Bilbao, deuda cero

El Ayuntamiento dejará de deber dinero a los bancos este mes al no solicitar el crédito previsto para 2010

TERESA ABAJOBILBAO

El Ayuntamiento de Bilbao cancelará este mes su deuda histórica, que en 1998 alcanzó los 207 millones de euros, y pondrá el contador a cero. Esto ha sido posible por las amortizaciones que se han venido haciendo en los últimos años -entre 2001 y 2004 se pagaron 100 millones de gastos financieros- y por la decisión de anular el crédito que se iba a solicitar en 2010. Los 22,8 millones que se iban a pedir a los bancos para terminar las grandes obras, como La Alhóndiga y el Bilbao Arena, finalmente no han sido necesarios. Los ingresos han superado las previsiones -por la aportación del Gobierno central con el Plan E, la evolución del fondo foral Udalkutxa y los aprovechamientos urbanísticos- y los gastos se han reducido al 93% debido a los recortes salariales, el ajuste en bienes y servicios y la escasa carga financiera.

Pese a tener los números a su favor, Azkuna ha optado por una política presupuestaria de prudencia y máximo rigor y descarta endeudarse para nuevos proyectos. No se me ha ocurrido hacer otra Alhóndiga, dice. No estamos para empezar construcciones, sino para acabar las que iniciamos. El escenario económico sigue dominado por la incertidumbre y la liquidación final de Udalkutxa en 2010 ha sido algo peor de lo previsto. Los analistas asumen que aunque mejore la situación los incrementos previos al año 2008 -la etapa de bonanza que deparó cifras extraordinarias en las cuentas locales- no van a volver.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos