Desviar el río Gobela

E. M.GETXO

Cuando comiencen, las obras serán complejas, ya que requerirán desviar el curso del Gobela a la altura de la plaza. Luis Almansa avanzó que también se plantea un parking subterráneo debajo del actual -en superficie-, ya que el desplazamiento del río liberaría un espacio en el subsuelo. Pero antes de recalificar el terreno que alberga el parking provisional, el Ayuntamiento deberá reunirse con los vecinos de la calle Ibaigane. El Gobela discurre bajo tierra casi pegado a sus casas, lo que origina graves problemas de humedades.

Almansa explica que el río se acabará «separando de las edificaciones de la calle Ibaigane», un propósito defendido por su grupo desde 2005. Entonces, varias comunidades de propietarios denunciaron los perjuicios que les provocaba la cercanía del cauce y el PSE acudió a los tribunales. El juez les dio la razón y exigió que se respetaran las distancias que fija la ley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos