El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 5 / 11 || Mañana 8 / 12 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Un confuso ajuste de jornada laboral cabrea a los funcionarios vascos

NO LABORABLE

Un confuso ajuste de jornada laboral cabrea a los funcionarios vascos

Pese a las 1.592 horas de antes y de ahora, la jornada sí ha cambiado: 47,5 más al año, a cuenta de los numerosos días libres que se les han quitado

05.05.13 - 01:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Gobierno vasco se enfrenta a una serie de campañas de protesta de sus trabajadores en ámbitos como la sanidad, la enseñanza o la justicia que tienen una importante repercusión pública. La causa no es otra que las medidas de ajuste de jornada aplicadas por el departamento de Administración Pública y Justicia, sobre todo en jornada laboral, que implican 47,5 horas de trabajo más al año, además de la nueva congelación salarial.

El Gobierno central decretó en las medidas de choque adoptadas en diciembre de 2011 que la jornada laboral de los funcionarios pasaría a ser de 37,5 horas a la semana –37 horas y 30 minutos–, con carácter de normativa básica, lo que es de obligado cumplimiento para todas las administraciones públicas de España y, por tanto, del País Vasco. La jornada diaria subía así de 7 horas a 7 horas y media.

Con esta medida, un recorte de derechos a los funcionarios que ha ido acompañado en los últimos años de importantes ajustes salariales que los sindicatos estiman en una pérdida de poder adquisitivo del 20%, el Ejecutivo de Mariano Rajoy buscaba compensar por medio de más horas de trabajo de los empleados públicos las políticas de recorte de personal se están aplicando a todos los niveles administrativos, que en casi dos años han supuesto ya la reducción de 375.000 puestos de trabajo. En el primer trimestre de este año, había 2.845.800 asalariados del sector público, según la reciente Encuesta de Población Activa (EPA).

El Gobierno vasco se ha apresurado a tomar medidas en relación a la jornada laboral, en dos fases diferentes, que pueden resultar confusas para el observador de calle. Así, en el decreto 173/3013 de 5 de marzo se recuerda que las 35 horas semanales (7 diarias) son una realidad en su ámbito de decisión desde el acuerdo con los sindicatos de junio de 2000, y que equivalen a 1.592 hora al año. En esa norma fija para este año 2013 la jornada anual en 1.614 horas y 30 minutos, de donde descuenta 22 horas y 30 minutos de los tres días libres que se otorgan al personal afectado por el Estatuto Básico del Empleado Público. Ello deja la jornada anual en 1.592 horas al año, es decir, como se indica en el encabezamiento del propio decreto, las 35 horas semanales.

Parece como si el Gobierno de Urkullu hubiera rememorado al Príncipe de Salina en el Gatopardo –la inmortal obra de Lampedusa–, cuando decía: «Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie». Pero no ha sido así exactactamente, porque pese a las 1.592 horas de antes y de ahora, la jornada sí ha cambiado: 47,5 más al año, a cuenta de los numerosos días libres que se les han quitado. Es decir, que la jornada de los trabajadores de la Administración autonómica era de 1.544 horas y media al año, según aseguran fuentes sindicales. Y en algunos casos, menos, en función de los días libres que tuvieran por antigüedad.

De haber cumplido rigurosamente la idea original de aplicar las 37,5 horas semanales, la jornada anual de los trabajadores hubiera sido de 1.687,5 horas, según los cálculos que cualquier ciudadano que sepa las cuatro reglas de la aritmética puede realizar en unos minutos, y en menos si echa mano de la calculadora. La fórmula parte de descontar de los 365 días al año 52 sábados, otros tantos domingos, 22 días laborables de vacaciones y 14 festivos. En total, 140 días no laborales y 225 de trabajo, que multiplicados por 7,5 horas arrojan la cifra citada de 1.687,5 horas.

Ahora bien, cuando el Gobierno vasco fija por decreto las 1.614,5 horas anuales no está más que sentando una base a la que poder más tarde aplicar un descuento concreto; 22 horas y media citadas de los tres 'moscosos' suprimidos por el decreto de Rajoy. Para los 'canosos' –días libres en función de la antigüedad, que podían llegar a ser siete– no hay compensación.

Además, en el acuerdo aprobada por el Consejo de Gobierno del pasado 22 de abril, señala que todos los empleados públicos, cuando realicen horario de trabajo continuo –una de las tres fórmulas que ha puesto en vigor, junto con la jornada partida y la mixta– tienen derecho a 20 minutos de descanso entre las 10 y las 12 de la mañana, «que computarán como trabajo efectivo». Eso suma 70 horas al año.

Y aquí es donde las cuentas ya empiezan complicarse aún más, porque el citado acuerdo dice textualmente, según la referencia colgada en la web: «La jornada anual total será de 1.610 horas mientras que la jornada efectiva sumará 1.587,5 horas. Es decir, que el Ejecutivo parece haber aplicado 4 horas y media de descuento adicional sobre la intención original de 1.614,5 horas.

Los sindicatos denuncian que el aumento de horas –que equivalen a seis jornadas de trabajo, va suponer la pérdida de 2.000 empleos, pero el Ejecutivo tiene a su favor el argumento del ahorro de recursos públicos en un momento de auténtica emergencia.

Una vieja fórmula

En los años noventa, los sindicatos utilizaban una doble fórmula para establecer a cuántas horas anuales ascendía la jornada anual de 35 horas semanales. Una con los sábados laborables y otra con ellos libres. En la primera excluían del calendario laboral 14 festivos, 48 domingos y 30 días de vacaciones. En total, 92 días, lo que dejaba 273 días de trabajo al año. Esta cifra la dividía por 6 días de trabajo a la semana, lo que resultaba en 45,5 semanas, que multiplicadas por 35 horas semanales, arrojaban la mítica cifra de 1.592,5 horas al año.

Con los sábados libres, restaban de los 365 días del año 48 domingos, 48 sábados, 14 festivos y 30 días de vacaciones. En total, 140 días, que dejaban 225 días de trabajo al año. De nuevo esta cifra la dividía entre 5 días laborables de la semana, que dejaban el total en 45 semanas. Multiplicados por 35 horas, la jornada anual de esta fórmula era de 1.575 horas, inferior en 17 a la anterior.

En Tuenti
Un confuso ajuste de jornada laboral cabrea a los funcionarios vascos
Funcionarios vascos salen de Lakua. / Blanca Castillo

Convertir

en
Resultado
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.