Embarazos adolescentes, la nueva cruzada del alcalde de Nueva York

Michael Bloomberg pone en marcha una campaña cuyos esloganes no dejan indiferente: "Mamá... Es probable que él no se quede contigo. ¿Qué pasará conmigo?"

JULIA FERNÁNDEZ
Embarazos adolescentes, la nueva cruzada del alcalde de Nueva York

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, tiene nueva cruzada. Ha lanzado una campaña para combatir otra de las 'plagas' que asedian la ciudad. Y no se trata ni de ratas ni del humo del tabaco. Esta vez Bloomberg ha puesto en cuestión los embarazos adolescentes. El regidor se ha implicadoen una iniciativa que trata de concienciar a las jóvenes sobre la necesidad de practicar sexo con protección. El tema en sí parece razonable, pero lo que nuevamente ha llamado la atención de los medios son los modos.

"Honestamente mamá... Es probable que él no se quede contigo. ¿Qué pasará conmigo?". Este es el eslogan de uno de los carteles en los que se puede ver a una simpática niña mulata. Aunque no es el único. Otros recuerdan al padre que tendrá que hacerse cargo económico del bebé "en los próximos veinte años", o de las dificultades para acabar el instituto cuando uno es hijo de padres adolescentes. O de lo que cuesta en términos económicos criar un bebé: "¿Tienes un buen trabajo? Cuesto miles de dólares cada año".

Los pósteres ya se pueden ver en el metro, los autobuses, las marquesinas, los servicios públicos y las redes sociales. "Esta campaña aclara a los jóvenes que hay mucho en juego cuando se decide criar a un niño", ha explicado el alcalde en la presentación de la iniciativa. En Nueva York la tasa de embarazos juveniles es de 72,6 por cada mil chicas, según los últimos datos, referentes a 2010. El Departamento Municipal de Salud e Higiene Mental asegura que el índice disminuyó un 27% en los últimos diez años. Sin embargo, todavía hay 20.000 chicas que se quedan encintas cada año y ocho de cada diez ni lo pretendían ni cuentan con la ayuda de sus parejas.

"Ya hemos visto un progreso importante en nuestro esfuerzo de ayudar a más adolescentes a retrasar sus embarazos, pero hay todavía mucho trabajo por realizar", explica Bloomberg. No sin razón, considera que la administración tiene que seguir esforzándose para continuar con la tendencia. "Tenemos que hacer que los jóvenes miren hacia algunas realidades de la paternidad que ellos no pueden haber considerado", subraya.

Las otras 'plagas'

El alcalde de Nueva York es famoso por su carácter mesiánico. Sobre todo cuando se trata de luchar contra algunos asuntos. Ahí está, por ejemplo, su pelea contra el tabaco en bares y restaurantes que se materializó en ley en 2003, ahora exportada a otros muchos países. Aunque lo realmente significativo fue lo que consiguió en mayo 2011: prohibir fumar en espacios públicos. Llenó de carteles los más de 1.700 parques públicos del área metropolitana de la ciudad y sus 22 kilómetros de playas.

Sin embargo, no iba a ser su única cruzada. Los michelines también son su enemigo. En un país donde la obesidad afectan al 60 % de los adultos y en el que uno de cada tres niños tiene sobrepeso es normal que alguien se preocupe de poner trabas a esos golosos productos que alimentan poco pero engordan tanto. Por eso, el regidor de Nueva York decidió prohibir los refrescos XXL. Desde el próximo día 12, los envases de 446 mililitros ya no se podrán vender en restaurantes, cines, carritos callejeros y otros establecimientos similares. Todo para evitar un problema de salud que supone la quinta causa de mortalidad en todo el planeta, según la Organización Mundial de la Salud.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos