El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 26 || Mañana 12 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Iñaki Urdangarin, entre el embargo y el desahucio

'caso Nóos'

Iñaki Urdangarin, entre el embargo y el desahucio

El duque y la infanta, tras cuatro años sin pagar hipoteca, tienen una cuota de 100.000 euros anuales

02.03.13 - 00:03 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Iñaki Urdangarin, entre el embargo y el desahucio
Urdangarin abandona los juzgados de Palma tras prestar declaración./ Afp

Lo dijo el pasado fin de semana ante el juez y su abogado no se cansa en repetirlo en los últimos días: Iñaki Urdangarin ya ha fallado en dos trimestres en sus pagos de la hipoteca de la casa de Pedralbes. Estando en el paro, explica su letrado, le es imposible afrontar esos abonos. Lo que no cuenta Mario Pascual Vives es que esos pagos también tiene obligación de afrontarlos la infanta Cristina, copropietaria del palacete de Pedralbes y 'dueña' también del 50% de esa costosa propiedad.

Un inmueble que, de seguir así las cosas, se van a disputar el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma y La Caixa. El primero lo reclama como parte de la garantía para cubrir los 8,2 millones de fianza civil que el magistrado José Castro impuso a Urdangarin y Torres y que ninguno de los dos ha pagado. Y la entidad bancaria lo quiere como garantía del crédito hipotecario que le concedió a los duques de Palma. Según todos los expertos consultados, La Caixa tiene, en principio, las de ganar, pero el contencioso se presenta largo y complicado.

¿Pero cuál es la situación real de ese inmueble y de las deudas del duque y de la hija del Rey? Este periódico ha tenido acceso al informe remitido por la Agencia Tributaria al magistrado Castro, dentro de la exhaustiva investigación patrimonial a la que se está sometiendo al yerno de don Juan Carlos. Ese documento revela que la famosa casa la compraron Urdangarin y Cristina de Borbón en «mitades proindivisas» el 15 de octubre de 2004 por 5,8 millones de euros.

Ambos pidieron un crédito a 30 años a La Caixa, en cuya fundación todavía trabaja la infanta, por valor de 5 millones de euros. Los duques consiguieron unas excelentes condiciones de la entidad bancaria. Sobre todo, porque durante los cinco primeros años de vida del préstamo, los cónyuges no pagaron ni un solo euro, lo que se denomina en el argot bancario 'periodo de carencia'.

No obstante, en ese tiempo, siempre según el sumario, los ingresos de los duques les permitieron hacer unas importantes amortizaciones. En 2004 la infanta (que según consta en la causa recibía unos 90.000 euros de La Caixa más una asignación de su padre de 72.000) amortizó a tocateja 1,2 millones de euros. La procedencia de ese dinero es una incógnita. Urdangarin, que por entonces recibía 300.000 euros anuales, amortizó, por su parte, otros 400.000.

Al margen de esas amortizaciones que habrá reducido algo la carga de las cuotas, las condiciones del crédito eran que, a partir del 30 de septiembre de 2009 y hasta agosto de 2018, el matrimonio tenía que hacer frente a una cuota anual de 100.000 euros, divida en cuatro pagos trimestrales de 25.000. Esas dos últimas letras son la que, según Urdangarin, el matrimonio no ha podido hacer frente por la situación de desempleo en la que se encuentra el duque desde que se marchara de Telefónica, meses después de ser imputado en el 'caso Nóos'.

Pero si la situación para el matrimonio Urdangarin-Borbón ahora es complicada por el paro de uno de los cónyuges, lo va a ser muchísimo más en el futuro, aunque los dos tuvieran trabajo.

Situación crítica

A partir de 2019 y hasta 2028, el matrimonio se comprometió a pagar 200.000 euros anuales. Esto es, cuatro cuotas trimestrales de 50.000 euros, una cantidad que se antoja difícil de cubrir, teniendo en cuenta que el sueldo de Cristina de Borbón rondaría los 100.000 euros anuales y que la Casa Real le ha retirado cualquier asignación.

Y aún peor a partir de 2029. Según las condiciones pactadas con La Caixa, el matrimonio, además de alimentar a sus cuatro vástagos, debe pagar 300.000 euros anuales de hipoteca durante los cuatro siguientes años. Y todo ello, teniendo en cuenta que les quedarían por pagar otros 500.000 euros para finiquitar la hipoteca en 2034. Con estos número, explican los expertos, la hipótesis del desahucio no es un imposible.

En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.