Confebask advierte de que "el tejido industrial se nos está muriendo"

Lujua asegura que la causa "no es la reforma laboral" sino "la pérdida de competitividad" y las dificultades para mantener el funcionamiento

MANU ALVAREZBILBAO

El presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua, lanzó este jueves un mensaje de alarma ante la profundización de la crisis, el crecimiento del desempleo y la desaceleración de la actividad económica. "El tejido industrial se nos está muriendo", ha advertido, después de constatar que desde el mes de mayo de 2008 han desaparecido en Euskadi un total de 7.000 empresas. Lejos de vislumbrar mejoras, el pasado mes de enero "ha sido el peor de la historia", ya que han cerrado en el País Vasco 639 sociedades mercantiles.

Lujua destacó que "es necesario adoptar medidas extraordinarias" y lamentó las dificultades de todo tipo que tienen en estos momentos las empresas para resistir en esta situación y ganar cuotas de mercado: la presión fiscal, las dificultades crediticias y la confrontación sindical que reclama mejoras salariales.

"La causa de esta situación no es la reforma laboral", aseguró, sino el hundimiento del consumo interno y las dificultades para exportar que, añadió, están ligadas a las deficiencias en materia de competitividad. "O cambiamos la tendencia y protegemos las empresas o lo vamos a tener muy mal", dijo Lujua, quien recordó que una parte importante del bienestar social, el que está ligado al sistema de pensiones, "está alimentado por las empresas. Si no hay actividad, pondremos en peligro el futuro de las pensiones".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos