El Correo Digital
Viernes, 22 agosto 2014
cubierto
Hoy 14 / 20 || Mañana 15 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
"Yo decía no, no, no... y pedía ayuda"

la fiscalía pide ocho años de cárcel

"Yo decía no, no, no... y pedía ayuda"

El acusado y la joven, ambos de Barakaldo, habían coincidido de fiesta en Noja, donde mantuvieron una relación que él dice que fue consentida y la chica lo niega

18.02.13 - 17:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
'Yo decía no, no, no... y pedía ayuda'
El acusado, durante su declaración este lunes ante el juez. / Sane

El joven acusado de violar a una chica en un descampado de Noja, en abril de 2010, ha afirmado este lunes que mantuvo relaciones sexuales con la joven porque ella se lo pidió, algo que la víctima ha negado y ha asegurado que intentó resistirse, pero que él la sujetó, la quitó la ropa y la penetró.

"Yo decía no, no, no... y pedía ayuda", ha relatado la joven durante el juicio celebrado este lunes en la Sección Primera de la Audiencia de Cantabria por un delito de agresión sexual, por el que la Fiscalía pide para el acusado ocho años de cárcel.

Por su parte, el joven ha recalcado que fue ella misma quien se quitó la ropa, después de que ambos empezasen a acariciarse, y antes de pedirle que mantuvieran relaciones sexuales.

En el juicio, la versiones de ambos han sido contradictorias y solo han coincidido en que se conocían de Barakaldo, donde residen, que habían ido a Noja a pasar el fin de semana con amigos y que se encontraron de madrugada en un local de copas de la localidad cántabra. A partir de ahí, los relatos de los dos jóvenes difieren en cómo se produjeron los hechos y en qué sucedió antes, durante y después de la presunta agresión sexual.

En un descampado

Así, el joven ha asegurado que fue ella quien le pidió que la sacara del local porque estaba mareada y había bebido, mientras que la joven, que ha declarado tras un biombo, ha afirmado que fue él quien se ofreció a acompañarla y ha negado que estuviese borracha.

Sus narraciones también han diferido al explicar la forma en la que llegaron hasta el descampado, que la joven ha definido como un "basurero", cercano a una urbanización de Noja. Mientras el acusado ha dicho que ella se cayó un par de veces durante el trayecto y que fueron a parar a ese lugar de forma "fortuita", la víctima ha señalado que fueron hasta allí para buscar a unos amigos del joven que se encontraban en esa urbanización y ha recordado que le "sorprendió" el sitio.

Una vez en el descampado, el chico ha relatado que los dos se sentaron en un sillón abandonado y, después de charlar un rato, se empezaron a acariciar, hasta que ella le dijo: "Vamos a follar". Según ha señalado, tras mantener relaciones completas por primera vez, estuvieron hablando "quince minutos", antes de repetir el acto sexual.

Por su parte, la chica ha asegurado que intentó marcharse del lugar, pero que el acusado la "agarró", lo que provocó que se cayese al suelo y se hiciese una herida en la rodilla.

A continuación, según ha relatado, el joven la recogió, la sentó en lo que ha definido como "una butaca vieja y húmeda", antes de interesarse por su estado y comenzar a acariciarla. "Él me dijo que estaba muy guapa y otras tonterías y luego me dijo: Vamos a follar", ha explicado la joven, quien ha asegurado que el acusado la desnudó "de cintura para abajo" y la sujetó por la cara, por lo que ella intentó huir.

Aunque no ha podido recordar si grito, la chica ha relatado que cuando intentó escapar, el acusado la volvió a agarrar, se bajó el pantalón y el calzoncillo y la penetró hasta eyacular.

No lo recuerda con exactitud

"Sentí un dolor tremendo", ha explicado la joven, quien, aunque ha puntualizado que tiene "lagunas" sobre lo ocurrido y no ha podido recordar cuantas veces mantuvieron relaciones, ha asegurado que se quedó en estado de shock. "No me podía creer lo que me había ocurrido", ha apostillado.

En el juicio también han declarado varios amigos y conocidos de ambos, entre ellos, dos antiguas amigas de la chica, con las que ya no mantiene relación, que han asegurado que la joven les dijo en el hospital donde fue sometida a exploración tras denunciar los hechos, que "con el dinero que sacase las iba a invitar de fiesta".

En sus declaraciones, los testigos han coincidido en que todos ellos bebieron alcohol, aunque no han podido precisar en qué cantidad, al igual que no han aclarado qué sucedió tras la supuesta agresión sexual, ya que mientras unos han dicho que se fueron a otro local de copas, otros han asegurado que la denuncia fue inmediata.

"Fue una noche muy rara. Sinceramente fue todo muy extraño", ha opinado una de las antiguas amigas de la joven, quien ha explicado, al igual que algunos otros testigos, que el acusado "se sorprendió" cuando le informaron de que la joven le iba a denunciar por violación.

Finalmente, los peritos forenses han explicado que las lesiones de la chica eran compatibles tanto con relaciones consentidas como con una agresión sexual, mientras que los expertos psicólogos han señalado que la joven ha padecido síntomas de estrés postraumático, a la vez que consideran su testimonio como "creíble".

El juicio ha finalizado con el último turno de palabra para el acusado, quien, llorando, ha afirmado que "es todo mentira" y ha asegurado que en los últimos tres años no ha podido llevar una vida normal. "No hay derecho a lo que me han hecho", se ha lamentado el joven.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.