Vía libre a que los municipios saneados puedan gastar más

El Gobierno modificará la Ley de Estabilidad para permitir que inviertan el superávit. La Diputación también trabajaba en ello

O. IGEA

Los ayuntamientos que tengan sus cuentas saneadas podrán realizar inversiones sin esperar a que la Diputación lo autorice. El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha anunciado que el Gobierno central modificará la Ley de Estabilidad Presupuestaria para permitir a los consistorios que destinen todo su superávit a proyectos concretos. La norma, aprobada este mismo año, impedía hasta ahora a los Consistorios gastar más del 5% del dinero disponible para dejar el resto en la caja ante posibles contingencias.

Con esta decisión, Madrid calca los pasos que comenzó a dar el Gobierno foral hace apenas unas semanas tras las quejas de varios alcaldes. Concretamente, fueron los regidores de Etxebarri y Galdakao, dos de los 37 consistorios vizcaínos que no tienen sus cuentas en números rojos, quienes reclamaron una solución. «La gestión responsable y prudente no supone en la práctica disponer de más dinero», lamentaba el alcalde etxebarritarra, Loren Oliva. En su caso el remanente de 2012 ascendía a 790.000 euros, pero la Ley de Estabilidad apenas le permitía gastar 35.000.

«No se puede tratar a los que lo hacen bien y a los que lo hacen mal del mismo modo», reiteró posteriormente el portavoz de la Diputación, Unai Rementeria, horas después de que el Gobierno territorial apelara a la «singularidad foral» para aprobar un anteproyecto de norma que pretende autorizar el gasto del remanente. Su tramitación ya puede detenerse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos