El Correo Digital
Martes, 22 julio 2014
claros
Hoy 15 / 24 || Mañana 13 / 26 |
más información sobre el tiempo

investidura del nuevo lehendakari

La emoción del regreso

La ceremonia en Gernika fue especialmente rica en gestos y en emociones y reflejaba el triunfo de una generación de políticos nacionalistas

16.12.12 - 00:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La imagen de un Iñigo Urkullu emocionado hasta las lágrimas en la jura de su cargo como lehendakari en Gernika es la metáfora de la alegría del PNV al recuperar Ajuria Enea tras tres años y medio de Gobierno del PSE. Aquel desalojo, que los mismos dirigentes jeltzales que ayer se abrazaban joviales vivieron de forma traumática, dejó una huella profunda en Sabin Etxea, que alimentó desde entonces la ya famosa máxima de 'gobernar desde la oposición'. Desde ayer, al PNV y al lehendakari Urkullu les toca gobernar desde el Ejecutivo de Vitoria, y tratar de capear el temporal económico y la caída de los ingresos con el exiguo y único apoyo de los 27 escaños jeltzales, el menor respaldo que un lehendakari ha obtenido en la historia democrática.
No obstante, y aunque el PNV es plenamente consciente de las dificultades que su situación de minoría les obligará a afrontar -la primera prueba de fuego será la aprobación de los Presupuestos vascos para 2013-, en la solemne ceremonia en la villa foral, un reflejo de la obsesión del nuevo lehendakari por conjugar sin chirridos la tradición JEL (Jaungoikoa eta lege zaharra, Dios y leyes viejas) con la modernidad y el apego a la sociedad de hoy, ninguno de los dirigentes jeltzales que han compartido con Urkullu la emoción del regreso parecía pensar en los obstáculos venideros.
Las lágrimas incontenibles de Andoni Ortuzar, que sucederá a Urkullu en el liderazgo del partido; el gesto victorioso con el puño cerrado del diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao; la visible alegría del burukide Joseba Aurrekoetxea… son la prueba irrefutable, en gestos y en emociones, del triunfo de una generación de políticos -los célebres 'jobuvis' (jóvenes burukides vizcaínos)- que ha consumado ya la conquista de las máximas cotas de poder interno e institucional. Los tres mencionados, junto a Koldo Mediavilla, Iñigo Iturrate, Aitor Esteban y algunos otros, crecieron juntos, como personas y como políticos, y juntos han tocado techo. Queda ahora gobernar, no ya desde la oposición sino desde Ajuria Enea y desde el Parlamento, donde Joseba Egibar, como portavoz y hombre fuerte del grupo sobre todo cuando Ortuzar lo abandone para presidir el EBB, será el encargado de muñir acuerdos con los grupos de la oposición.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El lehendakari Iñigo Urkullu saluda a los asistentes al acto de Gernika cogido de la mano de su esposa Lucía./ M. Salguero
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.