El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 11 / 28 || Mañana 17 / 34 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La ruta oculta de los cañones del Ebro

Esta semana santa me voy a...

La ruta oculta de los cañones del Ebro

Una completa excursión en bicicleta por Burgos a través de puertos de montaña, hayedos, parques eólicos y monumentos románicos

23.03.12 - 18:21 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
AnteriorSiguiente
La ruta oculta de los cañones del Ebro
Parte de la ruta zigzaguea junto al Ebro hasta Los Tornos./ J.G.
La ruta oculta de los cañones del Ebro
Mapa de la ruta
La ruta oculta de los cañones del Ebro
Perfil de la ruta
El curso alto del río Ebro ofrece todo un intrincado laberinto de senderos y caminos naturales que resultan muy atractivos para ser recorridos en bicicleta de montaña. Si uno habla de los cañones de Ebro enseguida la atención se traslada hacia pueblos como Pesquera o Valdelateja. Sin embargo, un poco más al norte, existen varios núcleos rurales como Tudanca o Cidad que tienen menos fama, pero cuyos términos municipales esconden algunas auténticas joyas para la práctica del 'mountain bike' y el senderismo.
La ruta que os proponemos parte y termina en Villarcayo (población ubicada a sólo una hora en coche de Bilbao y hora y media de Vitoria), asciende por uno de los puertos de montaña más conocidos para los cicloturistas de Burgos, crestea entre parques eólicos, visita aldeas con monumentos románicos y cae hasta el mismo cauce del río en un descenso formidable por su belleza natural y ciclista.
Una de las bondades del recorrido es que es muy sencillo acortar el trazado y restarle dureza. Si uno no está muy en forma puede desplazarse en coche hasta la cima del alto de La Mazorra. Se ahorrará subir por asfalto un puerto de primera categoría, de unos 8 kilómetros de longitud, 420 metros de desnivel positivo y rampas de hasta el 13%. Aunque lo bonito es sudar un poco, ganarnos el bello paisaje que nos aguarda tras la ascensión.
El inicio de la singladura nos lleva por la carretera CL-629, desde Villarcayo, hasta el pueblo de Incinillas. Ciclamos tranquilos, siguiendo largas rectas de una carretera con un tráfico moderado. El terreno es favorable. Buen momento para adaptarnos a nuestra montura y calentar para lo que está a punto de venir.
En Incinillas nos desviamos hacia la izquierda y pronto nos topamos con el Ebro, que discurre encajonado, a lo largo de un intrincado desfiladero que desemboca en Valdenoceda. Esta pequeña localidad (62 habitantes censados en 2007) encierra uno de los episodios históricos más ignominioso de la historia de España. Durante la Guerra Civil se convirtió en un campo de concentración para presos republicanos. Aún hoy se pueden contemplar los vestigios de los barracones de la vieja fábrica de sedas que se convirtió en un improvisado centro de detención. Por sus ajadas celdas pasaron más de 3.000 penados entre 1938 y 1945.
Entre bosques y pinos
Pronto comienza el puerto de La Mazorra. Subimos despacio por una carretera ancha, con buen firme y arcén suficiente para transitar con seguridad. No hay alternativa viable por monte, ya que los caminos están muy fracturados y tienen mucha pendiente. Durante el ascenso podemos disfrutar de unas privilegiadas vistas de la comarca de Las Merindades. Lo duro ha pasado y tenemos ya el cielo ganado.
En una de las últimas recurvas nace una pista forestal que conduce a los parques eólicos que dominan los páramos altos de este rincón de Burgos. El camino, que serpentea entre bosques de pinos, es tendido y nos hará disfrutar. Llegando a una gran subestación eléctrica, la senda gira a la izquierda. Seguimos subiendo poco a poco hasta atravesar unos pastizales y encarar un descenso vertiginoso pero seguro hacia Ahedo de Butrón.
Esta pequeña aldea es una de las grandes sorpresas de la ruta. Tiene sólo 22 habitantes, pero la mayoría de las casas (segunda residencia de bilbaínos o burgaleses) están cuidadas con mimo y esmero. Destaca una casona ubicada frente a una fuente donde aprovisionarnos y avituallarnos. La vivienda cuenta con una balconada de madera y está adornada con aperos de labranza y otros objetos antiguos.
Rodeado de hayedos y bosques de robles y encinas, Ahedo de Butrón cuenta, además, con una iglesia románica muy apreciada por los historiadores. En el tímpano de su portada se puede ver una escena de la adoración de los Reyes Magos. La ruta nos lleva ahora hacia una pequeña colina, ubicada justo en la parte baja de la localidad. Seguimos las marcas y pronto hallamos un descenso espectacular.
El zig-zag de Los Tornos
Se recomienda precaución, aunque es toda una tentación soltar el freno y pisar el acelerador de la adrenalina a través de una bajada bacheada y flanqueada de encinas. El sendero se estrecha y se complica con un par de curvas de 180 grados, repletas de piedras. El descenso, correoso en algunos puntos, resulta todo un disfrute para los sentidos del ciclista.
El pueblo de Tudanca aparece al fondo. Lo primero que percibimos es el río y sus remansos. En verano, la zona se llena de bañistas. Las aguas bajan frías, pero cristalinas y en ellas se reflejan las agrestes paredes de piedra que aprisionan el cauce fluvial. Remontamos el río y disfrutamos de su belleza.
Pronto nos tendremos que echar la bicicleta el hombro para ascender por Los Tornos. Se trata de un zig-zag que nos saca del cajón natural y nos devuelve a los bosques y páramos. Es duro, pero corto. Aprovechamos para inmortalizar el momento y las imponentes vistas, con nuestra cámara.
De aquí a Cidad de Ebro es un paseo. Y desde esta población, rodeada de agua y puentes, regresaremos a Incinillas y Villarcayo por carretera. Allí, si se desea, se puede pernoctar, con la idea de acercarse al día siguiente a la zona más conocida de los desfiladeros del Ebro, que, esta vez sí, nos conducirá a través de Pesquera y Valdelateja.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.