El Correo Digital
Jueves, 24 julio 2014
claros
Hoy 16 / 25 || Mañana 17 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Dame veneno que quiero vivir

EL PISCOLABIS

Dame veneno que quiero vivir

"No hay que tener miedo a la vida. Hay que vivirla". Ésta es la máxima de Ainara, que ha superado un cáncer, pero debería ser la de todos

26.01.13 - 00:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Nada más descubrir la frase me quedé a vivir en ella. Puede que fuera un instante, pero su recuerdo me rondaba en la cabeza como una canción pegadiza. "Dame veneno que quiero vivir". Un juego de palabras nacido del tema de los Chunguitos y adaptado a una verdad tan dura como real. La de los enfermos de cáncer. No pongan esa cara. No les voy a amargar el sábado. Todo lo contrario. Porque la cosa lleva gracia. Y, paradojas de la vida, de la sana. La culpa la tiene Ainara Trigueros. Una de esas personas que te encuentras un día y te dan una lección de vida. Hace dos años le soltaron la noticia. "Tienes cáncer". Fue algo más suave, pero igual de impactante. Existía la posibilidad, pero siempre la imaginó lejana. Por eso iba a las pruebas como quien va a un chequeo. Cuando se lo dijeron, se bloqueó. Tenía cáncer de mama. Aún retumbaban en su cabeza las palabras del médico. "Extracción del tumor, extirpación de óvulos y congelación para preservar la fertilidad, quimioterapia, radioterapia…" Era el de 7 de abril de 2011. El día de su cumpleaños. Hacía 33. Cruel regalo del destino. Quizá por ello y por su forma de ser se gestó, en ese momento, 'Una sonrisa y mil pañuelos'.

Llevaba tiempo pensando en hablar con ella. Así que, esta semana, me puse en contacto. Su prima Lynn es la culpable de que sepa de su existencia. Es seguidora de la página de Facebook de 'Bilbainos con diptongo', en la que cuelgo artículos como este. Me habló de Ainara. Y descubrí su blog. Si quiere comprobar cómo se puede afrontar un cáncer “de otra manera” entren en www.elblogdeainaratrigueros.blogspot.com.es o contacten por twitter en @elblogdeainara. Rezuma optimismo. De ahí que no me extrañó que respondiera al teléfono con una voz fresca y alegre. "He tenido suerte", dijo convencida de que hay que ver siempre el lado bueno. "He podido mantener mi pecho". No cuenta todo. El proceso de aceptación de la situación. Por eso le recuerdo ciertos comentarios que encontré en su blog. Cada día, durante el tratamiento, iba escribiendo. Como si fuera un diario, lanzado a ese mar llamado Internet. "Siempre fui de escribir. Y realmente, hasta que empecé la primera quimio, no me di cuenta de lo que pasaba. Sentí la necesidad de contarlo y de 'contármelo'. Ha sido mi terapia y mi psicólogo". Porque, pese a su carácter, ha pasado sus malos momentos. "Sobre todo la soledad. En las consultas no encontraba gente de mi edad y busqué en Internet un desahogo para mí y un mensaje para otros" . Así fue. Encontró gente de su generación. "La Red parece fría, pero he encontrado personas en mi situación y ahora somos amigos de verdad". Ojo, Ainara tiene familia y amigos y siempre han estado ahí, pero nadie mejor que otro enfermo para entenderte. "Hablamos el mismo idioma y nos contamos lo que nadie te cuenta".

Ainara no tiene pareja. "Si me encuentras uno…", comenta entre carcajadas. Y me extraña, viendo su envoltorio exterior y su encanto interior. Guapa y lista. Quizá, en el fondo, buscar a alguien que acepte la situación es más difícil que encontrar un príncipe azul. "El pecho está, pero también las cicatrices". Cuando lo cuenta abre el frasco de la verdad desnuda y me cuenta fragmentos cargados de intimidad. Se lo agradezco. Solo así podemos concluir que es más una sensación personal que una percepción ajena. Las cicatrices más profundas están en eso que llaman 'incertidumbre'. Siempre la hay, pero aquí más. "Tengo que ir a revisiones cada tres meses, soy lo que se dice un enfermo crónico y luego está la posibilidad de que vuelva. Y soltarle todo ello a un chico así.. por las buenas… Además, no es un brazo, es un pecho, ya sabes". Llegados a este punto le recuerdo lo que dejó escrito antes de entrar en el quirófano. "Si me quitan un pecho, buscaré un novio manco". Siempre con humor. Aunque sea negro. Ahora habla con otras que los perdieron. Y con enfermos de otros tipos de cáncer.

"Entra en Pelones", me apunta de repente. Es una web creada por 112 blogueros que se juntaron ante la necesidad de compartir experiencias y juntarse en la distancia. Crearon un grupo en Facebook de todo tipo de cáncer, para quejas del sistema sanitario, consejos y, sobre todo, para sentirse apoyados en ese grito que lanzan al aire. Han logrado ser 'trending topic' dos veces. Una en junio y otro en febrero. Una, a nivel mundial. "Nos hemos movido bastante. Con el tema del trasplante de médula recogimos 100.000 firmas, para una propuesta al ministerio". Y entonces, pone nombre a la enfermedad. "Hay una chica, Janire, que lleva año y pico esperando un donante". Apenas hay información sobre estos trasplantes. "Y eso que es muy fácil colaborar. Das vida en vida, no como la de órganos. Donas sangre y salvas una vida". Mientras la escucho veo que tiene energía para rato. Sigue currando como 'freelance' en labores de realización para publicidad y cine. Lo que hacía antes. Ni más, ni menos. Ainara camina por el Mundo pensando que su futuro tiene tres meses, prorrogables, de horizonte. Nunca se ha preguntado por qué le tocó. "No hay que tener miedo a la vida. Hay que vivirla". Esa es su máxima. Debería ser la de todos. Nos iría mucho mejor. Porque el pesimismo es el peor de los venenos. Duele, se contagia y nunca te cura. Y cuando digo nunca, es nunca. De ahí que, en este arrebato que llaman vida, necesitemos muchas Ainaras.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Dame veneno que quiero vivir
Dos imágenes del blog de Ainara
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.