El Correo Digital
Viernes, 18 abril 2014
sol
Hoy 10 / 23 || Mañana 7 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El banquero pagó y salió de la cárcel

37 GRADOS

El banquero pagó y salió de la cárcel

El visto y no visto de Miguel Blesa en prisión tras pagar 2,5 millones en 18 horas provoca la indignación popular y cuestiona la igualdad de los ciudadanos ante el sistema de fianzas

23.05.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El banquero pagó y salió de la cárcel
Miguel Blesa sale de la cárcel tras pagar la fianza / Ángel de Antonio

Como siempre, hay que decir que Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Ingresó el jueves pasado en la cárcel de Soto del Real por su responsabilidad en la compra supuestamente fraudulenta del City National Bank de Florida en 2008, que, según el instructor, habría ocasionado a la entidad española pérdidas de más de 500 millones de euros. Se trata de un caso complicado en el que está acusado de gestión desleal, apropiación indebida y falsedad documental. Por todo esto, el juez le impuso una fianza de 2,5 millones de euros que él logró reunir en... 18 horas. Y salió el viernes. Este visto y no visto de Blesa en la prisión ha provocado estupefacción, mejor indignación, en una sociedad en estado crítico, cansada de corrupciones y enchufes. Los tuits el día de su liberación hablan claro. Éste, por ejemplo, es de la periodista televisiva Sussana Griso: "¡Buenas! 2,5 millones de fianza para Miguel Blesa: la misma cantidad que cobró como indemnización por llevar a Caja Madrid a la ruina". O este otro de un tal Raúl, que reúne el sentir de muchos ciudadanos anónimos: "El juez decreta auto de libertad para Miguel Blesa. Vergüenza de justicia en Españistán. Apenas una noche en la sala invitados de la cárcel".

Claro que la indignación es más palpable entre el montón de pequeños y medianos ahorradores que no volverán a ver su dinero por la mala gestión de banqueros como él. Asistieron boquiabiertos a la 'magia' de Blesa, algo así como sacarse de la chistera 2,5 millones en un impresionante 'voilá'. Pero lo peor de todo es que empiezan a entender el 'truco': según diversas fuentes jurídicas, ha ofrecido como garantía un patrimonio valorado oficiosamente en seis millones de euros (solo tiene vigente un crédito hipotecario) distribuidos entre pisos, chalets y un terreno rústico, seis inmuebles en total. Además, al abandonar la presidencia de Caja Madrid en febrero de 2010 fue indemnizado con 2,8 millones. Y entre 2007 y 2010 cobró 12,4 millones en concepto de salario. Unicamente otro banquero había pisado la cárcel antes que él, Mario Conde, pero hace ya 20 años de eso. Con todo, no es raro pensar que si un acusado es capaz de reunir en tan corto espacio tamaña cantidad, poco puede importarle que el Estado se quede con ese dinero en caso de fuga. Vamos, que no tardaría mucho en poder disponer de otro tanto y poner pies en polvorosa. Tampoco sería raro considerar que, si ha sido merecedor de una fianza tan grande, quizá no debería salir de la cárcel, o al menos no tan fácilmente. Por no hablar de que esto parece confirmar que las personas con 'posibles' pueden esquivar más fácilmente la cárcel que aquellas que se encuentran en una situación menos desahogada, aunque las cantidades se fijen proporcionalmente al patrimonio del inculpado. Porque, en los tiempos que corren, reunir en un día una cantidad en principio pequeña como 3.000 euros puede ser para muchos tarea imposible. En resumen, se está cuestionando si todos los ciudadanos son iguales ante nuestro sistema de fianzas.

Hace 23 años, en 1990, el abogado y doctor en Derecho ya fallecido Antonio Cánovas publicó un artículo de diez páginas titulado 'La fianza, como único medio de obtener la libertad, es discriminatorio y por tanto debiera declararse inconstitucional'. Comienza así: "Este artículo nace fruto de la experiencia profesional. El caso que narro es verídico. Contra dos personas detenidas a la vez por presunto delito de tráfico de drogas, sin dictarse auto de procesamiento, al amparo de los arts. 503 a 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el Juez dictó auto de prisión; para librarse de éste, se les exigió a cada uno de los presos 500.000 pesetas en metálico; uno de ellos, con el concurso de sus familiares, pudo reunir esa cantidad y fue puesto en libertad; el otro, que no contó con dicha suma, permaneció en prisión otros ocho días más. A mi juicio, tratándose de un mismo supuesto delito, de una misma supuesta participación, y de un mismo juez, me pareció discriminatorio el diferente trato penal, en donde el rico por el hecho de serlo quedó beneficiado". Y en las conclusiones aseveraba: "La prisión provisional debe atemperarse al máximo, pero, si se decreta, debe mantenerse con todas sus consecuencias, y sólo se librará de aquélla el acusado cuando el juez discrecionalmente así lo entienda, sin necesidad de prestar fianza, porque para mí la fianza con equivalencia de libertad me está indicando que el auto de prisión no se dictó con plena y absoluta jutificación".

El banquero pagó y salió de la cárcel

Miguel Ángel Flores, caso Madrid Arena, reunió 200.000 euros en una hora y cincuenta minutos. / EFE|Chema Moya

"Situaciones injustas"

Para los profanos en la materia, Jorge Juan Hoyos, coordinador de Jueces para la Democracia en Euskadi, quiere aclarar primero que existen en nuestro ordenamiento penal dos tipos de fianzas: "La pecuniaria, que busca asegurar el pago de responsabilidades económicas a las que el sujeto pueda ser condenado (multas, indemnizaciones...); y la personal, que tiene como finalidad asegurar que el imputado se sustraiga a la acción de la Justicia, es decir, de la que se habla en este artículo. Se encuentra regulada en la Ley de Enjuciamiento Criminal, publicada en el año 1882, aunque dicho sistema haya sido objeto de sucesivas reformas". Explica Hoyos que, en la práctica cotidiana de los Juzgados, el importe de las fianzas "puede oscilar entre los 2.000 y los 6.000 euros para un delito sencillo. Es difícil decir una cantidad, dependerá de cada caso particular y de sus especiales características. Lo que está claro es que las fianzas de 2,5 millones de euros se fijan en muy pocos casos, como en las macrocausas por delitos económicos, donde se manejan elevadísimas cantidades de dinero".

-¿Cómo se concreta la cuantía?

-En relación con la fianza personal, se determina en función de la capacidad (presumible) económica del inculpado; también se han de tener en cuenta la naturaleza del delito, la situación personal y los antecedentes de la persona. Y aquellas otras circunstancias que puedan influir en el mayor o menor interés que tenga en poder sustraerse a la Justicia, además del arraigo con el que cuente en nuestro país.

-Conforme avanza el tiempo, ¿se va rebajando esta cantidad?

-No necesariamente, pero lo lógico es que, cuanto más tiempo lleva en prisión provisional el imputado, el riesgo de fuga disminuye, porque parte de la pena ya la ha cumplido, así que, en consecuencia, se puede ir reduciendo progresivamente la fianza.

-¿Cuándo se devuelve y cuándo no?

-La fianza personal se devuelve cuando el juicio se celebra y el acusado siempre ha comparecido y no se ha sustraído a la acción de la Justicia. Cuando el acusado no concurre al primer llamamiento judicial o no justifica la imposibilidad de hacerlo, la perderá.

-Mientras dura la libertad condicional, ¿dónde está ese dinero?

-Ingresado en la cuenta del Juzgado correspondiente.

-Si no se devuelve, ¿a dónde va a parar, para qué se emplea?

-Se adjudica al Estado.

-¿Le parece discriminatorio este sistema?

-Puede dar lugar a situaciones injustas dado que las personas con mayores ingresos son los que tienen más capacidad y facilidad para afrontar el pago de las fianzas. Para evitar un posible trato discriminatorio se debe llevar a cabo una ponderación de las concretas circunstancias concurrentes, y en los supuestos de personas con elevadas capacidades económicas se deberá imponer una fianza cuya pérdida suponga una verdadera aflicción o gravamen.

-¿El sistema de fianzas beneficia entonces a las personas con más recursos?

-No de forma necesaria si, como digo, se hace una ponderación o valoración de todas las circunstancias.

-¿Entiende que casos como el de Blesa provoquen indignación?

-Resulta perfectamente comprensible que produzca una importante desazón (e incluso frustración) en la sociedad que un banquero en apenas un día haya podido reunir los 2,5 millones de euros fijados como fianza.

-¿Qué se podría hacer?

-Se puede optar por imponer una fianza más elevada pero siempre que dicho pago no resulte imposible o ilusorio, porque ello supondría una prisión provisional encubierta. Para ello habría que analizar todos los factores o circunstancias.

-¿Existe alguna alternativa a este sistema, quizá en otros países?

-Los sistemas procesales de los países de nuestro entorno tienen una regulación parecida, aunque con sus matizaciones.

El banquero pagó y salió de la cárcel

Juan Antonio Roca, caso Malaya, consiguió un millón de euros en 17 días. / EFE | Miguel Ángel Molina

Otras fianzas exprés

Hay muchos otros que lograron reunir cuantiosas cantidades en tiempo récord. Por poner sólo unos ejemplos, Miguel Ángel Flores fue el organizador de la fiesta del Madrid Arena en la que murieron cinco jóvenes por un tapón humano. Quedó libre en diciembre tras una noche en prisión después de pagar los 200.000 euros que consiguió reunir en ¡una hora y cincuenta minutos!. El juez había dado la orden de captura después de que agentes de la Policía le hubiesen presentado pruebas de que estaba preparando su fuga al extranjero. El juicio está en marcha. Otro caso: la familia y el entorno más cercano de Juan Antonio Roca, ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella condenado por el caso Malaya (el que tenía un ‘miró’ en el retrete), sólo necesitaron 17 días para reunir un millón de euros. Después fue juzgado, condenado y hoy lleva ya siete años encerrado. Y en 2006, el médico Eufemiano Fuentes, detenido por su presunta implicación en una trama de dopaje en el deporte, sólo pasó una noche en prisión porque pudo reunir en 24 horas los 120.000 euros que le pedían. Acaba de ser condenado a un año de cárcel y cuatro de inhabilitación como médico deportivo por un delito contra la salud en el marco de la Operación Puerto.

No siempre es así. Algunos antes de poder pagar pasaron meses enchironados. Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, imputado en el caso de los ERE fraudulentos, logró salir de la cárcel el pasado octubre después de siete meses encerrado con los 50.000 euros para la fianza que su mujer reunió gracias a sus amigos y conocidos, a los que envió este mensaje: "Soy Javier Guerrero. Ahora necesito tu ayuda". Junto a él está imputado Antonio Fernández, ex consejero de Empleo, que salió tras cuatro meses al pagar 450.000 euros. Y el alcalde de El Ejido (Almería), Juan Enciso, apoquinó 300.000 euros después de permanecer en prisión casi ocho meses (implicado en la trama de corrupción empresarial en torno al Ayuntamiento que el presidía).

Luego están los tres años y cuatro meses que pasó Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel, en Soto del Real hasta que en junio del año pasado, su nonagenaria madre pudo presentar los 200.000 euros exigidos para su libertad condicional (la fianza fue rebajada con el paso del tiempo desde los 15 millones que le pedían en un principio). No se trata de que la mujer tuviera que pedir, sino que las cuentas corrientes, seguros y otros productos puestos a su nombre permanecían bloqueados por un juez desde 2011, por si ese dinero se necesitaba para pagar parte de los 85 millones de euros en los que se fijó la fianza por la responsabilidad civil (el otro tipo de fianza que existe en España) en caso de ser condenado. Los fondos se desbloquearon cuando la Agencia Tributaria garantizó que tenían un origen lícito.

El banquero pagó y salió de la cárcel

Eufemiano Fuentes, Operación Puerto, desembolsó 120.000 euros en 24 horas. / EFE | Juan Carlos Hidalgo

Ver todos los artículos de 37 Grados.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.