El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 19 / 29 || Mañana 17 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Prueba de fuego en el Índico

KEPA ETXEBARRIA.

Prueba de fuego en el Índico

El armador del pesquero ha conducido la negociación desde Nairobi, dos años después de heredar el cargo

18.11.09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Apenas lleva dos años al frente de Etxabastar Fleet, pero ha tenido que ponerse al timón de una correosa negociación de casi 47 días en la que estaban en juego uno de sus tres buques y, sobre todo, sus 36 tripulantes. Kepa Etxebarria, armador del 'Alakrana', estaba de vacaciones en Kenia el 2 de octubre, cuando le comunicaron que el atunero había sido secuestrado. Ya no se movió de allí.
Se instaló en Nairobi, en la residencia oficial de Martín Cinto, embajador español y negociador en éste y otros secuestros en el Índico, como el del 'Playa de Bakio'. Junto a él, Etxebarria ha conducido una negociación larga y desconcertante. «Está desquiciado porque un día parece que han llegado a un acuerdo y el siguiente cambian de opinión y le exigen otra cosa; los piratas no saben lo que quieren», transmitía hace dos semanas un amigo íntimo de su pueblo, Bermeo.
Etxebarria es armador de familia. Hace dos años heredó el cargo de su padre, quien a su vez lo tomó del abuelo, Plácido Etxebarria, conocido en Bermeo por el apodo de 'Alakrana'. De ahí precisamente el nombre del atunero. Fue un pionero en la pesca de túnidos tropicales. Fundó Etxebastar en 1969 junto a un grupo de emprendedores bermeanos que dejaron a un lado la pesca de bajura del Golfo de Vizcaya y se embarcaron en la captura del atún en aguas del Cuerno de África.
Un rehén goloso
Dos generaciones después, Etxebastar intenta entrar en el mercado japonés del shashimi. Para eso invirtieron 30 millones de euros en fletar el 'Alakrana', dotado con tecnología punta para el ultracongelado de pescado a 55 grados bajo cero, con capacidad para 120 toneladas de atún y un número de tripulantes mayor del habitual. Un 'rehén' muy goloso para las mafias piratas. Kepa Etxebarria ha guardado un silencio casi absoluto durante el secuestro. Desde el principio advirtió del peligro de dar a los captores carnaza en forma de polémica que pudieran aprovechar.
Durante 47 días, sólo transmitió a la opinión pública lo «delicado» de la situación que atravesaban y pidió «comprensión». La amenaza de muerte que lanzaron los piratas sobre su tripulación -amigos más que empleados- fue angustiosa. «Estoy agotado», confesó entonces. Trascendió que la presión le hizo, incluso, enfermar. «Lo está pasando muy mal», comentaban en Bermeo quienes han mantenido contacto con él durante el último mes y medio. Etxebarria ha tenido hilo directo durante el secuestro con la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, a quien rogó «un consenso político, jurídico, mediático y social» para lograr la liberación.
Este joven armador ha tenido que manejar un problema empresarial, pero sobre todo un drama familiar. Por desgracia, el ataque pirata no fue una sorpresa para Etxebastar. Semanas antes del apresamiento, el 'Alakrana' sufrió otro intento de abordaje. «El mal tiempo por los monzones nos ha dejado cierta calma, pero el estado de la mar ha mejorado y mucho me temo que en breve secuestren algún atunero», pronosticó Etxebarria tras eludir aquel ataque. Lo que no esperaba es que los secuestrados iban a ser sus 36 tripulantes y que tardarían 47 días en volver a navegar libremente.
Ayer, con el buque rumbo a Sheychelles, transmitió con pesar que los piratas «se sienten ganadores». Etxebastar Fleet expresó públicamente su «profundo agradecimiento a quienes han colaborado en la resolución del secuestro».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.