El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 31 || Mañana 18 / 26 |
más información sobre el tiempo

Más baloncesto

Estás en: > > >
Un regreso por el arco del triunfo

BALONCESTO | NBA

Un regreso por el arco del triunfo

Nueve meses después de su lesión, Ricky Rubio confirma que el frote de la lámpara devuelve a los Wolves un genio

23.12.12 - 02:28 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La rodilla izquierda de Ricky Rubio chocó con la de un mito viviente, Kobe Bryant, el 9 de marzo. La acción parecía tan inocua que nadie se percató en ese momento de sus agrias consecuencias. El fenómeno de El Masnou se sentó sobre el parqué para agarrarse la articulación y poco después salía de la cancha a la sillita de la reina, en andas de dos compañeros. Diagnóstico desolador: rotura de ligamentos, stop brusco a una temporada inaugural excitante y dudas. Siempre quedaba la sospecha de cómo retornaría el genio catalán tras un percance tan grave. Ha sido un embarazo deportivo doliente, pleno de sufrimiento silencioso, reposo al principio y mucho trabajo en la trastienda después. Pero el parto ha merecido la pena. La madre baloncesto ha vuelto a alumbrar al ilusionista que Ricky lleva dentro.
No hay un jugador español, y la nómina ya es larga, con semejante impacto súbito en la NBA. Ni siquiera Pau Gasol, el mejor de todos los tiempos, tardó lo mismo que la distancia entre el relámpago y el trueno en maravillar a la NBA. El pívot de Sant Boi eligió la senda de la media cocción para triunfar sin tapujos. El creador formado en la Penya llegó y abrazó el santo sin demoras que valiesen. Era lo que la afición de Minneapolis llevaba esperando desde la época gloriosa de Kevin Garnett. La marcha del ‘cuatro’ a Boston inició la decadencia de los Timberwolves, que renacen con el completísimo ala-pívot Kevin Love y el embrujo que Rubio aplica a una pelota esclava de sus caprichos.
Gente al campo
Los seguidores de Minnesota entronizaron a Ricky desde el mismo momento en el que le vieron sacar conejos de la chistera, léase asistencias de otro mundo, pases sorprendentes. Basta un dato para comprender hasta qué punto el base de El Masnou ha ingresado en la iconografía del club. En cuanto la franquicia anunció su vuelta para el 16 de diciembre vendió casi 1.300 entradas que completaron el aforo del Target Center. No solo tiene enamorada a la grada, también ha conquistado el corazón de la prensa. Días antes del retorno, un periodista le preguntaba si se sentía dispuesto a conducir al equipo hasta las eliminatorias por el título. Implícitamente, el entrevistador otorgaba el bastón de los Wolves a un chico con apenas cuarenta partidos en la NBA. Una cuestión solo apta para la estirpe de los elegidos.
El baloncesto es una modalidad preciosa y completa, que aúna físico, técnica, estrategia, fortaleza mental, ritmo trepidante y la emoción de los marcadores parejos. Pero requiere, además, a jugadores que lleven gente a los campos. Rubio, indiscutiblemente, pertenece a ese género por el que el público se siente dispuesto a pagar una entrada. En Minneapolis lo saben bien, como se demostró la noche de su regreso por el arco del triunfo. No hacía falta ver ciertas imágenes. Mientras la cámara enfocaba a los diez hombres sobre la pista, un rumor propio de la mar bravía alcanzaba el parqué procedente de las tribunas. Fue escuchar el tumulto y pinchar el plano fijo del base español, sentado a la espera del cambio. La secuencia siguiente mostró a hinchas entusiastas, jóvenes vestidos con la camiseta del 9 y gente talluda que se enrojecía las palmas de tanto aplaudir.
Una obra de arte
Dice la canción que “en esto llegó Fidel, llegó el comandante y mandó a parar”. Pues en esto llegó Ricky, llegó el mariscal y mandó a jugar. En un clima efervescente, muy apropiado para un equipo que esparce esperanza, el Target Center aguardaba el primer número del prestidigitador para encadenar una serie de chispazos capaces de encender un páramo. Rubio empezó el repertorio con una asistencia picada al corazón de la zona, continuó con un pase por la espalda para el triple fallado de un compañero y elevó definitivamente el termostato mediante una obra de arte. Le quedaban pocos caminos y decidió inventar un atajo. Con un toque por detrás regaló una canasta a Stiesma previo paso del balón entre las piernas de un pívot adversario. La grada rugió al comprobar que el roce de la lámpara le devolvía un genio.
Dieciocho minutos para ocho puntos, cuatro rebotes y ¡nueve! asistencias. El barcelonés disfruta en un conjunto moldeado a su medida: joven, fresco, dinámico, bien instruido por un entrenador (Adelman) que forjó al mejor grupo de pasadores jamás visto (Sacramento Kings), con libertad pero sin libertinaje. Un equipo muy europeo con dos rusos, un serbio y Ricky; una plantilla inusual y mayoritariamente compuesta por blancos, raza que es minoría en la NBA.
Este Rubio que encanta al otro lado del Atlántico ha regresado a sus orígenes virgueros, puestos a disposición del equipo. Los que le proclamaban como un suceso extraordinario en la Minicopa de Sevilla (2004), los que le pemitieron debutar sin cumplir los quince años con la verdinegra del Joventut. Exactamente lo contrario de su regresión en el Barcelona, donde las riendas en el cuello le mermaron la confianza. El de los Wolves es el Ricky de toda la vida. “Me sentí fenomenal”, comentó al término de su redebut. “Es un jugador excepcional”, añadió el técnico perdedor en la prórroga, Rick Carlisle. “Cuando él tiene la pelota yo soy mejor entrenador”, sentenció Adelman. Es el impacto del ilusionista.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Un regreso por el arco del triunfo
Ricky Rubio en un momento del partido. /Efe

buscador

Buscador de deportes
buscar
Discovery Aventura 2015, la mayor travesía a nado de Andalucía
Esta prueba solidaria, en favor de la Fundación Vicente Ferrer, congregará a más de reunirá a más de 450 deportistas andaluces, que se enfrentarán a cuatro distancias: 500, 1.500, 4.000 y 10.000 metros
Kenia, oro y dopaje por partida doble en la quinta jornada
Julius Yego prolongó el momento dulce del atletismo keniano al proclamarse campeón de jabalina con un lanzamiento de 92,72 que le sitúa tercero en el ránking de todos los tiempos
Yidiel Contreras, único español que sobrevive el quinto día
El atleta cubano, de nacionalidad española desde abril pasado, ha sido el único miembro del equipo que ha salido airoso en su primer contacto con la competición en la quinta jornada de los campeonatos del mundo de atletismo de Pekín
Núria Picas, ante su gran objetivo del año, la Ultra Trail del Mont Blanc
La manresana disputará por tercera vez la prueba más importante del calendario con la meta de intentar subir a lo más alto del podio
Miguel Heras y Tòfol Castanyer, en la lista de candidatos al triunfo en el Ultra Trail Mont Blanc
Tras haber aspirado a la victoria en ediciones anteriores, los atletas del Salomon Etixx Team y Suunto buscan coronar el podio de la mítica carrera en su decimotercera edición, que arrancará este próximo viernes. El español Luis Alberto Hernando también ocupa un lugar destacado en la nómina de favo
La gesta alpina de Andreas Steindl, «el señor de las cumbres»
Este joven deportista suizo ha sido capaz de establecer un nuevo récord mundial, coronando cinco de las cimas más altas, que superan los 4.000 metros, de los Alpes en poco más de siete horas, rebajando su anterior registro en 77 minutos
David Rudisha y Genzebe Dibaba reyes del mediofondo mundial
Por su parte, la cubana Denia Caballero ha conseguido el primer oro americano en lanzamiento de disco femenino durante la cuarta jornada de competición en los Mundiales de Atletismo de Pekín
Ezekiel Kemboi, Shelly-Ann Fraser-Pryce y Caterine Ibargüen brillan en la tercera jornada
El atleta keniano reforzó su aura de imbatible en grandes campeonatos con su cuarto título mundial consecutivo, y la séptima medalla seguida, pues ya tenía tres platas en esta competición
Miguel Ángel López, octavo oro español en la historia de los Mundiales
El único bicampeón español es el maratoniano Abel Antón, ganador de los 42,195 kilómetros tanto en Atenas 1997 como en Sevilla 1999
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.