El Correo Digital
Sábado, 20 septiembre 2014
tormenta
Hoy 16 / 28 || Mañana 16 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Hollywood resucita a la reina del porno

CINE

Hollywood resucita a la reina del porno

Linda Lovelace abominaba de 'Garganta profunda', la cinta X que la convirtió en estrella. Un 'biopic' cuenta su gloria y sus infiernos

22.08.13 - 00:03 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hollywood resucita a la reina del porno
Amanda Seyfried, a la izquierda, encarna al mito del porno. A la derecha, la auténtica Linda Lovelace, ,fallecida en un accidentede tráfico en 2002 a los53 años./ El Correo

Se rodó en seis días por 25.000 dólares aportados por inversores cercanos al crimen organizado que hicieron el negocio de su vida. Recaudó 600 millones y provocó, entre otras cosas, que comprar una entrada de cine fuera un acto revolucionario. 'Garganta profunda' (1972) sigue siendo el filme más rentable de todos los tiempos y un clásico del cine para adultos, que hasta sirvió a Bob Woodward y Carl Bernstein para bautizar a su informante en el caso Watergate.

Aquella farsa pornográfica sobre una mujer obligada a realizar felaciones para satisfacerse al tener su clítoris localizado en la garganta rompió tabúes y provocó una tormenta política. Los dueños de las salas y los distribuidores sufrieron el acoso judicial. El actor Harry Reems fue encarcelado por «conspiración para transportar material obsceno» y Jack Nicholson y Warren Beatty encabezaron una campaña exigiendo su liberación. El impacto social que provocó el filme en pleno auge de la liberación sexual y la contracultura convirtió en estrella planetaria a su protagonista, Linda Lovelace, que anteriormente se dedicaba a la prostitución. La actriz, que murió en 2002 en un accidente de tráfico a los 53 años mientras se dirigía a una sesión de diálisis, padeció el maltrato de un marido-manager-proxeneta y se sintió estafada en su carrera. Tanto que acabó sus días encabezando una cruzada contra la pornografía y llegó a declarar ante la comisión del Congreso que investigaba a la industria del cine X por orden del presidente Reagan.

Inyecciones de silicona

Recién estrenada en Estados Unidos y sin fecha en España, 'Lovelace', de Rob Epstein y Jeffrey Friedman, se suma a las contadas películas que Hollywood ha dedicado al porno, una industria millonaria que ha cambiado de arriba a abajo por culpa de Internet. La magna 'Boogie Nights' y 'Wonderland' tomaban como protagonista a un actor en un género concebido para el consumo masculino. Amanda Seyfried, la virginal novia de 'Mamma mía', la sufrida Cosette de 'Los miserables', se desmelena –moderadamente– en un 'biopic' que, según los críticos, hubiera ganado de contar con la actriz que sonó para el mismo papel en otra cinta sobre Lovelace, Lindsay Lohan, cuya aura canalla le iba mejor al personaje.

Seyfried reconoce que temió «arruinar su carrera» por dar vida a la mítica felatriz. «Antes la pornografía era algo fascinante para mí, pero perdí el interés porque tiene un lado demasiado oscuro. No encuentro placer en ver porno, pero tampoco lo encuentro ofensivo», admite. El estreno de 'Lovelace' ha venido rodeado de polémica al tratar de impedirlo los productores de 'Garganta profunda' por el uso no autorizado de cinco minutos de imágenes del filme original. La reclamación por diez millones de dólares ante un tribunal federal ha sido desestimada.

Lejos de la nostalgia que desprendía 'Boogie Nights', donde su protagonista encontraba más cariño entre pornógrafos que en su propia familia, 'Lovelace' se centra en el infierno padecido por una mujer marcada por dos personas en su vida. Chuck Traynor (Peter Sarsgaard) fue el hombre al que conoció con 19 años y que la prostituyó primero y la introdujo en el porno después. En 1973, al año siguiente del bombazo de 'Garganta profunda', se divorció de él tras acusarle de malos tratos y de ser culpable de su cáncer de mama al obligarla a aumentarse el pecho con inyecciones de silicona. El otro demonio que sufrió Linda Lovelace fue su propia madre, una mujer ultracatólica y conservadora de la que huyó para caer en los brazos de Traynor.

Una irreconocible y avejentada Sharon Stone encarna a la terrible progenitora, en un filme con un resultón reparto: Hank Azaria es Gerard Damiano, el director de 'Garganta profunda'; Bobby Cannavale se sale como el gángster-productor, y James Franco hace del mismísimo magnate del porno Hugh Hefner.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Hollywood resucita a la reina del porno
'Boogie Nights'. Paul Thomas Anderson retrata con nostalgia y cariño la edad dorada y el declive de la Meca del Porno, el californiano Valle de San Fernando. Obra maestra.
Hollywood resucita a la reina del porno
'Wonderland'. En 1981, John Holmes ni siquiera era capaz de tener una erección. El hombre que rodó 2.000 filmes y se acostó con 14.000 mujeres inspira este sórdido ‘thriller’.
Hollywood resucita a la reina del porno
'Orgazmo'. Los creadores de ‘South Park’ se cachondean del porno a través de las peripecias de un mormón reconvertido en estrella del género, un superhéroe cuya arma provoca potentísimos orgasmos.
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.