Barakaldo pide un paso elevado para frenar las agresiones en los túneles de Lutxana

El concejal de Infraestructuras cree que la instalación de cámaras es un "parche" y que la videovigilancia no solucionará el problemael problema

EFEBARAKALDO

El Ayuntamiento de Barakaldo ha pedido una reunión urgente con la Diputación de Bizkaia para proponer la construcción de un paso peatonal elevado que evite el tránsito por los túneles de Lutxana, una zona considerada de riesgo para la seguridad, especialmente entre las mujeres.

La petición de la reunión llega después de que ayer, jueves, una mujer fuese víctima de un robo con violencia, cuyo autor, un hombre de 41 años, ha sido detenido hoy por la Ertzaintza.

El concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Barakaldo, Alfonso García, ha opinado que el paso elevado es la solución que los vecinos reclaman y la que el equipo de gobierno municipal siempre ha defendido.

García, en un comunicado, ha recordado que el PNV rechazó en las Juntas Generales una proposición no de norma del PSE-EE para dar una alternativa de paso peatonal a los túneles de Lutxana, "alegando que no era competencia foral".

El edil socialista ha indicado que poco después, el PNV "reconoció implícitamente" que "es una competencia foral" al llegar a un acuerdo con el PP para destinar en los presupuestos de la Diputación vizcaína una partida de 100.000 euros para la colocación de unas cámaras de videovigilancia en la zona.

Ha manifestado que "la ciudadanía pide respuestas, no absurdas guerras institucionales", y que "lo importante no es quién tiene la competencia en la materia, sino dar de una vez por todas una solución definitiva a este problema".

La portavoz del grupo municipal del PP en Barakaldo, Amaya Fernández, ha señalado que las cámaras de videovigilancia podrían haber evitado el robo y ha pedido al alcalde, Tontxu Rodríguez, que aproveche "la oportunidad que brinda" el fondo de 100.000 euros

Fernández, en una nota, ha manifestado que el PP de Barakaldo "lleva muchos años" esperando a que el equipo de gobierno socialista adopte medidas contundentes en relación con este asunto.

Desde el consistorio, García ha insistido en que las cámaras son un "parche" y que la videovigilancia no solucionará el problema, ya que al ser unos túneles largos, estrechos y de baja altura, los aparatos pueden ser objeto de sabotaje de forma sencilla.

Por su parte, el grupo municipal de Bildu ha manifestado que la solución al problema de falta de seguridad en la zona no es colocar cámaras o la vigilancia policial, sino habilitar un paso en superficie.

En una nota, Bildu ha criticado que la Diputación foral vaya a destinar una partida de 100.000 euros para instalar unas cámaras "desoyendo la petición" de los vecinos afectados de "eliminar la obligatoriedad de paso por esos subterráneos".

La portavoz del PNV, Amaia del Campo, ha considerado "urgente" que Ayuntamiento de Barakaldo y el resto de instituciones "se coordinen e inicien, desde la colaboración y el respeto interinstitucional, una línea de trabajo que sirva para devolver la tranquilidad y la sensación de seguridad" a los vecinos.

Ha señalado que "el nuevo ataque de ayer pone de manifiesto que las instituciones implicadas deben actuar con responsabilidad, asumiendo cada una de ellas la parte de la solución que le corresponda" y ha pedido al equipo de gobierno que "refuerce la presencia policial en la zona" mientras se analizan "las alternativas para devolver la seguridad a este enclave de Barakaldo".

La Asociación de Mujeres de Lutxana, con el apoyo de diversas asociaciones culturales del barrio, ha exigido al Ayuntamiento y la Diputación que acometan "inmediatamente" las obras de un paso elevado hacia el centro de Barakaldo.

Estos colectivos ha llevado a cabo esta tarde una concentración frente a los túneles de Lutxana para protestar por esta nueva agresión y reclamar ese paso en superficie desde la acera de la antigua Sefanitro en la calle Buen Pa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos