El Correo Digital
Martes, 2 septiembre 2014
sol
Hoy 15 / 25 || Mañana 13 / 28 |
más información sobre el tiempo

isla mujers

Maneras de ser madre

Cada maternidad es una aventura. Cinco mujeres relatan cómo viven la experiencia en diversas circunstancias

19.02.13 - 00:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El deseo de ser madre llega a casi todas las mujeres, pero la decisión depende de la realidad y de los valores de cada una. Los niños no vienen al mundo con un manual de instrucciones bajo el brazo y ninguna mujer nace preparada para afrontar una maternidad. Por eso la experiencia de cada madre es única, personal e incomparable. Con o sin pareja, biológica o adoptiva… Será siempre una madre. La divergencia está en la forma de recibir a cada hijo, educarle y cuidarle. Veamos cinco experiencias en primera persona.

Camila Lugones. Madre adolescente desde los 15 años, ahora tiene 17. Socia de la Fundación Madrina, ubicada en Madrid, que trabaja en casos de embarazos no deseado, mobbing maternal, adopciones nacionales, y lleva a cabo el 'Programa Madre', para acoger y acompañar a la mujer madre y embarazadas en dificultad y sin recursos. "Para mí, lo más difícil es no hacer las cosas que suele hacer gente de mi edad o no poder hacerlas como antes. Tengo necesidad de sentirme una chica de 17 años y son pocos los que me comprenden. Tener un hijo surgió, en casa se lo tomaron muy mal al principio. La verdad es que nunca me gustaron los niños y ahora tampoco me gustan, pero es mi hija. También es verdad que me dan mucha lástima las mujeres que quieren formar una familia y no pueden, he conocido a alguna. Si eres una madre muy joven no logras disfrutar de tu vida porque estás pensando en cómo habría sido. Y si eres una madre demasiado mayor pareces una abuelita. Cuando me quedé embarazada estaba estudiando, terminé el curso, hice Administración y actualmente no tengo trabajo. Hasta las Navidades estuve como camarera en un restaurante. No veía casi a la niña. Mi madre y el padre de la niña me ayudan. Al principio vivíamos juntos, pero nos separamos. La niña está muy apegada a mi madre. Perdí mis amistades, porque ya no podía salir y ahora se cuentan con los dedos de una mano los amigos que me quedan. Me siento fuera de lugar muchas veces. En la guardería muchas madres se me quedan mirando, se piensan que mi hija es mi hermana, o me miran mal. Lo único que le voy a exigir a mi hija es que estudie, cosa que yo no hice, y que tenga cuidado, para que no se vea en mi situación".

Maneras de ser madre

Natalia Diez-Caballero. Madre de familia numerosa. Dirige Hirukide, el colectivo que reúne a las Familias Numerosas de Euskadi. "Yo fui la quinta de nueve hermanos y siempre quise formar una familia numerosa. Es una decisión que la tomas para siempre, los hijos son para toda la vida. No se puede generalizar, pero en mi caso las ventajas se multiplican por cuatro: alegrías, besos, momentos buenos, lazos de cariño… Los niños en una familia numerosa nacen ya en una democracia, y aprenden lo que es la solidaridad, la igualdad y la responsabilidad. Nacen en una comunidad. Pero ni el tiempo ni el dinero son infinitos ni extensibles y dan lo que dan de sí. A medida que tienes más hijos y menos dinero, tienes menos tiempo y menos recursos para ti. Creo sin embargo que las ventajas suplen a las desventajas, ya que estas últimas son más materiales. Hay que saber renunciar a determinadas cosas y el proyecto común que formas con tu esposo lo sobrellevas mejor. Lo más importante en mi caso es que formamos un buen equipo. Es difícil que funcione bien si ambos progenitores no están bien implicados. Todas las encuestas dicen que las mujeres quieren tener más hijos de los que tienen. Pido que las instituciones se den cuenta de que es necesario mantener esta sociedad, que haya vida. Tener hijos es una inversión de futuro y si no los hay difícilmente tendremos una sociedad solvente".

Maneras de ser madre

Sònia Pujol. Madre en silla de ruedas con dos hijos. Su testimonio ha recorrido España de la mano de la Fundación Dexeus de la Salud y la exposición 'Ser mujer'. "Una de las cuestiones que más me preocupaban en la decisión de ser madre era si a mis hijos les faltaría algo por el hecho de ir en silla de ruedas. Me planteé 'a ver, cuál es la base de ser madre: tener capacidad de amar y de renuncia personal, porque dejas de ser yo para ser nosotros'. La capacidad de amar, como no pasa por el canal medular, la tengo intacta. Creo que mis hijos han crecido sin que les faltara nada realmente importante. Es decir, su madre seguramente no les puede acompañar a subir una montaña, pero puedo hacer otras muchas cosas. Pienso que ellos no viven mi discapacidad como algo que les falte o algo que coarte su libertad o su capacidad de crecer y de aprender cosas. Ser madre formaba ya parte de mi proyecto vital, incluso bastante antes de tener el accidente de tráfico hace 15 años. Con una lesión medular supongo que lo que tenía era bastante más miedos que los que posee una mujer en condiciones medianamente normales. Pensaba si la gestación sería dentro de unos límites normales, si notaría las contracciones o no… Tampoco tenía ninguna persona de referencia, porque las madres con lesiones medulares que conocía lo habían sido antes de ir en silla de ruedas. En el caso de mi hijo mayor, insistieron mucho en ponerme la epidural. Se piensa que, como no tenemos ni sensibilidad ni movilidad en las extremidades inferiores, no es necesaria, pero puede haber un problema de subida de tensión que puede poner en riesgo tu vida y la del bebé. Me costó mucho convencer a los médicos de que yo no me recuperaría de una cesárea igual que otra mujer. Soy de las pocas mujeres con lesión medular que han tenido parto vaginal. Esto me enorgullece más aún. A los dos decidí darles el pecho, tuve que dejarlo porque los lesionados medulares tenemos muchas infecciones de orina y tuve una muy fuerte y tuve que tomar medicamentos. También tengo que reconocer que el hecho de ser madre es lo que me ha hecho sentir más discapacitada que nunca, en el sentido de que hay muchas cosas que no puedo hacer con ellos. Enseñarles a andar, arrastrarme por la arena de la playa con ellos… Eso sí que lo vivo con cierta tristeza".

Maneras de ser madre

Encarna Manzano. Madre soltera. Es socia del colectivo Madres Solteras por Elección (MSPE), que integra a 400 mujeres en toda España. "Mi experiencia como madre soltera por elección es y ha sido verdaderamente maravillosa. Cuando tuve mi primer hijo sola me sentía un poco rara, pero pronto lo que me sentí fue orgullosa de mí misma. Para mí cada hijo es un regalo de la naturaleza y un tesoro irrepetible que hay que mimar, ayudar a crecer y a desarrollarse en este mundo. Yo ya tenía dos hijos de antes, de cuando estuve casada, porque soy soltera otra vez tras un divorcio. Yo, por circunstancias de la vida, ya había criado dos hijos sola desde los 5 y 7 años y sabía que podía hacerlo y lo haría lo mejor que pudiese. Para mí ha sido tan positiva la experiencia que incluso he tenido el segundo hijo yo sola (el cuarto de mis hijos), no siendo fácil ya que tuve dos abortos naturales en medio. He visto verdaderas ventajas al tener yo sola a mis hijos. Por un lado, los embarazos son más tranquilos, a tu aire, siguiendo tus necesidades y deseos. También valoro mucho que educar sola es mucho más sencillo, quieras que no si hay dos criterios nunca pueden ser iguales en todo y se complica más la ardua tarea de educar. Creo que la capacidad de dar amor de un bebé o niño es tan grande que tenerla toda para ti es fantástico. Y por último, la gran ventaja de tener hijos solas: mantenernos nosotras independientes. Sin depender de nadie económicamente ni emocionalmente, las que ganamos en libertad somos nosotras, lo cual creo que repercute positivamente en nuestros hijos. El que nuestros hijos no tengan padre será un problema tan grande o tan pequeño como ellos lo vean y nosotras se lo hagamos ver. Para mí, por ahora, ha sido facilísimo trasmitirlo en cuanto ha ido surgiendo la duda en mi hijo y ayudarle a encajarlo en su vida y asimilarlo de cara a nuestra red social (colegio, amigos de diversos ámbitos y opiniones, familia...). ¿Acaso no somos cada uno hijos de unas circunstancias?".

Maneras de ser madre

Gabriela Michel. Madre de cuatro niñas adoptadas de 9, 11, 18 y 20 años. Socia de Hirukide, Familias Numerosas de Euskadi. "No teníamos hijos, llevábamos varios años casados y nos metimos en el tema de las adopciones. Nos dijeron que había dos niñas que necesitaban acogida y nos lanzamos. Después de cuatro años y medio, acabamos adoptándolas definitivamente. Luego nos lanzamos a por dos niñas chinas. No tiene nada que ver la experiencia de la adopción de unas y otras. Son dos aventuras radicalmente distintas, porque las pequeñas las cogimos bebés y las mayores tenían 5 y 7 años cuando nos llegaron y habían vivido mucho. Es una aventura maravillosa, muy compleja en el caso de las mayores, se necesita mucho asesoramiento, mucha ayuda. Nosotros no la tuvimos porque el mundo de la adopción no estaba desarrollado como lo está ahora. Teníamos una desinformación total y así no se pueden hacer las cosas. Sin embargo, con las pequeñas, en nuestro caso ha sido maravilloso. Te enriquece muchísimo, empiezas dando y acabas recibiendo. Sí me da pena no haber estado embarazada, y lo pasé muy mal, de hecho, porque me encantan las familias numerosas. Pero por otro lado, mi marido y yo pensamos que si hubiéramos tenido hijos biológicos nos habríamos perdido esta gran aventura, y no puedo ni siquiera imaginar qué sería mi vida ahora mismo sin mis cuatro chipiritifláuticas. Lo que está claro es que en la vida se te cierran unas puertas y se te abren otras. Nosotros no quisimos nada de fecundaciones in vitro ni inseminaciones ni nada. Nos pareció ombliguista pensar que nuestros hijos biológicos iban a ser mejores que cualquier otro niño sin familia. Y creo que nos han hecho muy felices a pesar del curro que supone... También, el problema al que tuvimos que enfrentarnos, la infertilidad, nos unió mucho y nos hizo madurar. De lo malo se pueden sacar buenas cosas si aciertas a enfocar bien la solución del problema. No todo es perfecto, pero me siento realizada. Bueno, dejémoslo en medio realizada, porque todavía queda mucho camino por andar".

Ver todos los artículos de Isla Mujeres.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.