El Correo Digital
Miércoles, 17 septiembre 2014
tormenta
Hoy 19 / 28 || Mañana 18 / 29 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Entre trincheras y cañones

ruta en bicicleta

Entre trincheras y cañones

Un paseo por las ruinas bélicas de Punta Lucero y Montaño, a través de verdes prados y deslumbrantes balcones sobre la costa

23.11.12 - 11:26 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Durante la Guerra Civil, los vecinos de Santander y Gijón apodaron al poderoso crucero ‘Almirante Cervera’ como ‘El Chulo del Cantábrico’. El motivo: la impunidad con la que se acercaba a la costa y cañoneaba salvajemente las poblaciones del litoral. En Euskadi, el navío de combate lo tuvo bastante más difícil. Le mantuvieron a raya, durante buena parte de la contienda, las baterías artilleras instaladas en Punta Galea y en la cima de Punta Lucero (307 metros). La ruta que hoy os proponemos nos llevará a conocer este último monte, ubicado sobre la playa de La Arena, donde aún se conservan casamatas y ruinas militares. El recorrido tiene un regusto bélico especial, porque en las faldas del cercano montaño todavía aún se pueden distinguir varias líneas de trincheras de las Guerras Carlistas.

Nuestra excursión arranca en el bidegorri, a su paso por Gallarta. El ciclista se puede acercar en tranporte público fácilmente hasta allí gracias a la línea de Cercanías de Renfe. Saldremos del carril-bici para entrar en el barrio de San Fuentes, a través de la gasolinera de El Casal. El objetivo es alcanzar las estribaciones del Serantes para enlazar después con la subida a Punta Lucero desde Zierbena.

Para llegar a la localidad galipa utilizaremos un camino poco frecuentado que ofrece bellas sensaciones para la bicicleta de montaña. El sendero en cuestión se coge muy cerca de la urbanización de Loruri, situada en Ugaldebieta, justo encima de la autopista. Nada más pasar el puente sobre esta carretera tendremos que girar a la derecha. Junto a un caserío se abre una pequeña pista. Conviene hacer uso del GPS para encontrarla, porque está bastante escondida.

Ascendemos con cuidado. Los primeros metros son técnicos y empinados. Es posible que tengamos que echar momentaneamente el pie a tierra. Pronto, la pendiente suaviza, al tiempo que se abren vistas sobre el bidegorri y las cercanías de la playa de La Arena. La zona resulta agradable y el paisaje verde nos anima a pedalear, pese a que las torres de alta tensión han ido poco a poco invadiendo el entorno. Tras pasar junto a uno de estos gigantes metálicos, cogeremos el camino de la izquierda. Es un sube y baja muy divertido y jugetón que nos conducirá hasta el cementero de Zierbena.

Cruzaremos la carretera con cuidado (hay semáforo) y seguiremos el camino del Ayuntamiento. Cuando lleguemos a una fuente, donde podremos reponer los botellines, tendremos que coger la cuesta que sube a nuestra derecha. La calzada empedrada en su inicio nos llevará directos a la subida a Punta Lucero. La ascensión es sencilla y muy cómoda. La pista ha sido hormigonada, lo que le resta dureza. Vamos remontando la montaña desde la vertiente que mira al puerto y a la desembocadura del Abra.

Vemos el pequeño barrio pesquero de Zierbena y pasaremos justo encima de la térmica de Bahía Bizkaia. Aquí llama la atención el remolino de agua que genera la central. Desde la altura, los mercantes que descargan sus bodegas parecen pequeñas barquitas. Un poco más adelante, la subida da un giro de 180 grados para mirar hacia la otra vertiente, hacia el valle de Kardeo. El Montaño, nuestro siguiente objetivo, se yergue orgulloso frente a nosotros, rodeado por sus líneas de trincheras. En este punto hay dos opciones o coger el estrecho sendero de la izquierda o seguir la pista. La opción más cómoda es seguir la pista. La más interesante, animarse por el camino que nos llevará casi monte a través, sorteando varias casamatas y nidos de ametralladoras.

El ascenso concluye en el sorprendente búnker que se sitúa en la cima. En contra de lo que mucha gente piensa, la instalación militar es posterior a la Guerra Civil. Las baterías de la contienda fraticida fueron desmanteladas. Se sustituyeron posteriormente con material más moderno. Se excavó una red de galerías que atraviesa la montaña y permite pasar de una vertiente a otra. Las gruesas y oxidadas piezas de artillería y las vistas espectaculares sobre la playa constituyen un patrimonio a tener en cuenta. El Consistorio de Zierbena tenía en mente recuperar el lugar, pero poco o nada se ha hecho en los últimos años.

El descenso hasta casi la misma playa de La Arena resulta un poco arriesgado y difícil de encontrar. Seguimos la pista hasta un pequeño collado, donde a mano izquierda se abre un estrecho sendero. Esta bajada es muy conocida por los bikers de la zona que desean derrochar adrenalina. La bajada termina tras atravesar campo a través varios prados.

Llegamos ahora a La Arena y remontaremos el bidegorri hasta llegar casi a Gallarta. Unos dos kilómetros antes de llegar a este núcleo de población se abre a mano derecha una pista de cemento. Es el inicio de la ascensión hacia la cumbre del Montaño. Las primeras rampas son duras. Se pasa sobre la A-8 y se gira después a la derecha. Un poco más adelante, la subida no tiene mayor dificultad. Al final del camino nos esperan sorprendentes vistas sobre la refinería de Petronor. Descenderemos de nuevo hasta el carril bici por donde hemos subido para poner fin a la ruta.

Entre trincheras y cañones
Perfil de la ruta.
Entre trincheras y cañones
Mapa de Googleearth.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Entre trincheras y cañones
Vistas de la playa de La Arena desde Punta Lucero.
Entre trincheras y cañones
Antiguos cañones militares en Punta Lucero.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.