El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 2 / 10 || Mañana 1 / 12 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
A Londres con los niños

escapadas para el puente

A Londres con los niños

Visitas imprescindibles si viajamos a la capital británica con los más pequeños. Desde la juguetería más grande del mundo hasta la Torre de Londres y sus Beefeaters

29.11.12 - 10:42 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Londres es un buen primer destino internacional para viajar con niños. Solo hora y media de avión y nuestros pequeños podrán practicar inglés descubriendo los encantos de la capital británica. La diversidad, tanto étnica como cultural, es el mejor de sus atractivos, pero podremos mejorar la visita con algunas ideas que la engrandecerán, más allá de los pasos obligados por el Big Ben, la catedral de San Pablo y otros iconos de la ciudad.
Las aproximadamente 20 libras que cuesta la entrada de La Torre de Londres (unas 10 para niños) pueden disuadirnos pero Tower Bridge vale cada penique que cuesta. Tiene de todo, 1.000 años de historia a través de armaduras, mazmorras, impresionantes joyas, historias de fantasmas, los beefeaters con sus curiosos uniformes y cuervos del tamaño de halcones. Si se habla inglés se puede realizar una de las visitas guiadas que cada media hora ofrecen los Yeoman Wanders que, entre otras cosas, nos descubrirán por qué son más conocidos como Beefeaters (los guardianes de la torre). Si el idioma es un problema merece la pena adquirir una de las guías en castellano para que nuestros pequeños puedan entender la riqueza del conjunto.
En la elegante zona de South Kessington nos encontramos con dos grandes museos que son una apuesta segura con niños de cualquier edad y, en estos días de lluvia, unos aliados que no hay que olvidar. El primero de ellos, el Museo de Historia Natural es el hogar de 70 millones de especímenes, conservados entre los muros de un imponente edificio neorrománico. Nada más cruzar la puerta principal nos recibe Dippy, una gigantesca réplica del esqueleto de un diplodocus, que anuncia una de las exposiciones más populares del museo, la dedicada a los dinosaurios. A partir de aquí se despliega en todo su esplendor la zoología, la paleontología, la botánica, la mineralogía y la entomología, en la que puede ser la clase más fascinante de ciencias naturales.
El Museo de la Ciencia se encuentra solo a unos pasos del anterior, y no alberga menos atractivos. Sus exposiciones interactivas convierten la ciencia en pura diversión. Atentos a la galería Launchpad y a las muestras de vehículos y del espacio.
Después de tanta visita cultural podemos visitar Hamleys (188-196 Regent Street y http://www.hamleys.com), la juguetería mas grande del mundo y una de las principales atracciones turísticas de Londres para los niños. En sus 7 plantas encontraremos peluches, construcciones, muñecas, y todos los juguetes que nos podamos imaginar. Pero, si por algo destaca este gran centro comercial, es por su personal que se esfuerza en dar un aire de fiesta a la tienda, con personajes disfrazados en la entrada y numerosas demostraciones de juguetes. Definitivamente, no hay mejor lugar para que nuestros pequeños preparen sus peticiones a Olentzero y los Reyes Magos.
El metro es el medio de transporte más cómodo de la ciudad, pero qué sería de una visita a la capital británica sin subir a uno de sus famosos autobuses de dos pisos. Un pequeño truco: las líneas 9 Heritage y 15 Heritage conservan los antiguos modelos de autobús para el disfrute de los turistas. Si nos encontramos en el centro de la ciudad, podemos usar la 15 para llegar hasta la Torre de Londres y aprovechar las vistas por el camino.
Si el tiempo nos lo permite, pasear por Hyde Park nos ayudará a descansar un poco del ruido de la ciudad y los más pequeños podrán jugar tranquilamente, acompañados por las ardillas que habitan el parque.
Ya que viajamos en estas fechas, podremos disfrutar de Londres en Navidad. Por toda la ciudad encontramos pistas de hielo. Destaca por la belleza del entorno la que se encuentra junto al London Eye y la de la Torre de Londres. Probablemente nos cruzaremos con Santa Claus por todos los rincones pero si nos queremos asegurar de su presencia, pedirle nuestros regalos de navidad y sacarnos una foto en sus rodillas, podemos hacerlo en la juguetería Hamleys, los grandes almacenes Selfridges o en el Winter Wonderland de Hyde Park. Todo ello en ingles, of course.
Y para tener un recuerdo de nuestro viaje en familia podemos comprar una bola de navidad en las cuidadas secciones navideñas de los diversos grandes almacenes (como Harrods, Selfridges o Liberty), en el mercado de navidad de Convent Garden, o en el ya mencionado Winter Wonderland de Hyde Park.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.