El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 19 / 29 || Mañana 17 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Urgell dice que no cuestiona la marca Guggenheim en Urdaibai sino su "idoneidad"

pinacoteca

Urgell dice que no cuestiona la marca Guggenheim en Urdaibai sino su "idoneidad"

La consejera de Cultura del Gobierno vasco asegura que los informes de la Diputación de Vizcaya no incluyen las posibles afecciones medioambientales del proyecto

01.02.10 - 16:57 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Urgell dice que no cuestiona la marca Guggenheim en Urdaibai sino su 'idoneidad'
La consejera de Cultura del Gobierno vasco, Blanca Urgell , durante su comparecencia ante la comisión correspondiente del Parlamento vasco. /Efe
La consejera de Cultura, Blanca Urgell, ha afirmado hoy que el Gobierno vasco "no pone en cuestión la marca Guggenheim" en el proyecto de construcción de un nuevo museo en Urdaibai sino que "lo que se discute es la idoneidad de la marca", ya que está "especializada" en museos urbanos como el de Bilbao "pero no tenemos claro el museo que puede surgir en un entorno radicalmente diferente como es la reserva de la Biosfera".
Urgell ha comparecido hoy ante la Comisión de Cultura y Juventud del Parlamento vasco, a petición del PNV, para explicar los informes del Gobierno vasco sobre una posible ampliación del museo Guggenheim en la Reserva de Urdaibai, proyecto defendido por la Diputación de Vizcaya, socia del Ejecutivo en el Museo Guggenheim. La diputada de Cultura, Josune Ariztondo, puso fecha la semana pasada, en una intervención a petición propia en las Juntas Generales, al comienzo de las obras en 2011 y cifró el coste en cerca de los 133 millones.
La titular de Cultura hizo referencia a su última comparecencia ante la Comisión, celebrada el pasado día 16 de diciembre, en la que expresó sus "profundas dudas" respecto al proyecto aludiendo al impacto ambiental y a su concepción "simplista", al considerar que el museo se plantea como mero "instrumento" de desarrollo económico. Además, detalló que disponía de informes "muy negativos" respecto a la idoneidad del proyecto.
Urgell recordó que en aquella comparecencia subrayó que "el Departamento de Cultura no disponía de información suficiente ni había recibido informe alguno para valorar la idoneidad del proyecto" y aclaró que pese a que habló de informes debería haber empleado la palabra informaciones, ya que en ese momento disponía de un resumen genérico en base a las informaciones trasladadas desde la Diputación de Vizcaya.
Informes
En este sentido, detalló que su Departamento solicitó oficialmente al Museo Guggenheim Bilbao una copia de los informes contratados por la Diputación de Vizcaya y que actualmente se encuentra analizando las distintas partes del proyecto en su diferentes dimensiones conceptuales, económicas, medioambientales, propiedad y ubicación. "Nuestros juicios se pueden apoyar, ahora que tenemos los informes, en análisis e informes contradictorios sobre la propuesta formulada", explicó.
Sin embargo, detalló que, en los informes de Medio Ambiente, por su índice y contenido, "no es más que una explicación de lo que es la Biosfera y de sus características naturales". "Es una cosa que hubiera hecho igual, o tal vez mejor, el Departamento de Medio Ambiente no es, en ningún caso, una explicación de cuáles son las afecciones medioambientales del proyecto y de hacer un museo en una zona de la reserva de la Biosfera".
Asimismo, subrayó que la decisión final del Gobierno vasco se apoyará en "un criterio político sobre las necesidades reales, culturales, y sobre todo, económicas, sociales, que puedan justificar la intervención en Urdaibai y las apuestas en el conjunto del país". Sin embargo, insistió en que su criterio sigue siendo "similar" al mantenido el pasado mes de diciembre, ya que "sigue sin parecernos conveniente incorporarnos a un proyecto de inversión de 200 millones de euros en un edificio de arquitectura emblemática, reiterando la franquicia Guggenheim". "¿Debemos invertir 200 millones a una única carta, repitiendo apuesta y franquicia asociada, y poniendo en cuestión la sostenibilidad económica, cultural y ambiental?", se preguntó.
Idoneidad de la marca
Al respecto, precisó que el Gobierno vasco "no pone en cuestión la marca Guggenheim sino que lo que se discute es la idoneidad de la marca Guggenheim para gestionar un tipo de museo que nos plantea, en el que no tiene ninguna experiencia". "Sería un experimento que podría salir bien o mal", señaló.
Urgell recordó que la marca Guggenheim está "especializada" en museos urbanos como el de Bilbao "pero no tenemos claro el museo que puede surgir en un entorno radicalmente diferente como es la reserva de la Biosfera". "No ponemos en cuestión la marca sino la ideoneidad de esa marca para hacer un tipo de museo radicalmente distinto, en que todavía no ha tenido experiencia", insistió.
"Nuestras diferencias son profundas, de concepción acerca de lo que en términos de Cultura necesita nuestro país, de lo que deben ser las inversiones necesarias, de la disponibilidad de recursos y de la sostenibilidad futura de nuestras apuestas", defendió. +
Grupos
La parlamentaria del PNV Leire Corrales defendió que el Departamento no ha tenido falta de información por parte de la Diputación, sino "falta de interés por conocer al detalle el proyecto" y acusó al Departamento de Cultura de cuestionar la marca Guggenheim. "Es inaudito que se cuestione esta marca que ha traído a Euskadi éxito de regeneración urbana y cultural", defendió. Además, explicó que el proyecto supone una "inversión estratégica para toda Euskadi" y que al Gobierno vasco "sólo se le piden 65 millones en cuatro años".
El parlamentario del PP Carmelo Barrio defendió que actualmente es necesario una "época de análisis de los informes para poder tomar una postura", y apostó por generar un debate "sereno" en relación a la cultura vasca. Además, afirmó que "en este Parlamento no ha habido nadie que haya cuestionado la marca Guggenheim" y subrayó la necesidad de "contribuir para que esta marca siga afianzada".
Desde Aralar, Dani Maeztu, calificó este enfrentamiento como "desafortunado" ya que "se ha convertido en una competición entre la Diputación de Bizkaia y el Gobierno vasco" y lamentó que "se ponen sobre la mesa proyecto sin conocer la opinión de la ciudadanía de la comarca". Por último, el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, consideró que este proyecto "está siendo aprovechado por el PNV para tratar de gobernar Euskadi desde sus centros de poder, que son las Diputaciones forales".
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.