El Correo Digital
Sábado, 19 abril 2014
nuboso
Hoy 4 / 16 || Mañana 6 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Inglés, la lengua maldita

HABILIDADES CON EL IDIOMA

Inglés, la lengua maldita

Un sistema educativo de espaldas a la comunicación oral provoca que millones de españoles no puedan hablarlo

22.08.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Inglés, la lengua maldita

Buscar una persona en España que lleve más de diez años estudiando inglés y que no haya pasado aún del nivel intermedio resulta fácil, porque en esa situación se encuentra una buena parte de la población adulta. Es el caso de Víctor López, 40 años, o Isabel Martínez, de 32, o Tomás Zamorano, de 47, o... La enumeración continuaría hasta alcanzar al 45% de la población de entre 18 y 65 años que admite tener cietos conocimientos de la lengua de Shakespeare (49,7% de los adultos), según la encuesta Actividades de Aprendizaje de la Población Adulta 2011, publicada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Sólo el 20% de esa mitad de la población adulta que ha estudiado inglés asegura contar con un nivel avanzado. Y eso no implica, como reconocen los expertos, que puedan tener un dominio claro de la lengua. Una cosa es defenderse con el inglés durante las vacaciones y otra muy distinta poder trabajar en esa lengua.

¿Qué problema tienen los españoles adultos con el idioma de los británicos? ¿Es la edad un impedimento o es la falta de constancia o incluso el oscuro deseo de no aprenderlo pese a ser conscientes de que es un requisito casi imprescindible para encontrar trabajo?

Ninguna de las tres, aseguran los expertos. No hay que culpabilizarse, al menos no del todo, ya que ni somos tontos, ni tenemos el cerebro atrofiado, ni tampoco el sentido del oído embotado. Sencillamente, la base educativa es muy deficiente, demasiado centrada en la parte gramatical (no excesivamente difícil si se compara con el castellano), mucho vocabulario y poco trabajo en las habilidades comunicativas orales y en la pronunciación (el principal problema de la lengua británica).

Resultado, un dominio más o menos claro de la lectura en inglés, pero llegado el momento de hablar, dos frases como mucho y al más puro estilo de Tarzán... ¡frustrante! Así lo explica Helena Cecilia Kurçab, quien en su libro ‘You can do it!’ (Ed. Loquenoexiste), intenta descargar a la mayoría de españoles adultos de esa sensación de fracaso perpetuo por no poder mantener una conversación en condiciones en inglés.

Acomplejados

Kurçab insiste en que la base excesivamente formal de la educación recibida, muy volcada en escribir y en leer (de hecho, en estas habilidades los españoles sobresalen) es la causa de las dificultades para superar ese peldaño que existe entre el nivel intermedio y el avanzado, que permite la comunicación. Durante muchos años, los españoles han tratado de construir un aprendizaje de inglés utilizando los 'ladrillos' españoles: en inglés se pronuncian trece vocales, señala, pero la mayoría de los españoles sólo trabajan con cinco. Por ello, el oyente no entiende, la comunicación es imposible.

¿El resultado? El español calla acomplejado. «Es como si acudiera a una reunión de ejecutivos vestido con una ropa que le quedara mal: grande la chaqueta, el pantalón corto... Se sentiría incómodo», señala esta profesora de inglés en su libro.

Kurçab cree, sin embargo, que los adultos que «de verdad quieran hablar en inglés» lo conseguirán. Eso sí, deben tener claro cuál es su objetivo («si lo puedes imaginar, lo puedes lograr») y perseguirlo. Aunque, aclara, una de las ventajas que tienen los españoles es que pese a su baja autoestima ante el aprendizaje de idiomas, tienen una gran motivación. Si no fuera así, no se explicaría cómo una persona puede pasarse años estudiando una lengua sin ver resultados.

¿Cómo hacerlo? Aprendiendo los sonidos, escuchando todo el inglés que se pueda y hablándolo. ¿Con quién? Aunque sea, con uno mismo. Eso sí, en voz alta.

El tema de la motivación no lo tiene tan claro David Lasagabaster, profesor titular de la Universidad del País Vasco y cuyos trabajos de investigación se han centrado en el efecto de las actitudes lingüísticas. Lasagabaster, aun reconociendo los fallos de un sistema educativo tradicional, basado en la gramática y obviando el lenguaje oral, cree que a los adultos les falta motivación y esfuerzo. «No basta con ir a clase, hay que hacer mucho más y no se hace», señala el experto tras participar en el seminario ‘Aprendizaje a través de una lengua extranjera’, organizado por el British Council en la Universidad de Alcalá de Henares.

Lasagabaster entiende que a la edad adulta las posibilidades de disponer de tiempo para «ir más allá» de las clases semanales de inglés son limitadas, «pero esto es una cuestión de querer, de querer de verdad». «Ahora hay muchos recursos –canales de televisión en lengua inglesa, emisoras de radio e innumerables opciones en la Red– para facilitar un contacto constante con el inglés. La lengua de Shakespeare está a nuestro alcance sin necesidad de viajar, algo que antes no ocurría. La puedes incorporar en tu rutina diaria. Si de verdad quieres, aprendes, pero para ello deberás, por ejemplo, ver las películas en inglés... ¿cuántos no lo hacen alegando que están cansados después de todo un día de trabajo? Insisto, se puede, pero exige mucho esfuerzo, y más aún a un pueblo, como el español, que no ha tenido interés en el aprendizaje de idiomas hasta hace relativamente poco tiempo».

Chris Dove, inglés afincado en España desde hace 43 años, la mayor parte enseñando su idioma, y responsable del British Council en Cataluña, cree que los adultos tienen un grave problema de confianza porque vienen con un historial de fracaso que les pesa mucho. «Creen que nunca llegarán a hablar. Se saben con una pronunciación viciada, pese a tener algunos más nivel gramatical que muchos ingleses. Pero yo siempre digo, se puede. Escucha, escucha y habla. Trabajemos lo que te falta».

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.