¿Por qué no se puede llorar en el espacio?

El astronauta canadiense Chris Hadfield muestra desde la Estación Espacial Internacional qué pasa cuando uno se pone triste en un sitio donde no hay gravedad

AGENCIAS
Las 'falsas' lagrimas de Chris Hadfield./ Youtube/
Las 'falsas' lagrimas de Chris Hadfield./ Youtube

Si vas al espacio, no te pongas triste, no te conviene. Y no, no es porque nos ponemos feos al llorar, sino porque las lágrimas y la falta de gravedad se llevan muy mal. El astronauta candiense Chris Hadfield lo explica muy bien en este vídeo, grabado desde la Estación Espacial Internacional (ISS)

Para demostrar qué pasaría si llorásemos allá arriba, Hadfield se aplica algo de agua junto a los ojos. Ante la fatal de gravedad, esas falsas lágrimas se le acumulan en la zona como si fuesen una burbuja y no hay forma de que se vayan, si no es con una toalla. Hadfield fue también protagonista, hace unos meses, de otra grabación en el que enseñaba cómo se tenían que lavar las manos los tripulantes de la ISS.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos