Una joven sin pelos en la lengua...pero sí en los sobacos

Paloma Goñi ha dejado de quitarse el vello corporal durante siete meses para que las adolescentes sepan que "la depilación no es una obligación que viene con el hecho de ser mujer".

MIRIAM COSBILBAO
Goñi no se depiló en siete meses. / Huffington Post/
Goñi no se depiló en siete meses. / Huffington Post

¿La depilación es cuestión de belleza o higiene? Paloma Goñi lo tiene muy claro, y ha decidido mostrar al mundo lo harta que está de depilarse. En un intento por luchar contra los supuestos estereotipos de la sociedad en referencia al vello y las mujeres, esta periodista malagueña, ha estado siete meses sin quitarse ni un pelo y después ha colgado las fotos del resultado en su blog, donde ha explicado la razón de esta peculiar iniciativa: "Desde el primer día en que, siendo adolescente, decidí que tenía que deshacerme de los pelos en piernas y axilas, he vivido la depilación como una tortura. Las mujeres tenemos que saber que tenemos la elección, que la depilación no es una obligación que viene con el hecho de ser mujer".

El debate de la estética ha lanzado a la joven periodista a fotografiarse con pelos de arriba a abajo, y ha querido mandar su mensaje especialmente a las mujeres más jóvenes: "Las chicas adolescentes, cuando empiezan a tener vello, tienen que saber que pueden elegir, que ellas deciden si quieren o no depilarse. Que ambas opciones son válidas. Tenemos pelos en las axilas. Y en el pubis. Y en mil sitios más. Somos peludas. Igual que los hombres. Algunas menos, otras más. Y eso es real. Una realidad que las mujeres, presionadas unas por otras, nos empeñamos en esconder".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos