El Correo Digital
Viernes, 25 julio 2014
claros
Hoy 16 / 25 || Mañana 17 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Lo siento, Mónica

EL PISCOLABIS

Lo siento, Mónica

La única verdad es que a las mujeres, salvo excepciones, os van los malos. Los canallas que parecen canallas y que lo acaban siendo. Y pensar que pudiste ser dichosa conmigo…

31.08.13 - 18:19 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Ya te lo advertí. No en persona, pero sí cada vez que tuve público, púlpito y ocasión. Ese hombre no te convenía. Pero tú, como quien oye llover. Te enganchaste a él como una lapa a una roca. Aguantando los golpes de ese mar incierto que llaman relación de pareja. Y cuando parecía que sería para siempre, que ya habíais surcado las olas de las dudas, me dicen que se acabó. "Monica Belluci se separa". Así de escueto y contundente fue el primer mensaje que recibí. El prefacio de una infinidad de llamadas, avisos de whatsapp y correos electrónicos. La mayoría eran mujeres, aunque también hubo hombres sensibles ante tamaña noticia. Porque saben que si hubieras estado conmigo habrías sido feliz. Pero no. Como toda guapa, que sabe que lo es, elegiste al malote. Un chulito con nariz de pirata y los ojos del demonio de Tasmania. Un tipo con pinta de macarra de billares. De esos que llamáis 'feo resultón'. Como si eso fuera posible. La única verdad es que a las mujeres, salvo excepciones, os van los malos. Los canallas que parecen canallas y que lo acaban siendo. Y pensar que pudiste ser dichosa conmigo…

Tenía planes para ambos. Pero nunca pasaste por Bilbao. Y si lo hiciste, no te vi. Dirás que tampoco yo fui a Cittá di Castello. Pero no me negarás que tu pueblo pilla a desmano. Lo que es una pena. Porque hubiese caído fenomenal a Doña Brunella y a Don Pasquale. Siempre he tenido buena mano con las familias políticas. Hablas italiano, francés e inglés. Perfecto para entendernos. Porque cuando paso de la quinta caña hablo hasta chino mandarín. Y con acento perfecto. Por otro lado, ambos somos agnósticos. Aunque, cuando te vi caracterizada como María Magdalena recuperé la Fe. Y aumenté las dioptrías. Se me salieron los ojos de sus órbitas. Y algo me dice que a ti te pasa lo mismo. Sé sincera. No se explica de otra manera que interpretaras a la más bella Cleopatra de la historia del cine, incluida Liz Taylor, en una de las entregas de Asterix. Lo digo porque era mi personaje de cómic favorito. ¿A que lo sabías? Si eso no es echarme los tejos, que baje Goscinny y lo vea. Como lo del anuncio de Martini. Ahí hilaste fino. Sabes que me gusta con hielo... y en compañía.

Por cierto, me diste pena en 'Drácula' de Bram Stoker. El tonto de Keanu bebía los vientos por Winona y no se fijaba en ti. Ya decían que era un chaval muy rarito. Yo, en cambio, si te vi. Y hasta te encontré guapa y natural cuando pocos veían tu brillo. Me refiero a aquella peli con Willis llamada 'Lágrimas del sol' en la que llevabas cara de lunes con resaca. No te digo nada cuando comentaste que te hubiese encantado protagonizar una película porno con tu ex. El feo del francés no te hizo caso. Él es mas de bailar capoeira delante de Clooney y sus compañeros de robos. Allá él. Conmigo hubieses podido hacer una trilogía, si fuera menester. Porque si hay que sacrificarse y hacer una porno, se hace. Que la chiquilla no se quede sin su capricho. Pero todos esos momentos se quedaron en otra ecuación del espacio-tiempo. Jamás los has vivido ni los vivirás por casarte con alguien que no te merecía. El Vicentín ese. Que se le ve 'revirao'. Pero te engañó. Y lo peor es que, esto no lo sabías, estuvimos a punto de conocernos.

Fue en el restaurante Gaztelupe de Madrid. Acababas de salir, cuando yo entraba. "Muy guapa pero muy seca", sentenció el camarero. Qué sabrá. No era sequedad. Era amargura. La que siempre has llevado por no estar conmigo. Ahora ya es demasiado tarde. Y también para las Farrah Fawcet, Victoria Principal, Bo Derek, Whitney Houston, Olivia Newton John, Blondie, Claudia Schiffer, Cindy Crawford, Broke Sields, Kim Basinger, Michelle Pfeiffer, Heidy Klum, Diane Lane, Halle Berry y todas las buenorras que elegisteis a otros cuando podríais haber sido más felices con los de mi cuadrilla. Nada de feos resultones. Feos a secas. Pero enamorados de vosotras hasta las trancas. Alguno, hasta guarda el póster en el que salíais. Y aun así, optásteis por los malos de la clase. Vosotras y casi todas, ojo. De ahí que hoy quiera dirigirme a todas las Bellucis que en el mundo quedan o están por venir. Más allá del chulito, hay vida. Y cariño. Bueno será que lo valoréis. No sea que os pase lo que a Mónica. Que es escuchar mi nombre y rompe a llorar. Pobrecita. Ella se lo ha perdido. Cuentan que ha encontrado sustituto de urgencia. Y que también es feo resultón. Por cierto, ¿tiene alguien por ahí el teléfono de George Clooney? Es que ahora que se ha vuelto a quedar solo, mi mujer quiere decirle que se lo merece por tonto y por no pasar por delante del Colegio del Carmen, hace... 'taitantos' años. Si es que algunos no escarmientan.

Ver todos los artículos de El Piscolabis

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Lo siento, Mónica
Mónica Bellucci con su expareja, el actor Vincent Cassel, "un chulito con nariz de pirata y los ojos del demonio de Tasmania". / EFE
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.