El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 15 / 25 || Mañana 16 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La esperanza es perra... y está viva

EMOTIVO reencuentro en oklahoma

La esperanza es perra... y está viva

Un perrito, que estaba bajo los escombros de la casa de su dueña, reacciona al oír la voz de la anciana describiendo el tornado a los periodistas y es rescatado

22.05.13 - 08:46 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Momento en que la anciana encuentra a su mascota. /Youtube

Cuando ocurre un desastre natural de la envergadura del tornado de Oklahoma, de esos que hacen recordar al ser humano su insignificante pequeñez y la fragilidad de todo lo que considera seguro, es muy difícil encontrar en medio de la tragedia alguna brisa de esperanza. Pero no imposible. En la zona de Moore, totalmente arrasada, la ilusión se ha abierto paso entre los escombros en forma de tímido ladrido. Al menos, para Bárbara García, una anciana que ha visto cómo el viento se llevaba en unos pocos minutos su casa, su perro... todo su mundo. Mientras narraba su terrible experiencia a los reporteros de la cadena CBS, la mujer no paraba de mencionar a su querida mascota, un simpático Schnauzer que el tornado le había arrancado de los brazos.

Según contaba ante las cámaras, cuando toda la furia del viento se desató sobre su barrio ella estaba "sentada en un taburete, sujetando a mi perro". Poco después, se fue la corriente eléctrica y "justo al mismo tiempo sentí que el taburete se levantaba del suelo". En su escalofriante relato, Bárbara cuenta que, después de salir volando, se encontró ya tendida sobre los restos de su casa, que ni siquiera merecen el nombre de escombros, ya que, como se ve en el vídeo, están tan desmenuzados que parecen haber pasado por una trituradora gigante. En ese momento, tras de constatar que ella estaba bien y sus pertenencias, hechas fosfatina, empezó a llamar al animal. "Pero no contestó ni lo vi", le decía la mujer a los periodistas, con una carita triste que contrastaba con su colorida camisa de bananas. "Yo sé que está aquí en algún sitio...", les comentaba la mujer, erguida en medio de la destrucción con esa pena contenida y resignada de quien ni siquiera se permite llorar porque, en el fondo, es consciente de su suerte y de que a su alrededor la gente está peor.

Pero, en un momento de las declaraciones de Bárbara, algo llama la atención de la periodista. "¡El perro!", interrumpe la reportera. En ese momento, la cámara 'vuela' desde la anciana hasta un montón de chatarra que estaba muy cerca y desde donde se percibía un leve ruido. Allí estaba el perrrito, que había reaccioando al oír la voz de su dueña, todo desastrado, lleno de barro y con pinta de tener un buen susto. La mujer se acerca rápidamente a él y, con ayuda de los profesionales de la CBS, saca a su mascota y la empieza a acariciar y a recolocarle el pelo para tranquilizarla y, a la vez, comprobar que lo que está viendo es real. "Bueno, pensaba que Dios sólo había respondido a una plegaria 'Deja que salga bien de ésta'. Pero Él ha respondido a las dos. Porque ésta -confesaba la mujer refiriéndose a su Schnauzer recuperado- era mi segunda plegaria". Y, poco a poco, Bárbara, renqueante debido a la edad, y su perrito, aturdido por las horas atrapado, abandonan ese lugar de tristeza. Juntos y aliviados. Porque el viento no ha logrado llevarse todo.

Junto al cadáver de su dueño

Este Schnauzer fue muy afortunado, sobrevivió más o menos ileso y se reencontró con su dueña. Otros congéneres suyos, sin embargo, sólo tuvieron suerte a medias. Una de las anécdotas emotivas de la catástrofe -que ha dejado más de una veintena de fallecidos, de momento- se refiere a otro perro, que se ha hecho ya famoso por quedarse quieto junto a los escombros que cubrían al cadáver de su dueño. Fue encontrado, mojado y clavado, sin querer moverse, quizá con la vana esperanza de que su propietario saliese de ahí. El animal fue recogido y llevado a un refugio, aunque el personal de la oficina del sheriff está pensando en quedarse con él y convertirlo en su mascota como premio a su fidelidad. ¿Qué enseñanza se pueden sacar de estas historias perrunas? Muchas, pero, principalmente, que estos animales son unos auténticos supervivientes y que, además, saben cómo hacer que el mundo mire hacia Moore y vea algo más que muerte y destrucción.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.