El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 10 / 11 || Mañana 8 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El misterioso remolino polar de Venus

CIENCIA

El misterioso remolino polar de Venus

El Grupo de Ciencias Planetarias de la UPV presenta el primer estudio detallado del gigantesco vórtice en la revista 'Nature Geoscience'

24.03.13 - 18:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El misterioso remolino polar de Venus
Variabilidad del vórtice a 65 kilómetros de la superficie (arriba) y a 40km (abajo)

Los astrónomos del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco presentan hoy en la revista 'Nature Geoscience' el primer estudio detallado del vórtice del polo Sur de Venus, un gigantesco remolino que intriga a los científicos. Del tamaño de Europa, la estructura es uno de los muchos enigmas que el planeta más parecido a la Tierra plantea a los físicos. "Venus es un mundo que encierra grandes misterios", advierte Ricardo Hueso, uno de los autores de estudio.

El segundo planeta más cercano al Sol tiene un tamaño muy parecido a la Tierra, pero es muy diferente. Para empezar, Venus gira de Este a Oeste, lo que se conoce como rotación retrógrada y sólo ocurre en el Sistema Solar en Urano. Además, tiene una densa atmósfera de dióxido de carbono, presiones de hasta 90 veces la terrestre y un brutal efecto invernadero que hace que, en su superficie, la temperatura llegue hasta los 450º C. Y, aunque tarda unos 243 días terrestres en completar un giro sobre su eje -más de lo que dura el año venusiano-, su atmósfera rota a una increíble velocidad, fenómeno conocido como superrotación. "Lo hace 60 veces más rápido que el planeta y no sabemos por qué, ni cómo comenzó ni cómo se mantiene", explica Itziar Garate, la investigadora principal.

El equipo de astrofísicos que dirige Agustín Sánchez Lavega, coautor de la investigación, en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao está especializado en el estudio de las atmósferas de los planetas del Sistema Solar. Sus trabajos se publican en las principales revistas y, de hecho, Sánchez Lavega es el único científico español con cuatro portadas de la prestigiosa 'Nature', y miembros de su equipo comparten con él varias de estas portadas.

Física desconocida

Garate está haciendo el doctorado sobre el gran remolino del polo Sur del mundo vecino a partir de la información recopilada por la nave europea 'Venus Express', cuya órbita permite "una visión detallada" de esa región. "Este vórtice es variable e impredecible, y permanente. Se manifiesta en las nubes a 45 y 65 kilómetros de altura, por lo que se extiende, al menos, unos 20 kilómetros en altura y cada día nos presenta una nueva cara. Pensábamos que los centros a diferentes alturas formaban un tubo, pero no es así. Cada uno va por su lado y, sin embargo, la estructura permanece", indica la investigadora.

Hay vórtices polares de larga duración en Júpiter y Saturno, mundos que rotan muy rápidamente, mientras que en la Tierra son variables y estacionales. Que se dé una estructura de larga duración en un mundo de rotación lenta como Venus es un reto para la ciencia. Garate, Hueso, Sánchez Lavega y Javier Peralta, este último del Instituto de Astrofísica de Andalucía, han caracterizado el vórtice venusiano a partir de la información recopilada por la cámara infrarroja VIRTIS-M de la 'Venus Express' durante 169 días terrestres. Ya tienen información detallada sobre el remolino. El reto ahora es averiguar por qué está ahí.

"Es un fenómeno físico que no podemos explicar. Hay una física que no conocemos", reconoce Sánchez Lavega. "Hasta ahora se creía que podía ser una inestabilidad de un tipo determinado. Ahora hay que ver si somos capaces de ir limitando su origen", apunta Garate. El Grupo de Ciencias Planetarias de la UPV cree que su trabajo permitirá avanzar en una explicación del vórtice polar y su relación con la superrotación atmosférica. "No hay ningún modelo físico que reproduzca la superrotación", apunta Sánchez Lavega. "Venus es un planeta muy especial. Las mismas ecuaciones funcionan diferente en la Tierra y en Venus por su diferente rotación", destaca Hueso, quien recuerda otra de las peculiaridades de ese mundo: hace 500 millones de años, toda su superficie cambió, como cuando alguien da la vuelta a un calcetín.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El misterioso remolino polar de Venus
Itziar Garate, Ricardo Hueso y Agustín Sánchez Lavega. / EL CORREO
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.