Detienen a una banda de cacos que robaba en casas y empresas de Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra

Se trata de ocho varones de entre 25 y 35 años que pertenecen a la misma familia y que en el momento del arresto tenían joyas, armas y las herramientas usadas para los asaltos

EFEPAMPLONA
La Guardia Civil registra el domicilio de los arrestados/
La Guardia Civil registra el domicilio de los arrestados

Ocho miembros de una misma familia, han ingresado en prisión por la presunta comisión de más de 60 robos en viviendas y empresas de Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra. Así lo ha comunicado la Guardia Civil, encargada de los arrestos, que también se ha incautado de un revólver, joyas y dinero en efectivo durante la operación. Según el el instituto armado, los detenidos, todos varones, tienen entre 25 y 53 años y pertenecen a una misma familia con residencia en Gipuzkoa

El grupo, que actuaba desde hace más de dos años, ha sido desarticulada por la Guardia Civil en el marco de la 'operación Balatxa', que se puso en marcha en octubre tras recibir una denuncia por el robo de una vivienda en la localidad navarra de Bidasoa, en la que sustrajeron otros objetos de valor y dinero en efectivo. En el transcurso de la investigación, se descubrió una organización criminal que cometía robos con fuerza en domicilios, naves industriales y empresas situadas en polígonos alejados de zonas urbanas.

Antes de asaltar un negocio, la banda comprobaba sus medidas de seguridad, la forma de acceso y controlaban su actividad comercial para tener una idea de sus ingresos y el dinero en efectivo que podría haber en su interior. Actuaban divididos en dos grupos, uno encargado de controlar los alrededores de las casas y empresas que iban a asaltar, y el otro de ejecutar los asaltos, que se llevaban a cabo por la noche.

La mayor parte de las veces accedían al interior de las viviendas o empresas rompiendo puertas y ventanas, pero en algunos casos hacían butrones o se descolgaban mediante cuerdas desde los tejados y no dudaban en inutilizar los sistemas de alarma. Los robos se centraban en las cajas fuertes, el dinero y las joyas, aunque no despreciaban otros objetos de valor, según la Policía Judicial de la Guardia Civil.

En los registros de sus domicilios, encontraron un revólver, una pistola simulada, joyas, dinero en efectivo y las herramientas utilizadas para los asaltos. Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos