El Correo Digital
Martes, 16 septiembre 2014
nuboso
Hoy 15 / 29 || Mañana 20 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Divorcios y herencias para compensar el pinchazo del ladrillo vasco

efecto colateral de la crisis

Divorcios y herencias para compensar el pinchazo del ladrillo vasco

Las tasadoras de Euskadi ven caer sus valoraciones inmobiliarias un 21%y se apoyan en otros nichos de negocio

08.09.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Divorcios y herencias para compensar el pinchazo del ladrillo vasco
Evolución de las tasadoras vascas./ Gráfico: Daniel García

La larga crisis que atraviesa el sector inmobiliario tiene multitud de efectos colaterales. Junto al evidente achicamiento del negocio que viven desde quienes venden lavadoras hasta los que comercializan sofás o televisores se esconde otra penosa derivada, la que sufren las tasadoras. En Euskadi destacan cinco de estas sociedades –Servatas (antes de la Kutxa guipuzcoana y ahora en manos de Tecnicasa), Satasi, Zehaski, LKS (del grupo Mondragón) y Gurruchaga–, que han visto descender de forma notable sus operaciones tradicionales, las ligadas a la compra de pisos. Pero no todo está perdido, algunos de los responsables de estas firmas explican a EL CORREO que, aunque el bajón es notable, han surgido otro tipo de valoraciones que, en cierto modo y siempre de forma parcial, han sostenido el negocio.

Se trata de tasaciones privadas solicitadas por parejas que se separan y necesitan saber cuánto vale hoy su piso (algo difícil, pues el mercado está muerto) o de aquellas que reclaman los herederos de quienes fallecen para determinar el reparto del patrimonio. No hay mal que por bien no venga, y rupturas y fallecimientos también generan negocio.

El sector de las sociedades de tasación está tremendamente regulado. Sólo pueden trabajar en él aquellas sociedades que, con un mínimo de capital suscrito y desembolsado (33.001 euros), cumplen los estrictos criterios que determina el Banco de España. El regulador estrechó el año pasado el cerco a este negocio, otrora en manos de los propios bancos. Los últimos datos oficiales sobre la marcha del negocio tasador, correspondientes al año 2012, evidencian el derrumbe del negocio. Un bache que en Euskadi fue más pronunciado.

La estadística oficial señala que el año pasado se realizaron en España 732.000 tasaciones de bienes inmuebles, lo que supuso un descenso del 3,6% sobre el ejercicio precedente. Pues bien, en el País Vasco se firmaron 26.000 operaciones, con una caída interanual del 20,9%, el desplome más intenso de entre todas las comunidades autónomas. Lejos quedan los números del 'boom', cuando –por ejemplo en 2006– se realizaron en Euskadi 54.100 de estas valoraciones.

Mercado muerto

Desde Gurruchaga Tasaciones, una de las compañías vascas más veteranas en el negocio, explican que las operaciones tradicionales, ligadas a créditos hipotecarios, cayeron el año pasado en torno a un 20% «que se logró compensar con otras tasaciones particulares». «Son sobre todo tasaciones de pisos o activos de gente que ha fallecido y a los que los herederos necesitan poner un valor, antes se vendía casi todo, pero ahora es necesario saber exactamente de qué estamos hablando a la hora de repartir la herencia», explica la compañía.

Y es que –todo el mundo conoce algún caso– si hace algunos años era relativamente fácil vender rápido (y caro) el piso de la abuela, ahora eso se convierte en una quimera. Antes de hacer ningún reparto, resulta imprescindible saber de qué y de cuánto estamos hablando. Ahí entra en juego el tasador, que ofrece una cierta seguridad a la hora de cerrar los acuerdos que procedan entre los herederos del finado. Lo mismo pasa, añade la tasadora donostiarra, con los acuerdos de separación en las parejas, pues ahora los asesores no dejan nada al azar y prefieren 'ir por lo legal' y fijar muy, muy bien el precio de las cosas.

Graciano Villar, jefe de tasadores de Zehaski, explica que 2012 fue «el peor año de la historia», pues el negocio cayó a un tercio del que había en 2007. Aunque a renglón seguido se muestra optimista: «creo que después del verano la cosa va a mejorar». En ese 'rebañar' negocio de otros lares, Villar destaca el segmento derivado de la jubilación de los socios en algunas empresas. «Cuando alguien se va de una empresa de la que es socio, y de eso hay mucho en Euskadi, necesita poner en valor su parte, tanto lo material, como pabellones o maquinaria, como lo inmaterial», explica.

Las administraciones

Otra de las tablas de salvación de las tasadoras vascas, explica Villar, es la que ofrecen las administraciones. «Hacemos muchas valoraciones para ayuntamientos, muchos inventarios municipales, pues los consistorios quieren saber lo que tienen», afirma. Esto tiene cierta lógica, pues en un momento en el que la financiación es cada vez más cara y escasa, no son pocas las entidades que exigen enormes garantías reales (el respaldo de un valor inmueble o un solar) para abrir el grifo del crédito.

En términos generales, Villar reconoce que todo el sector en el País Vasco se ha tenido que apretar el cinturón, bien reduciendo plantilla, bien acortando el número de colaboradores externos. Pero no todo está perdido: «Nos han intentado comprar, pero aquí estamos, somos de aquí y aquí seguiremos», sentencia.

El año pasado terminó con 57 sociedades de tasación registradas en el Banco de España, de las cuales 7 (entre las que se encuentra LKS, en manos de Laboral Kutxa) estaban participadas en mayor o menor medida por una entidad de crédito. El organismo supervisor ha apretado mucho las tuercas a este tipo de sociedades, a las que en el pasado se acusó de firmar 'tasaciones a la carta' para sus matrices o empresas de referencia. Estas siete firmas realizaron solo el 5% de todas las operaciones en España.

Aún así, este negocio adolece de una enorme concentración. De hecho, según el regulador, el 36% de las valoraciones hechas en toda España correspondieron a solos dos compañías, y el 55% del total quedó en manos de las cinco mayores.

En Tuenti

Convertir

en
Resultado
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.