Fallece atropellado Víctor Cabedo, ciclista del Euskaltel

El corredor castellonense, de 23 años, ha fallecido a primera hora de esta tarde mientras entrenaba

BENITO URRABURU
Cabedo, en una foto de presentación con Euskaltel./Archivo/
Cabedo, en una foto de presentación con Euskaltel./Archivo

El ciclista castellonense del Euskaltel-Euskadi Víctor Cabedo ha fallecido a primera hora de esta tarde tras sufrir un atropello mientras entrenaba en la localidad castellonense de Almedijar, han informado fuentes del equipo vasco. Miguel Madariaga, mánager del equipo, confirmó lo ocurrido y señaló que se lo había comunicado el excampeón olímpico Samuel Sánchez.

El accidente se produjo poco antes de las dos de la tarde en el kilómetro 10,2 de la carretera CV200, en el tramo entre Almedijar y Aín, cuando el ciclista, de 23 años, ha colisionado frontalmente con un vehículo y ha caído por un barranco, han informado fuentes del Consorcio de Bomberos de Castellón, que han procedido al rescate del cuerpo. En estas tareas han trabajado un total de seis miembros del cuerpo de bomberos y tres vehículos. El conductor del otro coche implicado ha resultado ileso.

Miguel Madariaga ha desvelado que un hermano de Víctor Cabedo le ha explicado que el accidente ha sido "bajando un puerto, a unos 15 o 20 kilómetros de su casa en la provincia de Castellón". "Se ha dado de cara con otro vehículo y ha sido una muerte instantánea", ha explicado.

Cabedo debutó este año con el Euskaltel-Euskadi después de haber militado en el Orbea Continental en 2011 y como amateur con el Seguros Bilbao. Cabedo nació en la localidad de Onda, provincia de Castellón, el 15 de junio de 1989. En la temporada de su paso a profesionales también consiguió el quinto puesto en la Klasika Primavera, el noveno en el Campeonato de España en ruta y el undécimo en la especialidad al contrarreloj.

Calificado por Madariaga como corredor "muy completo" por Madariaga, Cabedo se defendía bien en todos los terrenos y eso le sirvió para que Seguros Bilbao se fijará en él. Todavía corría en juveniles, en Onda (Castellón) pero emigró al País Vasco para dar lo mejor de sí mismo. En el equipo vizcaíno logró unas de las carreras con mayor prestigio en aficionados, el Memorial Valenciaga. Ese triunfo y las maneras que le veían sus mentores le sirvieron para dar el salto al más importante de los filiales de la Fundación Euskadi, el Orbea Continental, en 2011. En ese mismo año ganó escapado una etapa en la Vuelta a Asturias, concretamente la cuarta, un recorrido de 181 kilómetros entre las instalaciones de Cafés Toscaf en Peñaullán y la capital Oviedo.

"Si me dicen ayer o el año pasado que ganaría, no lo hubiera creído", decía, radiante de felicidad, tras su primera -y finalmente única- victoria como profesional. Un triunfo que labró a unos 20 kilómetros de meta con un fuerte ataque a sus compañeros de fuga.

El cuarto puesto en la Klasika Primavera de Amorebieta y un noveno en el Campeonato de España en ruta llevó a los responsables del equipo naranja a ascenderle ya al Euskaltel en 2012.

El ciclista, que había participado en la reciente Vuelta a Gran Bretaña, se tuvo que retirar a causa de unas fiebres. El joven corredor era novio de la también ciclista Dorleta Zorilla, natural de Balmaseda y profesora del aula pedagógica de la Fundación Euskadi, lo que llevó al ciclista a estar incluso empadronado en la localidad encarcatada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos