El Correo Digital
Jueves, 24 abril 2014
chubascos
Hoy 8 / 17 || Mañana 6 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
"La olla no explotó. Si llega a pasar eso hablaríamos de cientos de muertos"

cuatro heridos por el vapor de una olla abierta en plena coción

"La olla no explotó. Si llega a pasar eso hablaríamos de cientos de muertos"

Los alumnos de la Escuela de Hostelería de Leioa siguen con el susto en el cuerpo. En los corrillos, no se habla de otra cosa que del incidente y son muchos los que se interesan por el estado de sus compañeros

18.04.13 - 10:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los alumnos de la Escuela de Hostelería han vuelto a las clases esta mañana. /Jan Echevarría | Vídeo: elcorreo.tv

Los nervios están a flor de piel en Leioa. Los alumnos de la Escuela de Hostelería, que ayer tuvieron el día libre tras la apertura inesperada de una olla industrial a presión que dejó cuatro alumnos heridos a causa de las quemaduras de vapor de agua hirviendo, se han acercado esta mañana al centro antes que de costumbre. A pesar de que sus clases de Teoría y Taller de verduras no comenzaban hasta las ocho y media, unos cien estudiantes de entre 17 y 22 años ya estaban allí antes de las ocho, comentando el accidente de ayer e interesándose por el estado de sus compañeros. "Es que aquí, más o menos, nos conocemos todos", justificaban en los corrillos.

Apoyada sobre uno de los dos bancos que soportan tantos y tantos minutos de estrés durante el curso, Irati E. recuerda la llamada que hizo a sus padres en cuanto supo que varios de sus colegas habían resultado heridos mientras preparaban un cocido de garbanzos que serviría como parte del menú que a diario consumen una media de 1.200 comensales. "No se habían enterado de nada, pero se pegaron un susto...". A su lado, Jon, otro de los estudiantes, cuenta cómo en su casa se desató el caos. Al ser informados sus familiares de lo sucedido, quisieron comprobar que él estaba bien, pero un frustrante mensaje de voz les decía una y otra vez que el móvil estaba apagado. "Quizá porque todo el mundo estaba llamando o recibiendo llamadas, no lo sé". Y, claro, como es evidente, la preocupación no cesó hasta que dieron con él.

Irati y Jon, estudiantes de los grupos E y D de primer año -hay cinco en total, cuatro en castellano y uno en euskera- hablan de la Firex, la olla que causó el siniestro, como un elemento delicado. Recuerdan que tiene mucha capacidad (120 litros en total) y destacan que conocen de sobra su peligrosidad. "Te lo avisan desde el primer día y es raro, pero posible, que alguien intentara abrirla cometiendo una imprudencia que podía haber acabado mucho peor". "Si llega a ser una explosión hablaríamos de cientos de muertos", alertan. Están convencidos de que, aunque hubiera fallo técnico, "alguien tuvo que forzarla. Si no, no se abre", detallan.

Los alumnos "están mejor"

Estos chavales que, en tiempos de crisis, buscan una cocina que les de una oportunidad, comentan que algunos de sus amigos no pudieron esperar ayer y se acercaron al hospital de Cruces para conocer de primera mano el estado de los heridos. "Les dejaron verles y parece que están mejor, aunque uno de los chavales de aquí -dos de los diez estudiantes franceses que han venido una semana para reforzar su formación están entre los afectados- se ha hecho quemaduras importantes en la cara, el cuello y el brazo izquierdo". Según cuentan, es la única víctima a la que "nadie ha podido ver todavía".

Además de interesarse por la evolución de los heridos -tema central de las conversaciones-, el personal de la Escuela de Hostelería mostraba desde primera hora su incomodidad por el eco mediático del suceso. De hecho, el propio director del centro, Txebi Santamarina, ha dado explicaciones esta mañana en una reunión y no se ha dejado entrar a nadie ajeno a la Escuela. Según contaban entre cigarros los alumnos al finalizar la charla, "nos han informado sobre el estado de salud de nuestros compañeros y nos han agradecido nuestro comportamiento".

Los que sí han atendido a elcorreo.com son el secretario del centro, José Luis Lloret, y la jefa de estudios, Cristina Askorbe. Ellos, junto con otros profesores, además de los padres de los alumnos afectados, permanecieron en Cruces hasta bien entrada la tarde para mostrar su apoyo a las víctimas. "No te haces a la idea de la cantidad de llamadas que recibimos de padres preocupados y en muestra de solidaridad también". En cuanto al estado de salud de los heridos, explican que les vieron bien. "A pesar de que tienen quemaduras en la espalda, estaban sentados o boca arriba".

Con un pronóstico más grave, el alumno con mayores lesiones permanece en la Unidad de Grandes Quemados. "Tiene un 14% de quemaduras de segundo grado y un 3% de tercer grado y, aunque parece que está bien, dentro de la gravedad, prefieren que esté en la unidad por si surgiera algún imprevisto respiratorio debido a las heridas".

La Ertzaintza y los profesionales del Departamento de Educación trabajan para esclarecer qué pasó exactamente, pero "aún no se sabe nada", explican los responsables de la Escuela de Hostelería. Además, en los próximos días técnicos de Firex "pasarán para analizar lo sucedido", por lo que la máquina "estará vetada hasta entonces".

Ahora, los profesionales del centro sólo piensan en continuar con la normalidad que impera en su Escuela, en seguir siendo conocidos por los excelentes y baratos menús que preparan en sus cocinas y, sobre todo, en la recuperación de sus compañeros. Eva, una de las maestras, que no quiere ahondar en el asunto, se queda con este último deseo: "Que se pongan bien lo antes posible".

En Tuenti

Ahora en portada... elcorreo.com

Visitar portada
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.