina que provee de carne y otros productos artesanales durante las 24 horas del día. La idea es dar servicio cuando la carnicería cierra. “Los productos no caen de golpe como en otras máquinas; un ascensor los baja”, describen en su web. El género, además, cambia en función de la temporada: en verano, ensaladas de pasta que envasan y preparan ellos mismos, y en invierno, lengua en salsa y albóngidas, y en cualquier época del año, sus famosas salchichas y hamburguesas, y sus deliciosos embutidos.
Óptica
Para quienes usan lentillas, el suero para limpiar esos delicados cristales se ha convertido en un producto indispensable en el baño. Por eso, cuando se acaba en el momento más inoportuno, puede llegar a cundir el pánico. Y aún peor... ¿Qué sucede si perdemos una lentilla? Desde hace unos años, la cadena Medical Optica cuenta con una serie de máquinas expendedoras en Álava (Vitoria) y Bizkaia (Bilbao, Santurtzi, Barakaldo y Durango), que surten estos productos las 24 horas del día. No solo para urgencias en horarios y fechas poco comerciales: es el mejor sistema para saltarse las colas durante el día. En este enlace http://www.medicaloptica.es/localizador tiene un listado detallado de las máquinas del País Vasco.
Pescado
¿Alguna vez imaginó poder comprar pescado fresco a través de una máquina de 'vending' en Euskadi? No hace falta irse hasta Japón -donde estos ingenios son de lo más corriente- para introducir unas monedas y hacerse con una bandeja de merluza o de bacalao listo para la cazuela a cualquier hora. En Mungia ya es posible conseguirlo. En la pescadería Martin Arrandegia, en la calle Landetxo, cada día escogen, limpian, trocean y envasan al vacío ejemplares de primera calidad para aquellos que no pueden perder ni un minuto haciendo cola, o bien para quienes tienen un horario incompatible con el del establecimiento, sin que por eso su precio se vea incrementado.
Prensa
Hace ya más de tres años que en el Hospital de Cruces se puede comprar prensa durante las 24 horas del día, desde que cerró el kiosko e instalaron una máquina en el hall principal que, automáticamente, dispensa el periódico seleccionado. Cada mañana, desde primera hora, se puede encontrar EL CORREO junto a otras dos cabeceras regionales y una deportiva, así como cinco revistas del corazón -las favoritas de muchos convalecientes- y dos de divulgación científica. Para que la estancia se haga más llevadera.
Flores
Y junto al periódico del día, qué mejor que animar a un paciente con un bonito ramo de flores. A cualquier hora. En la floristería Belinda, en la rotonda delante del Hospital de Cruces, hace cuatro años instalaron una máquina que permite comprar un bonito ramo durante las 24 horas. Iban Salamanca, el encargado, prepara las composiciones que se verán en la vitrina del dispositivo. “Cuenta con refrigeración para que aguanten”, explica. “Tiene tres baldas, de diferente altura, y en cada una caben seis ramos. Cada balda va girando para que el comprador vea todos los ramos, y cuentan con sendas puertas para poder sacarlo sin estropearlo”. Desde una rosa - “a 7€, dos más que en la tienda por el mantenimiento y la preparación que requiere”- hasta ramos más elaborados de, como mucho, 35 euros. Todos disponen de un pequeño recipiente con agua para que se mantengan en buen estado. “Hasta una semana pueden aguantar”. Iban las va reponiendo según las va vendiendo, aunque admite que “hoy en día cuesta más venderlos que hace unos años”.
En Tuenti
Leche, pescado, chupetes o lentillas, en máquina expendedora
Las expendedoras de leche fresca tuvieron su 'boom' hace unos años.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.