El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 15 / 20 || Mañana 14 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
¿Quién es el animal?

BIZKAIA

¿Quién es el animal?

Las protectoras destapan numerosos casos de maltrato que ponen a diario en entredicho la condición humana

11.09.11 - 17:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
¿Quién es el animal?
Luci, una superviviente. / Pedro Urresti
La semana pasada este periódico sacaba a la luz el caso de un perro abandonado en Morga, que permaneció 24 horas atado con una soga a un contenedor de basura. El suyo no era un caso aislado. Las protectoras recogen a diario animales en condiciones deplorables. La mano que les da de comer es, con demasiada frecuencia, la que les condena también a muerte. Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, aunque la realidad se encarga a menudo de poner entredicho este aforismo. Y eso a pesar de que los animales son fieles y leales por naturaleza, sin importar la bondad o la falta de ella que caracterice a sus amos.
Y si no que se lo digan a ‘Luci’, una perrita atigrada de año y medio. Nació en Córdoba, y con apenas cuatro meses viajó a Bizkaia, donde se convirtió en el capricho ocasional de una familia de Getxo que al cabo de un año la veía más como un estorbo. La arrojaron al vacío desde el puente que sobrevuela la ‘curva de los pajaritos’, entre Algorta y Berango. En la caída, de más de 10 metros, se fracturó varias vértebras, produciéndole un neumotórax y encharcándole los pulmones. Permaneció inerte durante horas, debatiéndose entre la vida y la muerte hasta que un viandante la encontró. Contra todo pronóstico, ‘Luci’ logró burlar al destino.
«Llegó totalmente paralítica y en un estado lamentable, había que operarla de inmediato», recuerda Juan José Martínez, traumatólogo y neurólogo de la clínica veterinaria Indautxu. Inmediatamente identificaron la procedencia de ‘Luci’ gracias al microchip y contactaron con sus dueños. «Nos dijeron que no habían echado en falta ese día a la perra, que tenían que pensar qué hacían con ella y volverían a llamar». Pasaron dos días y no obtuvieron respuesta. «Cuando llega un perro en un estado tan grave, no puedes hacer nada sin el consentimiento de sus dueños», dice Juan José, así que se pusieron en contacto con la Asociación Socorro Animal Amigos de Milord (ASAAM), que se hizo cargo.
No había tiempo que perder. La operaron de la columna; lo primero era salvar sus vértebras para intentar que volviese a andar. Tras varios días hospitalizada, ‘Luci’ lograba mantenerse en pie. Gracias a los esfuerzos de los veterinarios y a la generosidad de la asociación, comenzaba una nueva vida para la pequeña. No fue un camino de rosas. Durante los siguientes meses, sus nuevos dueños, Marcos Ortega y Amagoia Rodríguez, y los padres de ésta, pasaron por un doloroso postoperatorio, marcado por los cuidados exhaustivos. Higiene meticulosa, cambios de postura, medicación... sin ellos, ‘Luci’ no hubiese salido adelante. «Estuvo dos meses en estado de shock, tumbada. No se levantaba para nada, ni te miraba si la llamabas: ausente, como sin ganas de vivir», recuerdan Amagoia y Marcos. «Por la noche escuchábamos golpes, porque intentaba ponerse en pie y se caía. Pero es cabezona como ella sola, un día se levantó y ahora no hay quien la pare». Hoy ‘Luci’ tiene 18 meses, y hace lo que hacen todos los cachorros: correr juguetona detrás de otros perros en el parque y devorar las chucherías con que le premia su nueva familia.
16 perdigones
Su caso no es único. ‘Txispas’ tenía seis años y vivía feliz en una finca que ASAAM tiene en la localidad vizcaína de Bedia. Era un cruce entre mastín y labrador de 6 años, muy alegre y sus ojos color miel tenían una mirada bonachona que desarmaba a cualquiera. Hace unos días decidió que quería dar un paseo por su cuenta. La travesura le salió cara. Salió del terreno y recibió 16 perdigonazos. Le rompieron varias costillas con un objeto punzante. «Hubo ensañamiento y le destrozaron varios órganos vitales, provocándole la muerte. Se desangró hasta morir», dictamina el parte del veterinario que certificó su muerte. Dos cuidadoras de la protectora lo encontraron muerto en el camino, junto a un reguero de sangre. Al parecer, el animal intentó regresar al hogar por sus propios medios, pero le fallaron las fuerzas. Las terribles heridas infligidas no le permitieron conseguirlo y se desplomó a escasos metros de su casa.
Uno de los problemas derivados del abandono es la identificación de los perros. Aunque es obligatorio que lleven microchip, de manera que se pueda localizar al dueño en caso de pérdida o penalizarlo si se demuestra que ha habido abandono, «pocas administraciones se preocupan de controlarlo. Si un perro sin identificar se ve implicado en un accidente o una agresión, nadie se hace responsable y, en consecuencia, nadie resarce los daños», explica Sonia Brena, responsable de SOS Bilbao.
Así le sucedió a ‘Lusa’, una perra que Sonia recogió estas vacaciones. Estaba abandonada en una zona donde ella y su familia pasaban unos días de descanso y sobrevivía con lo que le daban de comer en un puesto de helados. La acogieron en su casa, la vacunaron y le implantaron el microchip. Después se puso en adopción. Desde hace unas semanas convive con su nueva familia en el Puerto Viejo de Algorta.
‘Willow’ tiene cara de trasto y ha estado más de dos años en un centro de acogida. Se convirtió en un estorbo al necesitar medicación de por vida para no perder la vista. Tiene queratitis pigmentaria, una enfermedad autoinmune crónica. Lo primero fue encontrarle una casa que le sirviera de refugio. Gracias a los voluntarios de la asociación, pronto encontró su sitio. Ha mejorado mucho. Ahora ve mejor y es feliz; eso sí, continúa a la espera de un hogar definitivo.
El caso de ‘Lits’ es un «clásico del verano», explica Sonia. Hembras sin esterilizar que se quedan preñadas, y se convierten en un problema al dar a luz. «O la camada es sacrificada nada más nacer, o se abandonan los cachorros a su suerte para no tener remordimientos». ‘Lits’ tiene otros cuatro hermanitos que fueron rescatados desnutridos y llenos de parásitos. O ‘Nefertari’, una gata siamesa de 14años. Sorda y ciega, la encontraron en la calle agazapada y maullando, con signos de dolor. Ya en la clínica, al hacerle una radiografía apreciaron varias bolsas extrañas en su útero que resultaron ser embriones fosilizados y calcificados. Si querían salvarla, debía pasar por el quirófano. ‘Nefertari’ recobró la energía y, aunque ya sea una abuelita, le sobran las ganas de jugar. O ‘Manolita’, una gatita tricolor recogida con una triple fractura: cadera, fémur y rótula. Fue operada y, tras semanas de rehabilitación, la pequeña corretea por su nueva casa.
El catálogo de horrores, sin embargo, parece no tener fin. A ‘Janis’ la rescató la Policía en agosto cuando la quemaban un grupo de chicos, quizá aburridos de un verano que no ofrecía suficientes emociones. Esta gata siamesa llegó a la protectora abrasada, famélica y desnutrida. La recuperación ha llevado semanas, pero ha ganado un poco de peso y ya ronronea con su nueva familia en Bilbao. ‘Valentín’ no ha corrido tanta suerte. Apaleado brutalmente, fue recogido hipotérmico e inmóvil y no respondía a estímulos. Se sumió en una depresión y dejó de comer. Ahora está débil, continúa ingresado y pendiente de una casa de acogida donde le den el calor que este gato merece. Como todos los demás sólo espera el momento de cambiar la jaula por un hogar
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
¿Quién es el animal?
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.