El Correo Digital
Viernes, 1 agosto 2014
tormenta
Hoy 17 / 27 || Mañana 16 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Más de 80.000 mujeres sin pareja estable son madres cada año en España

CAMBIO DE MODELO

Más de 80.000 mujeres sin pareja estable son madres cada año en España

Las protagonistas de esta revolución familiar tienen de 30 a 40 años y están en todas las clases sociales

07.09.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Las madres solteras dejaron de ser una excepción hace mucho tiempo. Las que deciden tener un hijo sin pareja estable han escapado también a esa categoría. Cada año, más de 80.000 mujeres dan a luz en España en esa situación, una suma muy alta si se tiene en cuenta que nacen poco más de 470.000 niños en ese período. En la mayoría de los casos, son madres que tienen más de 30 años, de manera que se trata de una decisión madurada, que han adoptado después de examinar todas las posibles consecuencias. Tras la revolución en el modelo de familia que han hecho posible las leyes de divorcio y matrimonio homosexual, ha llegado el momento de otro cambio fundamental: el del modelo reproductivo. Hace años que el Libro de Familia dejó de servir para autorizar las relaciones sexuales. Ahora ya tampoco sirve para legitimar a la prole.

En este aspecto de la vida familiar, como en tantos otros, España se acerca a pasos agigantados a los estándares europeos. En varios países escandinavos y bálticos, así como en Francia, ya nacen bastantes más niños fuera que dentro del matrimonio. En Centroeuropa, hay un empate virtual en amplias zonas. España aún está lejos de esos porcentajes, pero su proceso ha sido muy acelerado. Baste con recordar que hace cuarenta años, justo al final del franquismo, solo 13 de cada mil niños eran hijos de madre soltera. Ahora son 380 de cada mil, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cambio de modelo

Las razones del aumento del número de hijos nacidos fuera del matrimonio son varias. La primera es la ya citada: hace tiempo que una unión formal, ya sea civil o religiosa, dejó de ser la única manera de legitimar a la prole. La sociedad acoge con normalidad a las madres solteras y las barreras se han roto. Pero hay otra razón estrictamente demográfica: el número de mujeres solteras que están entre los 30 y los 40 años –la etapa en la que se produce el mayor número de embarazos– crece sin parar por el efecto combinado del aumento de las rupturas matrimoniales y la caída del número de bodas, así como la edad cada vez más avanzada de los contrayentes.

Los datos son muy reveladores: en una década, los enlaces matrimoniales han caído de casi 210.000 a 168.000 anuales. Y los divorcios han crecido en el mismo período de 40.000 a más de 100.000. Así se explica que aunque en términos relativos la mayor proporción de madres solteras está en las menores de 20 años, en cifras absolutas el volumen más alto, con diferencia, se da entre los 30 y los 40.

Aquí se está produciendo también un cambio notable en el modelo familiar, tanto que en realidad conviene hablar ya en plural, de «modelos familiares», como apunta el sociólogo Javier Elzo por cuanto el tradicional, que reúne bajo el mismo techo a una pareja formada por padre y madre –estén o no casados– y sus hijos apenas si corresponde ya al 40% de los casos. El cambio reside en que si hasta hace pocos años las parejas no casadas tendían a pasar por el juzgado –en menor medida por la Iglesia– para formalizar su relación cuando deseaban tener un hijo o este ya estaba en camino, ahora la boda tiende a producirse tras el alumbramiento.

O incluso nunca, como se desprende de los datos del INE: en 2011 nacieron en España 176.265 niños registrados como hijos de madre soltera. De ellos, 111.347 eran primogénitos pero además vinieron al mundo casi 50.000 que ya eran el segundo hijo, más de 11.000 que eran el tercero y casi 3.000 que llegaban al hogar en cuarto lugar. La aportación a este colectivo de las extranjeras residentes en España no es desdeñable: 37.000 de ellas dieron a luz en esas circunstancias, lo que supone una tasa superior a la media.

Autonomía absoluta

Con todo, el fenómeno más llamativo es el de las madres solteras y sin pareja estable en el momento del parto. Conviene distinguir entre las mujeres que dan a luz sin pareja porque esta se ha roto recientemente y las que no la tenían tampoco al inicio del embarazo. El aumento de las rupturas de pareja –legalizadas o no– hace que crezca el número de madres solas. Pero, por deducción a partir de datos parciales, se sabe que también son cada vez más las que deciden tener un hijo en un momento en que están sin pareja porque el reloj biológico les urge a hacerlo.

Tanto es así que las que están solas por las circunstancias y las que lo están por elección, sumadas, dan a luz cada año a más de 80.000 bebés. Los registros del INE para 2011 hablan de 78.000 madres solteras con pareja estable, 58.600 sin pareja y 47.500 en las que 'no consta' su situación. Sin embargo, la proyección de los datos de 2008 permite determinar que más de dos tercios de quienes figuran en esa categoría de 'no consta' están sin pareja, de manera que el monto total se sitúa por encima de 80.000 en un cálculo conservador, como ratifican especialistas consultados por este periódico. No existen datos concretos que permitan saber cuántos de esos hijos han sido fruto de relaciones esporádicas y cuántos concebidos mediante fecundación 'in vitro'. La Sociedad Española de Fertilidad estima que serán más de 1.500 los nacidos por este último procedimiento pero los registros del INE sugieren una cifra mayor. En su momento, los casos de María Dolores de Cospedal y Alicia Sánchez-Camacho, madres de esta forma, tuvieron gran repercusión. Ambas quedaron embarazadas tras haberse divorciado y cuando habían traspasado la frontera de los 40 años. Puede que la publicidad dada a las dos dirigentes del PP haya facilitado el camino a centenares de mujeres.

Son madres que no renuncian a emparejarse en el futuro, pero que con frecuencia viven felices en soledad, a juicio de Elzo. «Además, estiman que la educación que dan a sus hijos puede ser tan buena como si convivieran con un hombre». Su diagnóstico coincide con el de Irene Jiménez, profesora de la Universidad de Sevilla, quien ha detectado que las madres solas valoran la ausencia de tensiones que a veces se producen cuando hay un padre en el hogar. «Hablan de sentimientos de mayor libertad personal», dice gráficamente en un estudio. Eso sí, los diferentes informes sobre este colectivo destacan la necesidad de contar con ayuda para atender a los bebés, ya sea proporcionada por familiares o personas contratadas. Es difícil, por no decir imposible, ser madre (o padre) en completa soledad.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Más de 80.000 mujeres sin pareja estable son madres cada año en España
María Dolores de Cospedal, con su hijo Ricardo./ El Correo
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.