El Correo Digital
Jueves, 18 septiembre 2014
tormenta
Hoy 19 / 28 || Mañana 18 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Año y medio de cárcel para un alto cargo de los mossos que abusó sexualmente de una empleada

le propuso que fuera con él a "liberar fluidos"

Año y medio de cárcel para un alto cargo de los mossos que abusó sexualmente de una empleada

El acusado insistió durante meses a la mujer para que fuera con él a comer y a la salida del restaurante se abalanzó sobre ella, le tocó el culo y le soltó que tenían que "acabar follando"

15.03.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Año y medio de cárcel para un alto cargo de los mossos que abusó sexualmente de una empleada
Dos Mosso´s pasean por en Las Ramblas. /M.Becerra

Un juzgado de Barcelona ha condenado a un año y medio de cárcel a un funcionario administrativo responsable de los servicios generales de los Mossos d'Esquadra en Barcelona por abusar y acosar sexualmente a una interina, a la que sometió a todo tipo de vejaciones durante años.

En la sentencia, el juzgado de lo penal número 18 de Barcelona establece que el acusado, Paulino Guiemes Domingo, deberá indemnizar con 50.000 euros a la víctima y declara a la Generalitat como responsable civil porque entiende que la situación "debió ser detectada y resuelta mucho antes", ya que buena parte de los hechos se produjeron en horas de trabajo.

El calvario para la mujer, que todavía sigue en tratamiento psicológico, comenzó a mediados de 2006 cuando empezó a trabajar como administrativa interina en las dependencias de los Mossos d'Esquadra de la calle Bolivia, donde Paulino Guiemes era su superior, al ejercer como jefe de negociado de Servicios Generales.

La sentencia considera probado que, durante meses, el condenado sometió a la mujer a abusos y acoso sexual, como cuando en septiembre de 2006 la llamó y le dijo que se encontraba con el jefe de departamento y le propuso que fuera con ellos a "liberar fluidos".

El acusado insistió tanto en pedir a la mujer que fuera con él a comer que ésta accedió pensando que así pondría fin a la situación, según el fallo. Por este motivo, fueron a comer en enero de 2008 a un restaurante del Puerto Olímpico de Barcelona, donde el acusado, que bebió importantes cantidades de alcohol, le dijo que tenían que "acabar follando". Además, a la salida del restaurante, se abalanzó sobre ella, la abrazó y le dio un beso en la boca, tocándole la cintura, el culo y la cara y diciéndole que quería mantener relaciones sexuales, hasta que la mujer logró marcharse, según la sentencia.

El acoso al que el condenado sometió a la mujer prosiguió durante más meses, en los que se dirigía a ella llamándole "animalillo", le olía el pelo por las mañanas, le enviaba mensajes de móvil diciéndole que la quería y la llamaba para decirle que quería practicar sexo con ella. La situación de acoso sexual sumió a la mujer en un estado ansioso depresivo del que aún se trata.

La sentencia da total credibilidad a la denuncia de la mujer, ya que considera que su testimonio "supera ampliamente todos los criterios que se vienen considerando para apreciar la credibilidad de un testigo". Además, el fallo insiste en que la mujer ha sido evaluada por varios profesionales, sin que ninguno de ellos haya detectado que su problemática sea fingida, ya que su relato no presenta "ningún indicio" de fabulación.

La Generalitat, responsable civil subsidiaria

La sentencia, por el contrario, resta credibilidad a los testigos exculpatorios aportados por el acusado, especialmente el del jefe de departamento de las mismas dependencias de los Mossos , ya que "parece haber mostrado en todo momento anuencia o tolerancia con lo que hacía su amigo". "Curiosamente es el único que, estando en el mismo lugar de trabajo, no notó nada", apunta la sentencia, que también impide al acusado acercarse durante cinco años a la víctima.

De hecho, la sentencia sitúa a la Generalitat como responsable civil subsidiaria, no sólo porque el acusado es funcionario de la Generalitat y porque buena parte de los hechos se produjeron en el tiempo y lugar de trabajo, sino también porque considera que "la situación debió ser detectada y resuelta mucho antes".

La sentencia, no obstante, rebaja la petición de pena de 3 años y siete meses de prisión reclamada por el fiscal y la acusación particular, ejercida por el abogado Lluis Anglada, del bufete Boada y Asociados, porque aprecia la atenuante del alcohol cuando abusó sexualmente de la mujer tras comer con ella.

En Tuenti
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.