El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 2 / 10 || Mañana 1 / 12 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La comida preparada, "más saludable" que la de los chefs estrella británicos

comparativa científica

La comida preparada, "más saludable" que la de los chefs estrella británicos

Los platos de los cocineros famosos son más calóricos y sus valores nutricionales están más lejos de las recomendaciones de la OMS, según el 'British Medical Journal'

18.12.12 - 12:57 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La comida preparada, 'más saludable' que la de los chefs estrella británicos
Jamie Oliver, uno de los cocineros televisivos más famosos de Gran Bretaña. /AFP
La comida preparada que venden los supermercados en el Reino Unido es "más saludable" que los platos que cocinan los chefs estrella de la televisión británica, según un estudio publicado hoy por el 'British Medical Journal'.
La investigación, realizada por la Universidad de Newcastle, ha comparado los valores nutricionales de cien productos de comida lista para servir de tres cadenas de supermercados británicos con cien recetas de libros de cocina de cuatro famosos chefs, entre ellos, Jamie Oliver. Además, los análisis nutricionales de calorías, proteínas, carbohidratos, grasa, azúcar, fibra y sal de cada plato se compararon con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Los resultados demostraron que, si bien "ninguna receta o comida preparada cumplía completamente con las recomendaciones de la OMS", los platos de los cocineros televisivos eran aún "menos saludables" que comidas preparadas de las cadenas Sainsbury's, Tesco y Asca. "Las recetas de los chefs contenían significativamente más calorías, proteínas, grasas, grasas saturadas y menos fibra por ración que las preparadas", explica el estudio.
Mientras que la comida preparada contenía de media unas 490 calorías por persona, las recetas de los cocineros eran más contundentes, con una media de 600 calorías por ración. Uno de los platos de la cocinera Nigella Lawson llegaba a las 1.340 calorías por persona en comparación con las 870 calorías de la comida preparada más calórica.
Información en los libros de recetas
Las recetas de los cocineros Oliver, Lawson, Lorraine Pascale y Hugh Fearnley-Whittingstall se acercaron más a los indicadores recomendados por la OMS en las proporciones de sodio, aunque la sal utilizada para aderezar no se tuvo en cuenta. Por su parte, las comidas preparadas se aproximaron más en los niveles del carbohidratos, azúcar y fibra. "No estamos vapuleando a los cocineros televisivos, ya que entre ellos hay algunos que han hecho mucho contra la obesidad y a favor de la comida saludable", señaló hoy a la BBC el profesor de la Universidad de Newcastle Martin White.
Los investigadores explicaron no obstante que los resultados del estudio contradicen la opinión que normalmente se tiene de unos y otros platos: "Las comidas promovidas en televisión se presentan casi siempre como saludables, en contraste con las comidas preparadas, que se critican por no serlo". Por ello, han pedido a los cocineros y a las editoriales que en los libros de recetas se indique la información nutricional de los platos, al igual que hacen los supermercados con las comidas listas para tomar. El Reino Unido es el país de Europa que más comida preparada consume, equivalente a 2.500 millones de libras (3.080 millones de euros) anuales.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.