El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 24 || Mañana 10 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Hiriko, unos números de escándalo

DE SUEÑO A PESADILLA

Hiriko, unos números de escándalo

Millones en ayudas públicas para un coche eléctrico han servido para pagar sueldos de 26.000 euros mensuales y autoalquileres de 327.000

02.11.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hiriko, unos números de escándalo
Armando Gaspar y Jesús Echave posan junto a un prototipo del Hiriko./ EL CORREO

El sueño automovilístico que el PNV diseñó hace unos pocos años para Álava ha terminado en el banquillo de los acusados. El martes 22 quedó visto para sentencia el juicio para dirimir si la quiebra de una de las aventuras que impulsaron los jeltzales –la empresa Epsilon Euskadi– se hizo o no conforme a lo que establece la ley. Si la juez de lo mercantil atiende a lo expuesto en la vista oral por la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la administración concursal, que tuvieron durísimas palabras contra quienes concibieron –el Gobierno de Ibarretxe– y desarrollaron el proyecto, Joan Villadelprat, máximo responsable de la firma, puede terminar inhabilitado por un buen periodo de tiempo. Eso, por un lado.

El fiscal jefe de Álava, Iosu Izaguirre, tiene abiertas diligencias penales contra él y contra quien fue uno de sus más directos colaboradores, Mark Phillip Payne, por la presunta comisión de un delito de alzamiento de bienes. Ambos declararán como imputados el 22 de noviembre próximo en Vitoria.

El globo económico-político-deportivo que el PNV empezó a hinchar hace una década tenía tres patas. La primera era Epsilon, o el anhelo de contar con un monoplaza 'made in Euskadi' que compitiera con Ferrari, Red Bull o McLaren en el gran circo de la Fórmula 1. La segunda era Hiriko, el proyecto para hacer un coche eléctrico urbano. Cerraba el círculo Arakamendi, un parque del motor en el extrarradio de Vitoria. Eso sí, no en cualquier finca de la inmensa y semivacía llanada; tenía que ser en terrenos de la base militar de Araka.

De tres, cero

De tres, cero. Tanto Epsilon como Hiriko como Arakamendi son, a día de hoy, pasado. Un pasado más bien lamentable en algunos casos, que sorprende que los partidos no hayan tenido el más mínimo deseo de indagar; sobre todo, por las ingentes cantidades de dinero público que se han tragado.

Así, el parque del motor no pasó nunca de ser más que un colorido folleto electoral en rojo, verde y blanco. Epsilon ha derivado de sueño en una pesadilla empresarial que ha consumido la friolera de 45 millones de euros –casi 7.600 millones de las antiguas pesetas– en ayudas y subvenciones públicas, cantidad de la que aún está por ver qué se puede recuperar. Hiriko acaba de despedir a los aproximadamente 25 técnicos que trabajaban en el proyecto y ha echado también la persiana.

Pocas iniciativas empresariales habrán gozado de más publicidad en los últimos años en Euskadi que el coche eléctrico. Y menos aún habrán tenido unos impulsores de tanta, digamos, notoriedad. De una parte, un conocido grupo de empresarios alaveses reunido en Afypaida inicialmente para promover un circuito de carreras, una vieja idea de la extinta Unidad Alavesa que, como tantos otros proyectos en este territorio, nunca se llevó a efecto. De otra, un centro de innovación con sede en Bermeo, denominado Denokinn, que en este momento tiene proyectos en marcha en Zierbena, Santurtzi y Barakaldo.

En ambos colectivos varios nombres con un denominador común: su militancia y/o su cercanía al partido que preside Andoni Ortuzar. Al frente de Afypaida está Jesús Echave, un empresario que se ha dedicado a múltiples negocios, desde las canteras a la comunicación, y que fue miembro del anterior consejo de administración de Kutxabank en representación, claro, del PNV. El secretario de la asociación es Iñigo Antía, exconcejal jeltzale de Vitoria, estrecho colaborador del expresidente del ABB Iñaki Gerenabarrena y exconsejero de Batzokia, la sociedad que se encarga de las sedes sociales peneuvistas. En Denokinn, otro alderdikide: Luis Miguel Macías, exviceconsejero de Pesca del Gobierno vasco con Gerenabarrena.

Con semejantes impulsores resulta cualquier cosa menos extraño que el PNV se esforzara al máximo en conseguir generosas ayudas y subvenciones públicas para el proyecto Hiriko, exactamente igual que hizo con Epsilon. Si la iniciativa de Villadelprat se tragó casi 45 millones –más de la mitad, fondos del Estado–, el coche eléctrico recibió entre 2010 y 2011 14.750.000 euros de Madrid. A esta suma hay que añadir casi otros dos millones más de dinero público vasco y alavés.

¿Cómo encontró tamaña receptividad Hiriko en Madrid? El proyecto tenía un evidente atractivo, que la crisis ha marchitado. Pero fueron, sobre todo, razones políticas. Las ayudas al coche fueron algunas de las numerosas facturas que el PNV giró y cobró al moribundo Gobierno socialista de Zapatero para no dejarle caer.

Casi 17 millones de ayudas públicas y ¿qué inversión privada? Afypaida hablaba hace unas semanas de tres. Extrabajadores del proyecto Hiriko sostienen, sin embargo, que los empresarios pidieron sendos créditos de dos y un millón de euros, pero que luego habrían ido amortizando con las ayudas que llegaban de Madrid.

Pero las cuentas que los promotores del Hiriko entregaron hace algunas semanas a la Justicia antes de llegar a un acuerdo con sus extrabajadores arrojan algunos números para el escándalo. Y es que, por ejemplo, el exdirector de Mercedes Armando Gaspar ha percibido la friolera de 441.000 euros por dieciséis meses de trabajo y un anticipo previo, lo que supone una nada despreciable nómina mensual de casi 26.000 euros de media.

Tampoco a Echave le ha ido mal. Una de sus empresas, Universal Araba, se ha embolsado de Hiriko casi 328.000 euros por alquilarle las oficinas en las que se ha diseñado el coche y por algunas plazas de garaje. Medios inmobiliarios consultados por este periódico estiman que la renta supera bastante el precio de mercado en esa zona y por esas características.

Además, ahora que Hiriko ha bajado la persiana, Echave se ha quedado con unas oficinas totalmente equipadas y no de obra como se encontraban antes del autoalquiler. Y es que otra firma del empresario, Lanbide, ha cobrado 370.000 euros por acondicionar y limpiar durante estos tres años los locales.

4,2 millones para Denokinn

Las cuentas, que la Policía Judicial escruta a instancias de la Fiscalía, aportan otras cifras extremadamente llamativas. La que más, sin duda, los 4,2 millones de euros –nada menos que 700 millones de las antiguas pesetas– que se ha embolsado Denokinn, según los libros entregados a la Justicia.

Macías explicó a EL CORREO que parte de ese dinero es el canon que Denokinn tuvo que abonar al MIT de Massachussets por el prototipo inicial del coche eléctrico. Según fuentes de los trabajadores, fueron exactamente 1,2 millones de dólares (870.000 euros). El resto sería el pago a Denokinn por hacer el plan de negocio y encargarse de la coordinación, además de por retribuir a un par de ingenieros de Boston que estuvieron un par de meses en Vitoria. Todo un pelotazo.

Las ayudas oficiales al proyecto también sirvieron, al parecer, para que Afypaida hiciera un cuantioso préstamo a otra empresa propiedad de los mismos socios, Circuito del Norte. El préstamo fue devuelto en su totalidad con posterioridad.

Mientras los principales activos de Epsilon –su sede en el parque tecnológico de Miñano y un túnel del viento– parecen tener una venta complicada, la situación de Hiriko es, o al menos puede ser, diferente. Todos los desarrollos técnicos que se han conseguido en estos tres años de trabajo podrían encontrar un comprador, posiblemente internacional, y convertir el fracaso en un negocio redondo para sus promotores. Y financiado con fondos públicos gracias al PNV.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Hiriko, unos números de escándalo
Sede de la empresa Denokinn en Bermeo./ Maika Salguero
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.