El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 24 || Mañana 10 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Nuevas protestas se suman al clamor contra los desahucios tras el suicidio de Bilbao

tragedia en Bizkaia

Nuevas protestas se suman al clamor contra los desahucios tras el suicidio de Bilbao

Protestan ante la sede del Gobierno vasco los compañeros de trabajo de José Antonio, el hombre de 50 años que murió ayer tras arrojarse por la ventana de su vivienda cuando iban a desahuciarle

06.03.13 - 12:29 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Varios vecinos muestran su desolación. /Mitxel Atrio | Vídeo elcorreo.tv

Es un grito unánime que ya pudo escucharse tras la muerte de Amaia Egaña. Un clamor popular contra los desahucios vuelve a la calle. Si ayer cientos de personas se solidarizaron con José Antonio Diéguez, el hombre de 50 años que se quitó la vida esa misma mañana arrojándose por la ventana cuando una comitiva judicial iba a desalojarle de una vivienda arrendada en un humilde bloque de la calle Txakoli, hoy han sido los compañeros de trabajo de la víctima mortal, que acumulaba varios impagos del alquiler de un modesto cuarto piso en el barrio bilbaíno de Ibarrekolanda.

Los sindicatos CC.OO. ELA, LAB y UGT en la Administración vasca han secundado hoy las concentraciones convocadas por los compañeros de trabajo del hombre de 50 años que este miércoles se suicidó en Bilbao cuando iba a ser desahuciado de la vivienda de alquiler en la que residía y han denunciado que esta muerte es "el primer daño colateral" de la aplicación del decreto que amplía la jornada de los funcionarios de la Administración vasca, en la que el fallecido trabajaba en la actualidad con un contrato eventual.

En representación de los sindicatos, el delegado de LAB en el Gobierno vasco Joseba Izaga ha recordado, en Bilbao, que el fallecido, Jose Antonio Diéguez, estuvo cuatro años trabajando en la delegación del Gobierno vasco en Bilbao en labores de mantenimiento "con un contrato relevo que se le acabó", después estuvo en desempleo y "últimamente estaba trabajando en Lakua y estaba absolutamente integrado en el grupo de trabajo de Lakua, hasta el extremo de que, periódicamente venía aquí a comer con sus compañeros, con los que había compartido cuatro años de trabajo y muchísima amistad".

Por ello, ha explicado, cuando conocieron la convocatoria de los compañeros del fallecido, CC OO, ELA, UGT y LAB se sumaron porque, "podemos tener diferencias, pero, en estos casos no, y llamamos a hacer concentraciones en todos los centros de trabajo del Gobierno vasco", para denunciar que, "con toda la frivolidad del mundo", el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, "cuando habló del incremento de jornada los planteaba como una discusión sobre unas poquitas horas". Izaga ha añadido que, "lo peor todavía es que Erkoreka reconocía que habría daños colaterales con la aplicación del incremento de la jornada" y, en ese sentido, le ha dicho que "el primer daño colateral de esta Administración se llama Josean Diéguez".

Recuerdo a la familia

Tras tener un recuerdo especial para la hija y familia del fallecido, Izaga ha pedido a la sociedad "una respuesta común sensata, más allá de la falta de respuesta de las instituciones". "No podemos comprender el que se fuerce a la gente a llegar a estos extremos, no vamos a comprender eso jamás", ha afirmado, para denunciar que los desahucios "se están convirtiéndose en una fuente de muerte, porque hay unas políticas, como la Ley de Desahucios de 1909". En ese sentido, ha criticado que el Gobierno central "ha cambiado la legislación cuatro veces por semana, pero, que casualidad que nadie pone el cascabel al gato a una legislación que es, casi casi, napoleónica".

Izaga ha relatado que "los empleados de mantenimiento, como lo era Josean, son gente ruda y sin embargo ayer, muchos hombres rompieron a llorar 'como magdalenas'" al conocer la "tragedia" de la muerte de su compañero que "estaba perfectamente integrado en su grupo de trabajo".

Concentración en Vitoria

En Vitoria, las escalinatas de la sede del Ejecutivo en Lakua se han quedado pequeñas para arropar a los compañeros del fallecido. Varios cientos de personas se han concentrado durante quince minutos en silencio. Al término de la protesta, uno de los compañeros de José Antonio ha leído un escrito en el que se le recuerda como una "persona que trabajaba duro para poder sacar adelante a su hija", muy reservado y "excelente trabajador".

"Dicen que se ha suicidado por no poder hacer frente a un desahucio por alquiler, dicen que vivimos por encima de nuestras posibilidades, y tienen razón, no hay posibilidad de vivir en estas condiciones en las que unos pocos ganan tanto a costa de tanto sufrimiento", han resumido sus compañeros. En la concentración, que ha contado con la presencia de Covadonga Solaguren, viceconsejera de Vivienda, se han visto carteles con lemas como "Ésta es la consecuencia de los recortes", "Stop desahucios" o "daños colaterales".

Manifestación en Sarriko

La manifestación de repulsa de ayer, convocada por las asociaciones contra los desahucios y apoyada por otros colectivos, partió de la plaza de Sarriko y finalizó en el lugar donde falleció José Antonio. Entre los presentes, rostros desencajados de vecinos, un clima de indignación general por la avalancha de desalojos desencadenada por la crisis y algunos lemas que pretenden sacudir la conciencia colectiva. "¡No son suicidios, son homicidios!" fue uno de los eslóganes más coreados.

El portavoz de Stop Desahucios Bizkaia, Javier Muñoz, aprovechó la protesta para reclamar al Gobierno cambios legislativos que eviten que se siga produciendo "un suicidio a la semana" en España de personas que se enfrentan a la pérdida de su vivienda. A la protesta acudieron también el concejal de Asuntos Sociales de Bilbao, Eduardo Maíz (PNV), ediles de Bildu y del PSE -entre ellos, el portavoz socialista en la capital vizcaína, Alfonso Gil- y representantes de otras formaciones como Javier Madrazo (EB), Tasio Erkizia (izquierda abertzale) y Arantza Urkaregi (Sortu). Tampoco faltaron responsables sindicales como Mikel Noval (ELA) o Carlos Trevilla (UGT).

En declaraciones a los periodistas antes del inicio de la marcha, Eduardo Maíz trasladó sus condolencias a los allegados del fallecido y explicó que los servicios sociales del Ayuntamiento de Bilbao no tenían constancia del caso de José Antonio. El concejal animó a los ciudadanos con problemas similares a que acudan a las dependencias municipales para pedir asistencia económica, psicológica y jurídica; y recordó que Bilbao destina treinta pisos de viviendas municipales para atender a estas personas.

Una silla junto a la ventana

La comitiva judicial llegó con la orden de desahucio al domicilio de José Antonio, separado y con una hija de 13 años, sobre las diez de la mañana. Tras llamar varias veces al timbre y ver que nadie contestaba, avisaron a un cerrajero para abrir la puerta del piso. Cuando por fin la comitiva accedió a la vivienda, comprobó que había una silla colocada junto a la ventana y que el hombre se había arrojado al vacío desde un cuarto piso.

Las plataformas antidesahucios, según han confirmado a este periódico, tampoco tenían conocimiento de la situación del afectado. Se trata del segundo suicidio en Bizkaia que se produce el mismo día en que iba a tener lugar el desalojo de la vivienda de los afectados. En noviembre de 2012 Amaia Egaña también se arrojó por la ventana desde un cuarto piso en Barakaldo, cuando una comisión judicial subía las escaleras para desahuciarla de su vivienda familiar.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Vecinos de Ibarrekolanda pasan por el lugar donde se ha arrojado el varón de 50 años. /elcorreo.tv
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.