El Correo Digital
Miércoles, 16 abril 2014
claros
Hoy 12 / 26 || Mañana 14 / 29 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Un euro cada dos segundos

segundo futbolista mejor pagado

Un euro cada dos segundos

¿Qué puede hacer Messi con su nuevo salario de 16 millones anuales? Le llega para una isla del Pacífico o para comprarse cada mes y medio el coche más caro del mundo

20.12.12 - 12:52 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un euro cada dos segundos
15 millones de euros. La isla Katafanga, ahora mismo en venta, es una isla de 91 hectáreas en el Pacífico, cerca de Fiyi.
Empecemos con un poco de aritmética obscena, porque los números también tienen su lado pornográfico cuando se refieren a dinero, a mucho dinero. Leo Messi, ese hombre que hace magia con balones de fútbol, ha renovado hace unos días su contrato con el Barça: cobrará 16 millones de euros netos al año, una cifra tan abultada que invita a desmenuzarla a base de divisiones sucesivas, como en un striptease que revele su procaz magnitud. Si nos tomamos lo de los 16 millones como una cifra redonda, resulta que el jugador estará ganando 43.835 euros al día, 1.826 euros a la hora, 30 euros por minuto. Una moneda de 50 céntimos caerá resonante en su hucha cada segundo, con ritmo de metralleta, como en un premio de tragaperras que no cesa ni de día ni de noche. Pero que nadie se apresure a escandalizarse, porque la sociedad también se beneficiará de la presencia del astro, ya que el equipo catalán habrá de aportar a las arcas públicas más de 20 millones anuales en concepto de IRPF.
Los 16 millones no convierten a Messi en el futbolista con el mayor salario del mundo, ya que Samuel Eto'o alcanza los 20 en el Anzhi ruso, y a ellos habría que sumar al menos otro tanto por publicidad y otros ingresos del delantero argentino. Pero se trata de una cantidad de dinero que a la mayoría de los seres humanos nos resulta difícil de concebir. ¿Qué se puede hacer con 16 millones? Pues, por ejemplo, satisfacer el capricho supremo de los muy ricos y comprarse una hermosa isla: ahora mismo están en el mercado por ese precio pedazos de tierra como Little Hawkins, en EE UU, perfectamente equipada para una vida de relax, o Katafanga, en Fiyi, un sitio ideal para tumbarse bajo un cocotero y contemplar las aguas color turquesa cercadas por el arrecife de coral. En realidad, a Messi le bastaría el sueldo de una semana para adquirir, por ejemplo, la isla irlandesa de Dorinish, que muchos conocen como Beatle Island porque una vez perteneció a John Lennon: cuesta 300.000 euretes, una bagatela.
El deportista habría podido invertir el sueldo de un año, más o menos justito, en el diamante del archiduque José que hace un mes se subastó en Ginebra. También le habría llegado para hacerse con el coche más caro de la historia: el Ferrari 250 Testa Rossa del 57 que en 2011 se vendió por 11,3 millones de euros, y aún le sobraría un pico para necesidades diarias o gasolina. Si hablamos de automóviles recién salidos de fábrica, se podría permitir cada mes y medio un nuevo Bugatti Veyron Super Sport (el más caro del mundo, a unos dos millones de euros), o bien podría reemplazar semanalmente algún vehículo 'modesto' de 40.000 euros. En ferias como el Marbella Luxury Weekend, el muestrario de tentaciones para millonarios de la Costa del Sol, el salario de Messi podría hacer estragos: ¿qué son para él los 4.000 euros del jamón más caro de España si podría comprarse once al día? ¿Qué significan los veintitantos mil euros del kilo de caviar Almas, con huevas de Beluga albino del mar Caspio, para quien podría contratar el suministro de un par de kilos diarios? El sueldo le daría para beberse cada media hora una botella de Teso la Monja, el vino más caro de nuestro país, a 900 euros, pero la exigua producción se le acabaría en 17 días. Y la soberbia borrachera no le permitiría jugar en plenitud de facultades, claro.
Desminar Mozambique
Si decide invertir en ladrillo, los 16 millones que gana por temporada son el precio de la casa que se está construyendo Jennifer Aniston en Bel Air, con vistas al Pacífico y vecinos como Hugh Hefner, el magnate de 'Playboy', cuya proximidad garantiza otro tipo de vistas. En Barcelona, a 5.745 euros el metro cuadrado de vivienda nueva, le da para treinta pisos de 90 metros. Las obras públicas, con sus costes gigantescos, no son buena referencia para valorar la riqueza personal, porque Messi solo podría construirse con su salario tres kilómetros de autopista, o tal vez pagar la nueva estación de autobuses de Logroño, pero la solidaridad sí aporta un ángulo interesante: 16 millones es, por ejemplo, la ayuda que el Gobierno de Malawi pidió en febrero para evitar la crisis alimentaria que afectaba al 70% de sus 11 millones de habitantes, o el coste estimado de desminar todo el territorio de Mozambique.
Por supuesto, Messi también tiene la opción de invitar a un desayuno a todos los parados de España. Les tocarían dos euros y 76 céntimos por barba, así que se puede apañar un café y un cruasán. ¿Poca cosa, verdad? Es que 16 millones puede ser una cantidad tremenda de euros, pero los 5,7 millones de parados sí que son una cifra obscena de verdad.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.