El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 10 / 11 || Mañana 8 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Visitando La Puebla de Arganzón

NUESTRO PATRIMONIO

Visitando La Puebla de Arganzón

Llama la atención la ausencia de publicaciones sobre esta interesantísima villa

14.12.09 - 02:22 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El municipio de La Puebla de Arganzón, a sólo 17 kilómetros de Vitoria, pertenece a la provincia de Burgos, ya que por razones históricas conforma, junto con el municipio de Condado de Treviño, el enclave de Treviño rodeado por la provincia de Álava. Las nuevas urbanizaciones han hecho crecer su población en los últimos años y llega actualmente a casi 500 habitantes. En una de sus salidas culturales la Sociedad Landázuri visitó esta villa de la mano de uno de sus residentes, Vicente Renedo, quien antes y después de su jubilación, se ha dedicado plenamente a indagar en la historia de la localidad. También nos acompañó en nuestra visita el alcalde, Roberto Ortiz.
La Puebla de Arganzón recibió su fuero de población en el año 1191, fuero que en opinión del ilustre historiador José Joaquín de Landázuri, junto con otros historiadores, fue concedido por el rey de Navarra Sancho el Sabio, diez años después del de Vitoria. Su situación geográfica al sur del desfiladero de La Puebla y en la encrucijada del camino desde la Llanada Alavesa hacia Burgos y Madrid y los caminos del este a oeste, unidos por su puente medieval sobre el río Zadorra, le dio una importancia estratégica en contiendas tales como las luchas fronterizas entre Castilla y Navarra y la Guerra de la Independencia. El pueblo amurallado conserva aún gran parte de su trazado medieval; antiguamente el Camino Real pasaba por enmedio del pueblo y el Camino de Santiago todavía lo hace, este camino central tenía dos puertas: la norte llamada de la Concepción y la sur denominada calle de Santiago.
La visita transcurrió de la siguiente manera. Primero nos llevaron a ver las murallas que dan al río, que se están desbrozando para descubrir su extensión, y el hermoso puente medieval, no romano como piensan algunos. Los romanos posiblemente usarían el vado 100 metros más abajo.
Cruzamos para ver los restos del muelle de piedra en la orilla oeste, testimonio de cuando el río se usaba para el transporte. Después visitamos la iglesia gótica del pueblo, con advocación de Nuestra Señora de la Asunción, y con muchos detalles de interés, destacando: el retablo mayor, recién restaurado y de las mejores representaciones del plateresco hispano. Conjunto formado por cinco calles y seis entrecalles, tiene un bello basamento y cuatro cuerpos con un ostentoso remate, dorado y con figuras bellamente pintadas. De vuelta al río, vimos el antiguo molino cuyo edificio ha sido rehabilitado.
Reservamos para el final el conjunto del Antiguo Hospital de Peregrinos de San Juan y la Ermita de la Virgen de la Antigua, ambos del siglo XVI, que se ven en la foto que acompaña este artículo. Pudimos ver los detalles renacentistas del edificio del hospital, ahora abandonado y amenazando ruina.
Nos explicaron que hay sobre la mesa en un despacho en Burgos un proyecto de restauración que espera desde hace tiempo su aprobación. Los 90 kilómetros que lo separan de la capital burgalesa tienen su efecto a la hora de pedir subvenciones.
En las paredes del edificio y en las de la ermita anexa se puede identificar varios grafitos dejados por las tropas de Napoleón, acuarteladas aquí antes de la Batalla de Vitoria. Todavía se puede leer nombres y fechas y algún escudo francés, pero se están estropeando con el paso el tiempo. Nos preguntamos si para el bicentenario de la batalla, en 2013, aún quedarán. Como recuerdo irrepetible de aquel evento tan importante para los alaveses, ¿sería mucho pedir que la Diputación de Álava tomara cartas en el asunto?
Antes de marcharnos, pasamos por el nuevo albergue de peregrinos, preparado por iniciativa de los señores Vicente y Javier Corcuera, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Álava, en una casa de extramuros cedida por el Ayuntamiento. Es una parada lógica en el camino a Santiago de Compostela después de pasar por Vitoria-Gasteiz, como lo fue en tiempos pasados; el pueblo ya tenía hospital en el siglo XV, sustituido en el siglo XVI por el actual Hospital de San Juan. Constan en los registros parroquiales enterramientos de peregrinos en su alrededor, así como en la ermita.
Nos llamó la atención la ausencia de publicaciones sobre esta interesantísima villa. Los documentos cuidadosamente preservados, incluidos los registros parroquiales de nacimientos desde el año 1510, constituyen material más que suficiente, si algún licenciado está buscando un tema para una tesis doctoral en Historia.
Aclaración. Sobre el artículo de hace dos semanas Izki, cantera o parque natural, agradecer a sus autores la colaboración prestada por los miembros del Instituto Alavés de la Naturaleza, Nick Gardner, presidente, y Antonio González, fotógrafo.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Visitando La Puebla de Arganzón

La Sociedad Landázuri, en la ermita de la Virgen de la Antigua.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.