El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 5 / 11 || Mañana 8 / 12 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La Fiscalía mantiene su petición de 40 años para dos etarras por facilitar datos de una víctima

lucha contra eta

La Fiscalía mantiene su petición de 40 años para dos etarras por facilitar datos de una víctima

Se trata de Juan Carlos Subijana Izquierdo y Zigor Bravo Saez de Urabain, cuya actuación ayudó para el asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado en octubre de 2000

18.02.10 - 15:58 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El fiscal Luis Barroso ha elevado hoy a definitiva su petición inicial de 40 años de cárcel para los presuntos etarras Juan Carlos Subijana Izquierdo, alias 'Txampi' y 'Kepa', y Zigor Bravo Saez de Urabain, a quienes acusa de facilitar información a los autores del asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado en octubre de 2000.
Durante el juicio que ha quedado hoy visto para sentencia en la Audiencia Nacional, Subijana y Bravo sólo accedieron a responder a preguntas de su abogado, para negar los hechos que se les imputan. La Fiscalía les considera cooperadores necesarios y, por tanto, autores de aquel atentado y sostiene que quedó probado que Subijana, integrante de los "comandos de información de ETA", captó a principios del año 2000 a Zigor Bravo, quien aprovechando que vivía en el piso inmediatamente superior a Casado, facilitó a ETA toda la información sobre el funcionario de prisiones, destinado en el centro penitenciario de Nanclares de Oca (Álava).
Bravo habría entregado a ETA información sobre su dirección, su vehículo, la ubicación de éste en el garaje y la clave de acceso al mismo, además de la llave de acceso. Con todo este material, miembros no identificados de la banda terrorista atentaron contra Casado, fallecido tras la explosión de una bomba adosada a su vehículo el 22 de octubre de 2000.
Bravo señaló a preguntas de su abogado que no tenía carné de conducir y que, por tanto, no tenía ni coche ni llave del garaje. También argumentó que sólo conocía a Máximo Casado "de vista" y que no sabía a qué se dedicaba, como los demás vecinos.
"La vida de mi hija se hundía"
En su declaración como testigo durante el plenario, la viuda de la víctima María Concepción Jaular relató que el padre de Zigor Bravo aparcaba "dos coches más allá" del suyo, y que en los días anteriores al atentado aquel vehículo no estaba en el garaje.
También relató que en el momento de los hechos su hija tenía 11 años. "La vida de mi hija se hundió en ese momento. Mi hija tiene que estar todavía con tratamiento sicológico, tuvo problemas de anorexia y bulimia, es el día de hoy que todavía no puede hablar de su padre. La vida de ella no es nada fácil, se lo aseguro", declaró la viuda. Además, Jaular explicó que después del atentado abandonó su domicilio: "Tuve que dejar mi casa, mi trabajo, mis amigos y mi gente".
El fiscal Luis Barroso acusa a los procesados de los delitos de asesinato terrorista y estragos terroristas. También solicita una indemnización de 600.000 euros para la familia de Casado y otra de 138.000 euros, cantidad a la que asciende la cobertura de los numerosos desperfectos materiales provocados por el atentado.
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.