El Gobierno vasco estudiará el recorte de escoltas ante la "nueva situación"

Ya en septiembre se eliminó la escolta a los ediles que dejaron de ocupar cargos públicos y se redujo de dos a un guardaespaldas la protección para los concejales socialistas y populares

EFEBILBAO

El Departamento vasco de Interior estudiará el recorte o la eliminación de escoltas a las personas que estaban amenazadas por ETA ante la "nueva situación" creada tras el comunicado de la banda en el que anuncia el cese definitivo de la actividad armada.

Fuentes del Departamento vasco de Interior han indicado hoy que con la decisión de ETA "la situación ha cambiado", por lo que a partir de ahora el Gobierno vasco, junto con el Ministerio del Interior y los especialistas en seguridad, analizarán el probable recorte o incluso la supresión de la protección a cargos públicos y miembros de otros colectivos que sufrían la amenaza terrorista.

Ya desde septiembre se eliminó la escolta a los ediles que dejaron de ocupar cargos públicos y se redujo de dos a un guardaespaldas la protección para los concejales socialistas y populares elegidos en las pasadas elecciones municipales, salvo algunas excepciones.

Tras adoptarse esta medida, la Asociación de Escoltas en Activo del País Vasco calculó que la reducción de escoltas privados acordada afecta a unos 500 profesionales en el País Vasco y Navarra. Este recorte probablemente se ampliará o se generalizará ahora y se extenderá a los escoltas privados, la Ertzaintza y los distintos cuerpos de Seguridad del Estado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos