El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 16 || Mañana 14 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Picasso en la prehistoria

ENTRE COLUMNAS

Picasso en la prehistoria

El British Museum abre una muestra excepcional de 'moderno' arte paleolítico

08.02.13 - 00:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El retratro más antiguo conocido de una mujer está tallado sobre un colmillo de una especie animal que ya no existe. Tiene unos 26.000 años y el soporte es un trozo pequeño de marfil de mamut. Fue hallada en Dolni Vestonice, actual República Checa, y es una cabecita muy estilizada, con los ojos, nariz y boca tallados de manera esquemática. Su función y significado son desconocidos. Su aspecto llama la atención por lo moderno que resulta. Esta figurita, que se exhibe en público por primera vez, es una de las 130 "obras maestras" de arte mueble paleolítico que el British Museum (Londres) expone hasta el 27 de mayo en una muestra excepcional, 'Ice age art: arrival of the modern mind' (Arte de la Edad de hielo, la llegada de la mente moderna), una exposición que precisamente pretende reivindicar el carácter 'contemporáneo' del primer arte de la Humanidad.

El arte paleolítico se desarrolló sobre todo en Europa desde los 40.000 a los 10.000 años antes del presente (entiéndase mediados del siglo XX como 'presente'). Sus autores y autoras eran humanos modernos, como nosotros. Sus obras se reparten en dos tipos de representaciones. Por un lado están las parietales: son las pinturas y grabados que decoran las paredes y techos de cuevas como Altamira y Lascaux, o yacimientos al aire libre como Foz Coa. Por otro lado está el arte mueble o mobiliar: es el realizado sobre un soporte exento y en principio móvil o transportable. Son figuras de bulto redondo o grabados realizados en piezas de hueso, astas, marfil, piedra y -en algunos casos de conservación raros- madera. Normalmente son pequeñas representaciones de animales, seres humanos -predominan las mujeres- e híbridos o seres fantásticos. Algunas muestran perforaciones que indican que han servido de colgantes. Por razones obvias, son piezas muy delicadas que rara vez salen de las instituciones que las custodian. Por ello, la exposición del British Museum, que reúne piezas de 15 museos europeos con otras del propio Museo londinense, es algo fuera de lo común.

Estas creaciones son "un reflejo de nuestro pasado profundo y los orígenes de nuestro arte", explica la arqueóloga Jill Cook, comisaria de la muestra. "Al mirar las más antiguas esculturas europeas y dibujos estamos mirando a la historia profunda de cómo nuestros cerebros empezaron a almacenar, transformar y comunicar ideas en forma de imágenes visuales. La exposición muestra que nosotros podemos reconocer y apreciar estas imágenes". Cuando Cook se refiere a la modernidad de estas piezas prehistóricas no lo hace metafóricamente. De hecho, uno de los atractivos de la exposición es que rompe la barrera del tiempo y une el arte prehistórico con el contemporáneo. Figurillas de hasta 40.000 años comparten sala con obras de Picasso, Matisse, Moore y Mondrian, artistas que además se sintieron atraídos por la audacia formal y estética de sus precursores del Paleolítico superior.

La venus de Lespugue, una figurita de marfil de mamut de 14,7 centímetros de altura y de unos 25.000 años, da la bienvenida a los visitantes junto a una litografía de Matisse, 'Grand Nu'. Ambas son representaciones esquematizadas de mujeres, con similar grado de abstracción. Picasso admiraba esta venus paleolítica hasta el punto de que tenía dos reproducciones de la misma en su estudio en París. Figuras como la de Lespugue tienen la capacidad estética de superar la distancia que da la antigüedad y no solo resultar reconocibles, sino también 'modernas'. Esta figurita prehistórica tiene una apariencia tan contemporánea, señala Cook, que "cuando la ve, mucha gente gente pregunta quién fue el artista que la esculpió y en qué fecha del siglo XX lo hizo".

'Ice Age art' muestra las piezas como "obras maestras" del arte, con todas las implicaciones que la palabra 'arte' supone y que tanta prudencia y hasta renuencia despiertan en los arqueólogos especializados, que tienden a matizarla porque en realidad se ignora qué función tenían estas representaciones y si la misma incluía algún aspecto estético. Sucede que el arte prehistórico es un misterio. Los expertos pueden averiguar cuándo se realizó, dónde y cómo. Pero nos falta lo más importante: no tenemos ni idea de lo que significa ni para qué servía. Es el producto de una sociedad formada por grupos de cazadores recolectores, pero ignoramos qué función tenía en esa sociedad. Salvo en la ciencia ficción, no hay forma de retroceder en el tiempo y preguntarle por las razones de su trabajo al hombre o a la mujer que talló la venus que tanto le gustaba a Picasso.

"Hay pinturas en las paredes, ¿de qué puede tratarse?", apuntó el prehistoriador Felix Garrigou al salir de la cueva de Niaux, en cuyas paredes observó unos bonitos caballos y bisontes en 1864. Faltaban 15 años para el descubrimiento de Altamira. Hoy sus colegas actuales siguen discutiendo 'de qué puede tratarse'. Al principio los investigadores le dieron un carácter lúdico al arte prehistórico. Los cavernícolas lo realizarían para pasar el rato, básicamente. Luego llegaron las interpretaciones mágicas o religiosas y sus variantes. Se ha relacionado el arte prehistórico con la magia simpática o propiciatoria, con el chamanismo y el totemismo; con cosmovisiones más o menos complejas; con algún tipo de creencia religiosa basada en la complementariedad sexual.

Algunos investigadores actuales apuntan que fue un fenómeno tan complejo que probablemente tuvo varios significados y funciones, que además pudieron cambiar con el paso del tiempo y tener variantes regionales. Jill Cook sugiere que "es probable que entonces las obras de arte cumplieran las mismas funciones como arte tal como lo conocemos hoy". Lo que no se puede negar es que son muy modernas.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Picasso en la prehistoria
La venus de Lespugue se expone en el British Museum./ Agencias
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.