El Correo Digital
Jueves, 31 julio 2014
sol
Hoy 14 / 26 || Mañana 16 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Euskadi necesita retener los cuarteles generales de las grandes empresas

econfidencial

Euskadi necesita retener los cuarteles generales de las grandes empresas

La pérdida de las sedes operativas de muchas corporaciones y la ausencia de fusiones tiene un impacto negativo en la economía vasca

30.12.12 - 17:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Nos hacen falta grandes empresas. Tenemos pocas, hemos perdido algunas e incluso los centros de decisión de otras que formalmente mantiene su sede fiscal en el País Vasco, hace ya tiempo que volaron lejos, probablemente para no volver.

Aunque hay una corriente de opinión que sostiene la tesis de que son las pequeñas y medianas empresas las que han sostenido tradicionalmente el entramado industrial vasco, lo cierto es que buena parte de ellas han nacido, han crecido y aún viven gracias a las grandes compañías que tenían cerca. Hay quien, en un ejercicio de simplificación, cree que las pequeñas empresas son aceptables pero las grandes, por el gran poder que concentran, no lo son tanto. Probablemente, como en casi todo, el equilibrio entre grandes y pequeñas es el punto de excelencia.

El nombre de “empresas tractoras” define muy bien el papel que ejercen esos mastodontes empresariales. Algunas empresas vascas, punteras en el sector de la industria auxiliar eléctrica, están hoy en Estados Unidos o en el Reino Unido, siguiendo la estela de Iberdrola, que ha actuado como nave nodriza arrastrando a sus proveedores por medio mundo. Firmas del sector del metal están hoy en China para actuar como proveedores de Gamesa. Lo mismo sucede con otros medianos proveedores que producen piezas para Fagor.

No conozco un estudio riguroso sobre el particular, pero tengo para mí que el balance del último medio siglo es negativo, en lo que se refiere al asentamiento de grandes compañías en Euskadi, al menos en lo que se refiere a la ubicación del centro de decisión. Entiéndase por tal, el lugar donde está situado el despacho principal del primer ejecutivo y del responsable máximo de compras. La influencia económica de ambos despachos sobre el universo cercano que les rodea es espectacular, créanme. En algunos casos, Madrid ha absorbido algunos de esos centros de decisión por el efecto centrípeta que ejerce la capital del Reino. En otros la muerte ha sido fruto del éxito. Importantes empresas vascas han sido vendidas a compañías extranjeras, lo que siempre provoca un desplazamiento de cientos o miles de kilómetros del epicentro de las decisiones. No es necesario dar nombres. La lista es interminable y desgraciadamente seguirá creciendo. Vivimos en una sociedad en la que, curiosamente, la sociedad ofrece más estímulos para vender una empresa que para retenerla.

Desde hace décadas, todos los planes industriales que desarrolla el Departamento de Industria del Gobierno vasco -ahora rebautizado como Departamento de Competitividad-, han contemplado la necesidad de favorecer la creación de grandes conglomerados empresariales, por la vía lógica de facilitar las fusiones. El resultado es desolador. La capacidad de influencia real del Ejecutivo vasco en las decisiones del sector empresarial privado es -como resulta lógico- realmente pequeña y ya no estamos en los tiempos en que la Administración podía imponer un acuerdo entre grandes compañías, con la zanahoria de la concesión de importantes ayudas. Ahora, la Unión Europea impide este tipo de juegos y aunque lo permitiese no hay recursos económicos suficientes para tomar partido.

Ver todos los artículos de ECOnfidencial.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Euskadi necesita retener los cuarteles generales de las grandes empresas
La sede de Iberdrola, en el corazón de Bilbao. / AFP

Convertir

en
Resultado
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.