El Correo Digital
Sábado, 20 septiembre 2014
claros
Hoy 18 / 29 || Mañana 17 / 27 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Bork, bork, bork

BILBAO AL FONDO

Bork, bork, bork

La gente de éxito habla raro. Y esto de aquí abajo no es un artículo: es una unidad de autoexpresividad individual lexicotipográfica

15.11.12 - 18:46 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El otro día, en un restaurante famoso, hablé con un cocinero renombrado. Él iba vestido de cocinero y yo me acordé sin querer del cocinero sueco de los Teleñecos. Imagínense la escena: aquel hombre me contaba cosas muy serias sobre «lenguajes» y «paradigmas» y yo recordaba a la querida marioneta feliz y bigotuda que terminaba siempre lanzando espumaderas por los aires, cantando chifladamente en sueco y diciendo «¡Bork, bork, bork!»

Digamos que la comunicación entre el cocinero famoso y uno mismo fue del todo imposible. La culpa fue mía, claro. Desde aquí eximo de cualquier responsabilidad al cocinero famoso. También, ya puestos, al cocinero sueco de los Teleñecos. Ambos son criaturas compuestas de materiales blandos que viven haciendo extravagancias y peleando contra el olvido. Bastante tienen con lo suyo.

Lo curioso, creo yo, fue que el cocinero dijese «paradigma». Eso no ayudó mucho a nuestro entendimiento porque a mí me dicen «paradigma» y me entran ganas de contestar «epistemología» y a partir de ahí ya me distraigo. Pero, díganme, ¿qué hace un cocinero hablando de paradigmas? ¿No debería hablar más bien de tradiciones o escuelas de cocina? O mejor aún: ¿un cocinero no debería cocinar?

Conozco a un gestor cultural -o algo parecido- que en lugar de decir «charla» dice «externalidad activa volcada a la interrelación». Este hombre a su propia vida -o lo que sea- la llama «espacio biográfico de proyección individual». También tengo localizado a un político local que acostumbra a declarar ante los periodistas que tiene una opinión «no negativa» sobre tal o cual asunto. No es raro, ahora que lo pienso, que los periodistas llamen «mercurios» a los termómetros y «esféricos» a los balones. Y el otro día escuché a uno de esos gurús de la empresa moderna explicar en público, frente a una pantalla muy chula en la que iban apareciendo alfabetos y caballos trotando junto al mar, que las personas somos «lingüísticamente generativas».

El Padre Isla ya ridiculizó en su novela famosa a los clérigos que medraban llenando sus prédicas de palabras ampulosas y majaderías rimbombantes. Doscientos y pico años después, se diría que esos clérigos se han multiplicado. Lo cierto es que están por todas partes y acumulan éxito y reconocimiento. Hoy los clérigos aparecen disfrazados de políticos, líderes de opinión, 'coaches' empresariales, gestores culturales, consultores, analistas, tertulianos, entrenadores 'chics' y cocineros vanguardistas. Todos utilizan expresiones rarísimas. Todos dicen con diez palabras lo que podría decirse con una.

Lo llamativo es que su truco, tan viejo, sigue causando gran efecto y confundiendo al público. La gente se traga del todo el anzuelo hipersilábico. Como si la acumulación de sobresdrújulas, sintagmas enrevesados y conceptos emperifollados no escondiese en el mejor de los casos a un vanidoso y en el peor a un timador. Teniendo en cuenta que la realidad suele apostar por el término medio, la mayoría de las veces lo que queda detrás de los gerundios es un timador vanidoso. Y, reconozcámoslo, resulta fascinante verlo en acción. Ese tipo que se planta con su micrófono inalámbrico frente a un auditorio boquiabierto para decirles lo mismo que decía el viejo y querido cocinero sueco de los Teleñecos, o sea, la pura nada: Bork, bork, bork. Y el cocinero sueco estaba al menos hecho de gomaespuma, llevaba una pajarita rosa y tenía muchísima gracia manejando aquel cuchillo.

Ver todos los artículos de Bilbao Al Fondo.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Bork, bork, bork
¿Te acuerdas del cocinero sueco de los Teleñecos y su extraña forma de hablar?
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.