El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 17 / 24 || Mañana 15 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Tres detenidos por matar a un vecino de Erandio en junio

GENERAL

Tres detenidos por matar a un vecino de Erandio en junio

Tiraron el cadáver de Ignacio Pascual a una profunda sima de Azkoitia, pero fue localizado por unos espeleólogos

05.12.09 - 03:24 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Ertzaintza ha detenido a tres personas por el asesinato de Ignacio Pascual Hernández, el hombre de 64 años cuyo cadáver fue hallado el pasado mes de agosto en una profunda sima de la localidad guipuzcoana de Azkoitia. La víctima, domiciliada en Erandio, murió a consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza. Los sospechosos fueron puestos ayer a disposición judicial. Todos los indicios apuntan a que el móvil obedece a un ajuste de cuentas.
Los arrestos se producen cuatro meses después de que agentes destinados en la comisaría de la Ertzaintza de Oiartzun iniciasen una investigación que ha resultado laboriosa y harto compleja. Portavoces del Departamento de Interior rehusaron facilitar cualquier información relacionada con el caso, toda vez que las diligencias se encuentran declaradas secretas por la juez que instruye el caso. No obstante, fuentes jurídicas consultadas señalaron que uno de los presuntos autores del delito ha admitido no sólo su implicación en los hechos, sino también la de los restantes acusados.
Ignacio Pascual Hernández falleció como consecuencia de un traumatismo craneal. Todo parece indicar que la víctima fue golpeada en la cabeza con un objeto contundente. Así se deduce de la autopsia que en las horas posteriores al hallazgo el cadáver se le practicó en el Instituto de Medicina Legal e San Sebastián.
En un pabellón industrial
El cuerpo se hallaba en una avanzado estado de descomposición y presentaba asimismo múltiples fracturas, si bien todas ellas se produjeron con posterioridad a la muerte. Los investigadores consideran que estas roturas óseas fueron consecuencia de haber sido arrojado a la sima y golpearse con las rocas en una caída de casi cien metros.
La Policía sospecha que el crimen se cometió en un pabellón industrial próximo a la localidad de residencia del fallecido y que posteriormente el cadáver fue trasladado hasta la sima Bide Gorri de Azkoitia. Al parecer, los presuntos autores aprovecharon la oscuridad de la noche para trasladar el cuerpo y lanzarlo a la oquedad. Fuentes consultadas indicaron que los imputados efectuaron dos viajes, ya que en el primero les fue imposible desprenderse del cadáver.
Los restos de Ignacio Pascual se encontraban envueltos en una lona blanca y atados con una cuerda y una brida de color negro. Fueron tres espeleólogos de la localidad barcelonesa de Cardedeu quienes lo encontraron a casi un centenar de metros de profundidad. Fue un hallazgo un tanto casual, ya que los integrantes del grupo no tenían pensado descender a la sima Bide Gorri, sino a la de Aitzondo, situada también en la zona. Ambas oquedades se localizan junto a la carretera que discurre entre los altos de Azkarate e Itziar, cerca de barrio azkoitiarra de Madariaga. Sin embargo, las predicciones de mal tiempo llevaron a los espeleólogos a modificar sus planes iniciales.
La Ertzaintza baraja como hipótesis más probable que el móvil del crimen se deba a un ajuste de cuentas, aunque no desveló los motivos. El fallecido estaba vinculado con el mundo de la droga o, al menos, lo había estado. Poseía antecedentes policiales por delitos relacionados con el consumo y tráfico de estupefacientes. Los investigadores también barajaron como hipótesis el robo, ya que el día la desaparición, Ignacio Pascual llevaba consigo una considerable suma de dinero, dijeron algunos conocidos.
Fuentes del caso indicaron que los arrestados podría ser residentes de la comarca de Mungia, aunque este extremo no ha podido ser confirmado. Ignacio Pascual Hernández, a quienes sus más allegados conocían como 'Demonio', fue visto con vida por última vez el 12 de junio. Su cadáver no fue hallado hasta el 6 de agosto.
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.