El Correo Digital
Jueves, 31 julio 2014
sol
Hoy 13 / 23 || Mañana 13 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La mejor carrera del mundo

el piscolabis

La mejor carrera del mundo

La clásica de Amorebieta, que se celebra este domingo, es una prueba singular y única por varios motivos

06.04.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Antes de nada echen un vistazo a la fotografía que acompaña este texto. A esa señorita el ciclista eslovaco Sagan le toca el culo y se come la bicicleta, bomba incluida. Menuda es. Pero antes del 'momento ramo', hablemos del lugar en el que se desarrolló la prueba. Una localidad que, no contenta con tener un nombre enigmático, cuenta con dos. Amorebieta y Zornotza. Y hay una fecha en la que se convierte en el eje de las ruedas. El día de 'El Gran Premio Primavera de Amorebieta'. Bien lo sabe cierto niño que se asomaba antaño a la carretera, agarrado a la mano de sus mayores. Y todo para contemplar a centauros sobre ruedas, bajando a tumba abierta desde Autzagane. Una experiencia tan breve como mística. La mejor, hasta que un domingo bajaron en el 124 a "la Plaza" y acabó viéndola subido a hombros de su padre a la altura del 'Politena'. Sucedió varias veces y entre finales de los 60 y principios de los 70. Pero la carrera tenía más historia. Tanta, como la que engloban 59 ediciones. O puede que más. Porque la cosa, viene de viejo.

Mañana se celebra la "mejor carrera del mundo". Parte de la culpa de esta sentencia la tiene la foto mencionada. Pero no se aleja mucho de la realidad. Al menos es una prueba singular y única. Para corroborar lo expuesto he hablado con Ángel Ugarte, portavoz de la Sociedad Ciclista Amorebieta. Cuando pedaleo con él nos vamos hasta el 30 de Noviembre de 1948. Día en que se fundó. "La cosa tuvo sus orígenes en la primigenia Sociedad Deportiva Amorebieta, de la que fuimos saliendo las diferentes disciplinas". De ahí que tiempo antes ya existieran pruebas ciclistas en la localidad. "Cuenta la leyenda que Miguel Poblet ganó el Premio Primavera, pero no figura en la Lista". Lo más probable es que fuera una carrera similar. En la zona siempre se tiró de riñón.

Con la industrialización la población se movía entre el caserío y la fábrica para ganarse las alubias y había que recorrer un buen puñado de kilómetros. "Se desplazaban en bicicleta, así que de pedalear para ir al trabajo se pasó a hacerlo por placer, apuesta o competición vecinal". Aunque fue después de la Guerra Civil cuando aumentó la presencia de bicicletas en el Duranguesado y proliferaron las carreras entre barrios. Poco a poco la cosa fue adquiriendo empaque, gracias a nombres propios como los de Juanito Zumalde, corredor importante incluso antes de la Guerra, o Sabin Sarrionaindia, al que atribuyen la sugerencia del nombre de la prueba.

El 25 de marzo del 55 se hizo oficial. "Cayó una nevada tremenda y las pasaron canutas". Lo que subraya la épica, primero de Hortensio Vidaurreta y después de Cosme Barrutia. No debemos olvidar al recientemente fallecido Juantxu Barrutia o al primer presidente Alfonso Giménez. Y qué decir del bar de Teles, donde ahora esta Biliken, sede oficiosa del asunto. Allí departían con frecuencia Teles Larrea y el Doctor Alegría. Ellos y otros ayudaron a que la prueba sea la que es. Incluido el actual presidente Marcos Gerediaga. A quien muchos le recuerdan con gracia que fue 'Campeón de Sudáfrica'. Pero hay algo más que la convierte en un evento especial. Es un acto social.

"Se pasa entre 7 y 8 veces por el centro del pueblo, así que es cómoda de ver". Tiene razón. Cada cual se monta su plan. Unos madrugando y viendo la salida antes del desayuno, otros de retirada tras la gaupasa, aquellos viéndola entre la misa y la comida familiar y muchos, casi todos, de aperitivo largo. Uno de los más castas y eternos que servidor ha vivido. Y han sido muchos. Por eso puedo contar cómo veía bajar a Puchades como una flecha y en loor de multitudes. Un paisano que nació y vivió tras el frontón, a un lado del Barrabás del inigualable Javi Etxebarria, zornotzarra y portero del Athletic. Puchades y su hermano Marcial eran dos hermanos deportistas, que lo mismo le daban al pedal que a la pelota. Ambos subían hasta Montecalvo y en la última vuelta, se adelantaban al pelotón y entraban en meta. Era la señal de que llegaban los corredores.

Y el cierre era tan o más memorable. Como en otras carreras lo hacía el coche escoba con la publicidad de 'Ballet', pero la bruja parecía más feliz en Amorebieta. No en vano es la tercera prueba en cuanto a prestigio de una lista que lideró la de Bilbao. Lo digo con orgullo botxero, porque era la más antigua del Estado. Pero hoy me puede la parte materna. La que procede de cierto caserío, camino del alto de Autzagane, y que hoy regresa a mi memoria. Lo hace cargado de nostalgia, porque uno se encuentra lejos. Y daría lo que fuera para estar mañana en 'Amore'. Un vermut en la mano, un ambiente que ya le gustaría a La Roma de la Dolce Vita y la serpiente multicolor en la carretera.

No conozco mejor forma de hacer deporte. Ni carrera más grande. Sepan que el corredor que aparece en la fotografía es Eusebio Vélez, del legendario KAS, y la chica la madre de un servidor. Podría contarles que madre solo hay una y que amor de hijo obliga. Pero hay más. Si no digo que es la mejor carrera del mundo, me deshereda. Pónganse en mi lugar. Es más, acudan mañana a comprobarlo. Amorebieta bien se merece una vuelta, sea andando, en coche...o en bicicleta.

Ver todos los artículos de El Piscolabis

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La mejor carrera del mundo
Eusebio Vélez, del legendario KAS, acompañado por la madre de Jon Uriarte, en Amorebieta
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.