El Correo Digital
Miércoles, 30 julio 2014
sol
Hoy 13 / 23 || Mañana 13 / 25 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Canción de amor a Marta, a Rosa, a Jon, a cualquiera

A TIEMPO PARA SAN VALENTÍN

Canción de amor a Marta, a Rosa, a Jon, a cualquiera

Por cinco euros, un grupo de Barcelona graba una versión de su single con el nombre que pida el cliente: «Nos atrevemos con Amagoia, Onintze o Eneritz», asegura el vocalista

19.01.13 - 18:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Si tu novia se llama, un suponer, Abelarda, tienes muy difícil encontrar por ahí una canción de amor a su nombre. Para otra gente resulta bastante más sencillo: las Yolandas, por ejemplo, están resueltas desde hace muchos años gracias a Pablo Milanés (aunque algunas estén ya un poco hartas de que los colegas ebrios les canten «eternamente Yolanda» con terrible voz aflautada), y para clásicos como Marías o Cármenes se puede recurrir a incontables propuestas de calidad diversa. Un joven cuarteto de Barcelona, El Último Recurso, ha salido al paso de este grave problema: en estos tiempos de personalización a ultranza, cualquiera debería tener la oportunidad de regalar a su novia, su novio, su marido o el apuesto vecino del tercero una canción de amor que le mencione directamente, sin perdices mareadas ni abstracciones. Por 4,99 euros y en un plazo nunca superior a tres días (¡da tiempo para San Valentín!), estos jóvenes músicos regraban su sencillo ‘Mi pequeña carta de amor’ con el nombre que desee el cliente. La iniciativa, puesta en marcha a través de la red social Bigopo.com, se ha bautizado como ‘Canción dedicada’.
«Es un plan alternativo de promoción y autofinanciación en esta época de crisis, cuando se está haciendo un poco cuesta arriba abrirse paso en el panorama musical», explica Marc, el vocalista de la banda y, lógicamente, el componente al que le corresponde el mayor trabajo extra, porque las guitarras o la batería son iguales para Raqueles que para Faustinos. ¿Cómo está funcionando la experiencia por ahora? «Bastante bien, ha tenido una acogida muy buena. Antes de empezar a promocionar la idea, nos curamos en salud y grabamos unos cuantos nombres para tener en la recámara: todos bastante comunes, nada ‘raro’, por así decirlo, aunque ya hay algo de cachondeo con lo de tener que grabar nombres de chicos, ja, ja...».
El proceso para encargar una canción es sencillo. En la página web (www.bigopo.com/songs), donde también se puede escuchar un ejemplo dedicado a Marta, hay un formulario donde se escribe el nombre deseado y la dirección de correo electrónico para que te envíen el enlace de descarga, después se pagan los 4,99 euros y, en un plazo máximo de 72 horas, se recibirá el link con la versión personalizada. ¿Y qué ocurre, Marc, si a la clienta le va el rollo mesopotámico y se ha enamorado de un Nabucodonosor o un Asurbanipal? Eso seguramente no os va a cuadrar en el estribillo... «Me encantaría poder decirte que sí, pero, después de darle muchas vueltas, ¡esos dos no consigo encajarlos, ja, ja...! Eso sí, teniendo familia en Arrigorriaga, se nos había ocurrido pensar en nombres vascos: con Amagoia, Onintze, Eneritz, Aiara o Naroa sí que me atrevo».

Vídeo de ‘Mi pequeña carta de amor’ sin personalizar.
En Tuenti
Canción de amor a Marta, a Rosa, a Jon, a cualquiera
Una idea para regalar el 14 de febrero.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.