El Correo Digital
Viernes, 25 abril 2014
claros
Hoy 7 / 17 || Mañana 10 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Papa Francisco acude a rezar con el secretario de Benedicto XVI

relevo en la santa sede

El Papa Francisco acude a rezar con el secretario de Benedicto XVI

El argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, se convierte en el primer Pontífice latinoamericano y el 266 de la historia tras ser elegido en la quinta votación y después de dos fumatas negras

13.03.13 - 10:34 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Papa Francisco, con el secretario de Raztinger señalado en el círculo

El jesuita argentino Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, es el nuevo Papa de la Iglesia Católica, según anunció el Protodiácono, el francés Jean-Louis Tauran, en el balcón de la Basílica de San Pedro. El nuevo Pontífice, que no estaba entre los favoritos en las quinielas previas, será el primer latinoamericano y asumirá el Pontificado con el nombre de Francisco. El Vaticano ha aclarado esta madrugada que así se llamará y no Francisco I, como se difundió en la tarde de ayer.

El nuevo vicario de Cristo en la tierra se presentó ante el mundo católico e impartió la bendición Urbi et Orbi. "Amor y hermandad" fueron las primeras palabras de Bergoglio, que salió al balcón de la Plaza de San Pedro ya como Papa vestido de blanco y con una sencilla cruz colgada al cuello. "Recemos unos por otros, por todo el mundo, para que haya una gran hermandad. Se inicia un camino fructífero para la Iglesia", dijo el Pontífice a la multitud. "Parece que mis hermanos cardenales han ido casi al fin del mundo", aseguró en relación a la celebración del Cónclave que le eligió 266 Pontífice de la historia de la Iglesia Católica.

Esta mañana Francisco ha acudido a rezar a la basílica de Santa María la Mayor, una de las cuatro grandes de Roma. El hasta ayer cardenal argentino Jorge Bergoglio entró pasadas las 8.00 horas en un automóvil sin la matrícula oficial del Papa, 'CV1', por una puerta lateral de la mayor basílica romana dedicada al culto mariano. El Papa, de 76 años, ha rezado en la Capilla Paulina de la basílica cerrada al público, y le dejó un ramo de flores a la imagen de la virgen Sales Populus Romana.

Al término de la oración, ha saludado a un grupo de seminaristas y monjas uno por uno. Menos de media hora después, el Papa, que iba acompañado por el prefecto de la Casa Pontificia y secretario privado de su predecesor Benedicto XVI, Georg Gänswein, abandonó el lugar santo por otra puerta de la basílica, que permaneció cerrada al público.

Decenas de personas, incluidos profesionales de los medios de comunicación y estudiantes, se congregaron frente al templo para asistir a la primera salida del nuevo líder de los 1.200 millones de católicos del mundo. Francisco ha pasado su primera noche en la Casa Santa Marta, el lugar donde se alojaron los 115 cardenales que participaron en el cónclave de dos días del que salió elegido.

Francisco oficiará su primer Ángelus este domingo, aunque su ceremonia de entronización no será hasta el próximo martes 19. A la celebración, prevista para las 09.30 horas, asistirán numerosos jefes de Gobierno y de Estado, entre otras importantes personalidades. Tras se elegido, Francisco llamó a su predecesor y Papa Emérito Benedicto XVI con quien se reunirá "en los próximos días", según ha informado Federico Lombardi.

Nuevos retos

A las 19.06 horas, el humo blanco se elevó por fin por el cielo de Roma y las campanas de San Pedro comenzaron a agitarse, convirtiéndose en la señal de que un cardenal había logrado los 77 apoyos necesarios de entre los 115 electores para convertirse en el nuevo obispo de Roma. Su elección, al igual que en los últimos cónclaves, ha sido rápida: poco más de 25 horas después de la primera votación, en la quinta ronda y tras dos fumatas negras el cónclave iguala en duración a los que encumbraron a Juan Pablo I y a Benedicto XVI y ya no supera a los que dieron por elegidos a Pablo VI y Juan Pablo II, que duraron tres días.

Antes de encerrarse en la Capilla Sixtina, los cardenales parecían tener claro que lo que la Iglesia necesita ahora es un Papa fuerte, capaz de asumir los difíciles y numerosos retos que tiene por delante. Un Pontífice capaz de acabar con los escándalos que han desacreditado a la Santa Sede - como el de los abusos sexuales, el del banco del Vaticano y el 'caso Vatileaks'- y reformar la Curia, para acabar con la pugna y rencillas internas. "Un buen pastor capaz de dar la vida por sus ovejas", como definió Angelo Sodano, al sucesor de Benedicto XVI.

En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.