Once escolares con sordoceguera en aulas vascas

MARTA FDEZ. VALLEJO

En el sistema escolar vasco hay en la actualidad once niños afectados por sordoceguera integrados en las aulas. Cuentan con los recursos habituales de la enseñanza en Euskadi, los auxiliares en necesidades especiales y expertos en Pedagogía Terapéutica y logopedas.

La Fundación ONCE para la Atención de Personas con Sordoceguera es la que ofrece y paga el programa de mediación. Cuenta con una mediadora en Euskadi, que trabaja en la ikastola de Gernika y trata también a varios adultos. Es el propio afectado el que debe solicitar el servicio a la Fundación, que emite un informe para valorar si existe esa necesidad. Si se concede, después hay un seguimiento. Un inspector de la ONCE de Madrid acude al centro vizcaíno todos los años para comprobar el trabajo que se hace con Ibai y sus progresos.

El Departamento de Educación del Gobierno vasco ha reservado una partida de los presupuestos para financiar este servicio de mediación de escolares con sordoceguera por primera vez. «Lo importante es que no nos quiten horas, mantener lo que tenemos», piden desde la ikastola. «Encontrar este apoyo no se paga con nada en el mundo», dice Amaia, la madre de Ibai.

En España hay 80 técnicos en comunicación con personas con sordera y discapacidad visual, que cuentan con el titulo de interprete en lenguaje de signos y la especialidad de mediación. Atienden a 257 afectados, de los que 84 son niños y jóvenes que reciben esta ayuda en sus colegios y universidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos